lunes, 25 de abril de 2016

EULOGIO DE LA SALUD GÓMEZ (1893-1947), RELATO DE UNA HISTORIA INCOMPLETA.


Datos para la investigación de un torrebajense exhumado en el cementerio de Valencia, 
presuntamente fusilado.




“Eulogio estaba casado con una hermana del tío Casto,
a la que llamaban Ana y tuvieron dos hijas, decían que muy guapas;
su madre las llevaba siempre muy arregladas, no sabía qué ponerles...”
-del contenido textual-.






Palabras previas, a modo de introducción.

Cierta mañana de mediados de febrero recibí una llamada de la secretaría del Ayuntamiento de Torrebaja (Valencia), solicitando mi colaboración para identificar a una persona del pueblo. No me sorprendió que me llamaran, otras veces he recibido requisitorias y correos de este tipo. Obviamente, no me dedico a buscar personas; sin embargo, quienes requieren mis servicios piensan que -en tanto Cronista Oficial de la Mancomunidad- poseo un gran archivo con todo tipo de datos, lo cual no es así, aunque algunos tengo. Propiamente, donde mejor están los documentos históricos es en los archivos públicos.

En el caso presente, se trataba de la información recibida en la secretaría municipal, procedente de una Asociación Cultural denominada “La Gavilla Verde”.[1] El nombre de esta sociedad me sonaba, enseguida la vinculé con el maquis de la posguerra y con Santa Cruz de Moya (Cuenca), tema sobre el que había escrito tiempo atrás.[2] Según entendí, dicha asociación, en relación con la Ley de Memoria Histórica,[3] había llevado a cabo una exhumación autorizada en una fosa común del Cementerio Municipal de Valencia, y junto a los restos del cadáver buscado encontraron otro que de alguna forma pudieron identificar. Se trataba de un individuo de nombre Eulogio de la Salud Gómez, natural de Torrebaja, Valencia.

Inicialmente, la colaboración que el Ayuntamiento esperaba de mí era para encontrar la línea familiar del finado, con la intención de notificarlo a sus descendientes, si los hubiera. Pues, aunque habían encontrado su partida de nacimiento en los libros del Registro Civil, desconocían la familia de pertenencia: en el pueblo, no obstante, hay pocas familias que porten el primer apellido del muerto.

torrebaja-valencia-camino-rento
Vista parcial de Torrebaja (Valencia), desde la ribera derecha del Turia (2016).


Fundamentos para una pesquisa.
El apellido “De la Salud” es conocido en Torrebaja, aunque poco frecuente; por el contrario de “Gómez”, que es muy común. Inicié la pesquisa con una búsqueda en Internet, tecleando el nombre del finado: <Eulogio de la Salud Gómez> Providencialmente, el buscador me mostró la IIIª parte de mi libro “Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz” (Valencia, 2009), página 523: allí se muestra una tabla correspondiente a una “Relación de calles y muros” realizado por el Ayuntamiento de Torrebaja en 1939, con los nombres y apellidos de los titulares o domiciliados en aquel momento. Dado que el censo reseña las casas hundidas por los bombardeos de la aviación franquista durante la guerra, hemos de pensar que se compuso con la intención de solicitar ayudas a Regiones Devastadas por los desastres de la contienda.

En esta relación, el nombre de la búsqueda –Eulogio de la Salud Gómez- aparece en la calle del Rosario, número 63 –entre José Gómez Mínguez (a) el Sordo, que ocupa el número 61 y Juliana Jiménez Puerta, que ocupa el 65. Ésta última casa fue demolida hace unos años, porque amenazaba ruina, quedando hoy el solar.

El listado contiene otros dos nombres con los mismos apellidos: Enrique de la Salud Gómez, que ocupa el número 3 de la calle Cantón, entre Pablo Blasco Aparicio, que ocupa el número 1, y Ricardo Hernández Luz, que ocupa el número 5. Inicialmente pensé que podría tratarse de “Enrique de la Salud”, nombre que se comparece con el reseñado en el IIIer Ayuntamiento de Torrebaja durante de la revolución y Guerra Civil (1936-39), allí figura como Alcalde, cuya fecha de nombramiento y cese comprende desde junio de 1938 hasta noviembre de 1938. Asimismo, figura como concejal en el IVº Ayuntamiento que hubo en la localidad durante el mismo periodo histórico, siendo alcalde Enrique Ramírez Peinado, (a) el Sastre Largo, natural de Ademuz, Valencia. La fecha de nombramiento y cese de este último consistorio se establece entre noviembre de 1938 y marzo de 1939. En ambos casos el referido alcalde y concejal tiene su residencia (en 1943) en la misma calle Cantón.[4] Una lectura más detenida del texto de referencia me hizo descartar esta asociación, ya que según me informaron, el citado “Enrique de la Salud” que participó en los Ayuntamientos de la Guerra era conocido como Enrique el Casimiro, lo que le hacía hermano de Antonia la Cristas y de Jesús, marido de Clotilde la Mosquita... Dichos hermanos eran “de la Salud Hernández”, siendo pues distintos de los hermanos “de la Salud Gómez”. La deducción anterior, sin embargo, aún siendo lógica, no acababa de encajar en mi esquema mental, ya que la situación de la vivienda donde se ubica a Enrique de la Salud Gómez corresponde a la familia “de la Salud Hernández”. Investigaciones posteriores me llevaron a otro censo -este de 1950-: en este registro, buscando la calle Cantón puede verse a un tal “Enrique de la Salud Hernández” (albañil), situado entre Pablo Blasco Paricio (labrador) y Ricardo Hernández Luis (electricista). Ello me llevó a pensar que en el Censo de Casas de 1939 hay un error del escribano, y el tal “Enrique de la Salud Gómez” no existe, correspondiendo realmente a Enrique de la Salud Hernández (a) Enrique el Casimiro [Archivo Histórico Municipal de Torrebaja, Año 1950, Caja 44/3].


El siguiente nombre del listado con idénticos apellidos es Juan José de la Salud Gómez, que ocupa el número 11 de la calle Carretera (de Cuenca-Teruel), entre una casa deshabitada (número 5) y Julián Pérez Soriano, que ocupa el número 13. Dicho señor casó con Vicenta Gómez Muñoz (1887-1971), de cuyo matrimonio nació Mercedes de la Salud Gómez, esposa de Francisco Miguel Rodilla (1904-1996), alias Toperas.

torrebaja-valencia-campanario-rento
Vista parcial de Torrebaja (Valencia), desde la ribera derecha del Turia (2016).


Volvamos a Eulogio de la Salud Gómez... Siguiendo su pista inquirí a algunas personas mayores del pueblo, por si tenían noticias del mismo que pudieran ayudarme a filiarlo. Un vecino -el señor Armando León Valero (Vallanca, 1924)- me comentó:
  • Sí, me acuerdo algo de este señor... Vivía en la calle del Rosario, junto a la casa del Roches. Tenía dos hijas, una de ellas, Isabel, se casó muy bien en Madrid, alguna vez estuve en su casa, el matrimonio vivía en la Plaza del Perú… Tenían también casa en Mora de Rubielos, una casona grande que habían convertido en museo.
  
Una vecina –la señora Aurora Sánchez Fortea (Torrebaja, 1926)- me comentó:
  • Claro que me acuerdo de tío Eulogio, era un hombre alto y delgado, vivía al final de la calle del Rosario, junto a la casa del Roches... El Roches tenía algo de tasca en la planta baja, con algunas mesas y sillas, un banco con un par de lebrillos con tramusos y cacahuetes, y una medida de madera para el vino, allí iban los hombres al beber. Las niñas de mi época íbamos los domingos a comprar un cucurucho de cacahuetes por una perra gorda... Mis tíos Antonio y Miguel Fortea tenían la concesión de la línea de Cuenca a Barcelona, pero el negocio fracasó y se quedaron empeñados con la gente del pueblo que les había prestado dinero. Uno de ellos fue el tío Eulogio, que a cuenta de lo que le debían mis tíos se quedó un huerto que teníamos donde la Cruz Roja... Este hombre tenía dos hijas, una de ellas se casó bien con un chico, no sé si de Mora de Rubielos o Rubielos de Mora, pero que tenían casa allí. Marina, la de Ricardo Fombuena, que era prima hermana suya fue a verla, y al volver no paraba de contar, que si tenían una casona antigua de piedra, grande y muy bonita... Claro, Marina Licer era hija del tío Casto, hermano de la madre de estas chicas, a la que decian Ana. Después de la guerra el tío Eulogio y su familia se marcharon del pueblo, no sé si a Valencia...


Cuando mis informantes dicen que el señor Eulogio vivía “junto a la casa del Roches” se refieren al marido de Juliana Jiménez Puerta, vecina del finado, lo que coincide con la información arriba expuesta. Se alude también a Ricardo Fombuena, refieriéndose al señor Ricardo Fombuena Vidal (Barcelona, 1924-Madrid, 2011), escritor y poeta.[5]

torrebaja-valencia-campanario-rento
Vista parcial de Torrebaja (Valencia), desde El Rento, con detalle del campanario de la parroquial Santa Marina Virgen (2016).


Del cementerio municipal de Torrebaja.
El cementerio municipal de Torrebaja se halla en la partida de Los Llanos, al noroeste de la población, margen izquierda de la CN-330-420 -dirección Teruel-: el primer enterramiento en este cementerio tuvo lugar el 30 de abril de 1920.[6] En los nichos del fondo derecha hay una lápida de color gris-oscuro con la siguiente epigrafía:



Francisco/ Miguel Rodilla
+ 20-1-1996 de 92 años

Mercedes/ de la Salud Gómez

+ 11-7-1970 de 57 años
Vuestros hijos y nietos/ no os olvidan

Juan José/ de la Salud Gómez

+ 17-11-1959 de 81 años
Vicenta/ Gómez Muñoz
+ 25-11-1971 de 84 años
Vuestros hijo/ nietos y familia
RIP



juan-jose-salud-gomez-torrebaja-valencia
Detalle de la lápida del señor Juan José de la Salud Gómez (1878-1959), hermano mayor de Eulogio de la Salud Gómez (1893-1947), 2016.


El señor “Juan José/ de la Salud Gómez”, padre de la señora “Mercedes/ de la Salud Gómez”, era hermano de Eulogio de la Salud Gómez.


torrebaja-valencia-cementerio-municipal
Detalle del pasillo principal del Cementerio Municipal de Los Llanos en Torrebaja (Valencia), 2016.


Del archivo municipal de Torrebaja.
En el Registro Civil de Torrebaja (Valencia), folio 95, recto y vuelto del Libro de Nacimientos, año 1893, figura el Acta de Nacimiento de Eulogio de la Salud Gómez, cuya partida dice:
  • <En el Pueblo de Torrebaja, á las diez/ de la mañana del día cuatro de Julio/ de mil ochocientos noventa y tres ante D. José Sánchez/ Rubio Juez Municipal, y D. Francisco Valero/ Jarque Secretario, compareció Mariano de la/ Salud, natural de Torrebaja/ término del mismo, provincia de/ Valencia/ domiciliado en Torrebaja/ presentando, con el objeto de que se inscriba en el Registro Civil, un niño, y/ al efecto, como Padre del mismo declaró:/ Que dicho nicho nació en su propio domicilio/ el día dos del mes de la fecha á las/ diez de la noche./ Que es hijo legítimo de Mariano de la Salud/ Durvan, natural de Torrebaja, tér-/ mino municipal del mismo, provincia de/ Valencia, de edad treinta y nueve años, su ocupación Labrador y domiciliado en/ Torrebaja/ y de Isabel Gómez/ natural de Torrebaja, término municipal del/ mismo provincia de Valencia/ edad treinta y cuatro, dedicada a las faenas/ de su sexo y domiciliada en/ Torrebaja./ Que es nieto por línea paterna de Mariano de la Salud, natural de Teruel, término municipal del mismo, provincia (de Teruel)/ mayor de edad, de estado Casado, de ocupación Labrador/ domiciliado en Torrebaja/ y de Isabel Durvan/ natural de Libros, término municipal del/ mismo, provincia de Teruel/ mayor de edad, de estado Casada, dedicada á las faenas/ de su sexo domiciliada en Torrebaja/ y por línea materna de los difuntos Manuel Gómez/ natural de Torrebaja, término (fol. 1v) [...] y de Francisca Marqués/ natural de Balacloche, término municipal del mismo, provincia de Teruel./ Y que al expresado niño se le puso el nombre de Eulogio./ Todo lo cual presenciaron como testigos Tomás Pérez Martín/ natural de Torrebaja/ provincia de Valencia mayor de edad, de estado Casado/ ocupación Zapatero, domiciliado en/ Torrebaja/ y Francisco Valero Muñoz/ natural de Torrebaja, provincia de/ Valencia, mayor de edad, de estado Casado, ocupación Pintor, domiciliado en Torrebaja./ Leída íntegramente esta acta, é invitadas las personas que deben suscri-/ birla á que la leyeran por sí mismas, si así lo creían conveniente, se estampó en ella el sello del Juzgado Municipal, y la firmaron el Sr. Juez y los testigos,/ no el declarante por expresar no saber/ y de todo ello como Secretario certifico. El Juez Municipal, José Sánchez./ Testigos, Tomás Pérez/ Francisco Valero./ El Secretario, Fran.co Valero>

En el margen izquierdo del Acta, por debajo del nombre del titular, dice “Gemelo”, lo cual concuerda con la siguiente acta, número 96, cuyo titula es Jacinto de la Salud Gómez, bajo cuyo nombre figura también la designación “Gemelo”.


Líneas familiares de Eulogio de la Salud Gómez (1893-1947).
Nombre y apellidos
padres
Abuelos
Paternos
Maternos
Eulogio
de la Salud Gómez
(Torrebaja, 1893-Valencia, 1947)
Mariano
de la Salud Durvan (Torrebaja, 1854)
Isabel Gómez Marqués (Torrebaja, 1859)
Mariano de la Salud
(de Teruel)
Isabel Durvan
(de Libros-Teruel)
Manuel Gómez
(de Torrebaja)
Francisca Marqués
(de Valacloche-Teruel)
Elaboración propia (2016).


La conclusión de la pesquisa permite afirmar que Juan José (1878-1959), Manuel (1889-¿?), Eulogio (1893-1947), Jacinto (1893-¿?) y Julio de la Salud Gómez eran hermanos -pudiendo haber otros-, todos ellos hijos de Mariano de la Salud Durván e Isabel Gómez Marqués. Como dato curioso podemos anotar que el tal Julio de la Salud, a mediadosde los años veinte del pasado siglo regentaba el café "Los Cesáreos", siendo él quien sirvió el vaso de agua de pozo que bebió el ditador Primo de Rivera cuando pasó por Torrebaja, camino de Teruel: esto fue en los primeros días de agosto de 1927.[7]

torrebaja-valencia-tamarices
Vista parcial de Torrebaja (Valencia), desde El Rento (2016).


Del Registro Civil de Valencia Capital.
En el Registro Civil de Valencia capital, Libro de Defunciones, año 1947, Número 214 (43) figura el Acta de Defunción de Eulogio de la Salud Gómez, cuya partida dice:
  • <En la ciudad de Valencia, provincia de la misma/ a las trece horas del/ día cuatro de Junio de mil nove-/ cientos cuarenta y siete, ante D. José Guerraban Mar-/ tín, Juez de Primera Instancia, Juez Municipal/ y D. Celso Densa Lamperio, Abogado/ Secretario, se procede a inscribir la defunción de/ D. Eulogio de la Salud Gómez/ de cincuenta y cinco años natural de Torrebaja/ provincia de Valencia, hijo de Mariano/ y/ de Dª Isabel/ domiciliado en calle de Eugenia Viñes/ número treinta y dos piso/ de profesión jornalero y de estado casado con/ Ana Licer Casinos./ (fol. 43v) falleció en el paso a nivel de las Arenas del tren eléctrico el día treinta y uno/ de Mayo último a las diez horas y/ minutos, a consecuencia de [---], según resulta/ de la carta orden recibida/ y reconocimiento practicado, y su cadáver habrá de recibir sepultura en el/ Cementerio de Valencia. Esta inscripción se practica/ en virtud de carta orden del Juzgado de Ins-/ trucción número uno de esta Capital./ Leída esta acta, se sella con el del Registro Civil y la firman el Sr. Juez,/ de que certifico./>

Respecto a la esposa del finado, señora Ana Licer Casinos, por los apellidos que porta y las referencias arriba expuestas, sabemos que era hermana de Casto Licer Casinos (Ademuz, 1893-Valencia, 1937), ambos hijos de José y de Josefa, él de Alobras (Teruel) y ella de Torrebaja.[8]

josefa-casinos-gomez-torrebaja-valencia
Detalle de la lápida de Josefa Casino Gómez (1878-1933), madre los hermanos Licer Casinos -Casto y Ana-: Ana fue la esposa de Eulogio de la Salud Gómez (1893-1947), en el Cementerio Municipal de Torrebaja (Valencia), 2016.


Una pista con final insospechado.
La historia es un tapiz necesariamente incompleto, en el que cada nueva puntada colabora sin embargo a perfilar un hecho histórico. De Eulogio de la Salud Gómez sabíamos de su nacimiento, que tuvo lugar en Torrebaja el 4 de julio de 1893, hijo de Mariano y de Isabel, nacido de un parto doble, toda vez que era gemelo de Jacinto. Falleció en Valencia, el 31 de mayo de 1947, a las diez horas “en el paso a nivel de las Arenas del tren eléctrico”. El registro no relata el motivo de la muerte, pues el apartado “a consecuencia de” se halla sin cumplimentar. Su cadáver recibió sepultura en el “Cementerio de Valencia”, y la inscripción en el Registro Civil se practicó “en virtud de carta orden del Juzgado de Ins-/ trucción número uno de esta Capital”. El simple hecho de la intervención judicial indica que las circunstancias de su fallecimiento fueron específicas, particulares, no habituales.

Vista el acta de defunción, hemos de descartar sin embargo que el finado fuera fusilado, víctima de la represión franquista en la posguerra. Entonces, ¿cuál es el motivo o los motivos de que sus restos mortales fueran colocados en una fosa común, junto a personas presuntamente represaliadas? ¿Acaso sus familiares no le reclamaron o no se hallaban en condiciones de pagar las tasas que debían abonar al Ayuntamiento de Valencia? En principio la cuestión era un misterio, toda vez que no había podido contactar con ningún familiar directo que pudiera aclararlo. La respuesta me la dio una vecina –señora Trinidad Martínez Arnalte (Torrebaja, 1941)- a la que casualmente pregunté por el finado. Mi informante desconocía absolutamente el origen de mi pesquisa, así como la partida de nacimiento y de defunción arriba expuestas -su comentario fue del tenor siguiente-:
  • <Yo no conocí a este señor, pero he oído hablar de él... Era hermano del tío Juan José, padre de Mercedes la Toperas, que vivía en la carretera y del tío Julio el Borde, segundo marido de la tía Anica, que vivía en una casa de la calle Zaragoza, esquina con la de san Roque... Eulogio estaba casado con una hermana del tío Casto, a la que llamaban Ana y tuvieron dos hijas, decían que muy guapas; su madre las llevaba siempre muy arregladas, no sabía qué ponerles... De este señor Eulogio se dijo que se había suicidado en Valencia, tirándose al tren...>

Las palabras finales del testimonio de la señora Trinidad aportan la clave del enigma, el señor Eulogio de la Salud Gómez se hallaba en una fosa común, muy probablemente por haber cometido suicidio, razón por la que, según las normas canónicas de la Iglesia de entonces, no podía ser sepultado en tierra sagrada. A falta de otra explicación, la hipótesis expuesta resulta perfectamente razonable.



torrebaja-valencia-reguero
Vista parcial de Torrebaja (Valencia), desde El Reguero (2016).

Palabras finales, a modo de epílogo.

La pesquisa llevada a cabo, referida al señor Eulogio de la Salud Gómez (Torrebaja, 1893-Valencia, 1947), natural de Torrebaja, nos ha llevado a su Partida de nacimiento y a su Acta de defunción: entre ambos registros queda confinada la vida civil del individuo, no su persona, pensamientos, expectativas, sueños y frustraciones.

Hijo de Mariano y de Isabel, ambos de Torrebaja, sus abuelos paternos procedían de Teruel y Libros (Teruel) y los maternos de Torrebaja y Valacloche (Teruel). Nacido el día 2 de julio de 1893, a las diez de la noche (22:00 horas), falleció en Valencia el día 31 de mayo de 1947, a las diez horas (10:00 h), contaba 54 años (55 años, según el Acta de defunción).

Sabemos que tuvo varios hermanos: Juan José, Enrique, Julio... y un gemelo de nombre Jacinto, pues Eulogio nació de un parto doble.

Respecto de su matrimonio, sabemos que el señor Eulogio casó con la señora Ana Licer Casinos –hermana de señor Casto-, con la que tuvo al menos dos hijas, según testimonios “muy guapas”; “una de ellas, Isabel, se casó muy bien en Madrid, alguna vez estuve en su casa, el matrimonio vivía en la Plaza del Perú…”. En Torrebaja, el señor Eulogio tuvo su residencia en la calle del Rosario, número 61: entre la casa de José Gómez Mínguez (a) el Sordo y la de Juliana Jiménez Puerta, mujer del Roches. Y en Valencia, residió en la calle Eugenia Viñes, número 32.

El hecho de que su cadáver apareciera en una fosa común del cementerio de Valencia hizo sospechar a los investigadores que pudo ser fusilado tras la guerra, pues al parecer sus restos se hallaban próximos a alguno o algunos presuntamente represaliados por el franquismo. Dicha sospecha se desvanece, sin embargo, pues según su Acta de defunción “falleció en el paso a nivel de las Arenas del tren eléctrico”. Según el testimonio expuesto, “De este señor Eulogio se dijo que se había suicidado en Valencia, tirándose al tren...”.

El motivo de que sus restos fueran hallados en una fosa común, hipotéticamente puede explicarse porque cometió suicidio, y en su tiempo –y desde la Edad Media-, la Iglesia católica no permitía que los suicidas descansaran en tierra sagrada. Es más, en todos los cementerios parroquiales (de la Iglesia) antiguos, había un lugar o recinto de tierra sin bendecir destinada a inhumar a los que morían sin bautizar, a los herejes, excomulgados, suicidas y supliciados.[9] En el último Código Canónico (1954), todavía se condena a los suicidas, y a todos aquellos que no están dentro de la Religión Católica, Apostólica, Romana. Una medida que de alguna forma pretendía ser preventiva del suicidio (en tanto atentado contra la propia vida o la ajena, bienes protegidos por la Ley Natural y por los mandamientos de la Ley divina),[10] a la vez que profundamente anticristiana, ya que el acto es sustancialmente humano y tiene o puede tener motivaciones complejas que escapan al juicio de los hombres.

En suma: desconocemos en absoluto cuál o cuáles fueron el motivo o los motivos que supuestamente llevaron a nuestro coterráneo a quitarse la vida; su dramática decisión pertenece al ámbito de lo íntimo y personal, y difícilmente podremos conocerla. Hallados e identificados sus restos, los descendientes -si los hubiera y pudieran encontrarse-, tal vez desearan inhumarlos más dignamente. En cualquier caso, descanse en paz. Vale.





[1] La Gavilla Verde: Asociación sociocultural: Santa Cruz de Moya (Cuenca). 
[2] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Los guerrilleros del maquis antifranquista, ¿héroes ovillanos?, del sábado 26 de abril de 2014.
[3] Ministerio de Justicia: Gobierno de España: Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre), por la que se reconocen y amplían los derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil o la dictadura.
[4] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Ayuntamientos, Juntas Gestoras y Comités constituidos en Torrebaja durante la revolución, en Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, 2011, vol. IV, p. 394.
[5] ID. A don Ricardo Fombuena Vidal, in memoriam, del lunes 17 de octubre de 2011.
[6] ID. Iconografía funeraria en el cementerio de Torrebaja (Valencia), del miércoles 16 de noviembre de 2011.
[7] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo (2011). Don Miguel Primo de Rivera, de paso por el Rincón de Ademuz, del jueves 1 de marzo de 2012.
[8] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo (2011). El expolio de las iglesias y ermitas de Torrebaja durante la revolución, con detalle de los daños, en Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, vol. IV, p. 411.
[9] <[…] a la mayoría de muertes violentas, pero especialmente a los suicidas, la Iglesia e incluso el pueblo, no sólo les negó la sepultura cristiana, sino también cualquier tipo de duelo y oraciones o misas> GÓMEZ DE RUEDA, Isabel. Ritos exequiales: no creyentes, no bautizados y suicidas, en Revista Murciana de Antropología 2 (1997) 179-187.
[10] Según San Agustín: “No es lícito matarse, ya que esto se debe entender como incluido en el precepto No matar, sin ningún agregado. No matar, por tanto, ni a otro ni a ti mismo. Porque efectivamente, quien se mata a sí mismo, mata a un hombre” (De civitate Dei, I, 20). FUENTES, Miguel Ángel et al. ¿Todos los suicidas se van al infierno? ¿Qué dice la Iglesia Católica sobre el Suicidio? (Consultado el 22 de abril de 2016).


ANEXO FOTOGRÁFICO:


torrebaja-valencia-calle-rosario
Vista parcial de la calle del Rosario en Torrebaja (Valencia), dirección poniente (2016).

torrebaja-valencia-calle-rosario
Vista parcial de la calle del Rosario en Torrebaja (Valencia), dirección levante, con detalle de su intersección con la calle Zaragoza (izquierda) y callejón del Horno (derecha), 2016.

torrebaja-valencia-calle-rosario
Vista parcial de la calle del Rosario en Torrebaja (Valencia), dirección levante (2016).

torrebaja-valencia-calle-rosario-casa-eulogio
Vista parcial de la calle del Rosario en Torrebaja (Valencia), dirección poniente, con detalle de la vivienda donde residió el señor Eulogio de la Salud Gómez (2016).

torrebaja-valencia-calle-rosario-casa-eulogio
Detalle de la vivienda donde residió el señor Eulogio de la Salud Gómez en Torrebaja (Valencia), calle del Rosario, número 63 (en 1939), 2016.

1 comentario:

  1. Gracias por el trabajo y la labor desarrollada. Desde que te sigo he descubierto más mis raíces. Mi padre era nacido de Torrebaja, y contaba historias que eran para mi, por mi edad. Ahora estoy recordando y descubriendo todos esos relatos. Gracias de nuevo

    ResponderEliminar