miércoles, 11 de julio de 2018

EL PUENTE DE SANTA CRUZ DE MOYA, CUENCA (y II).



Recensión para una historia del puente,
cuyo arco sobrevuela las hoces del Turia en Santa Cruz de Moya (Cuenca).



“Allí el Turia se angosta entre las peñas del fondo,
y los abismos de sus márgenes se levantan hasta casi los cien metros,
siempre el paisaje cubierto de intenso pinar”
-Vicente Badía Marín (1919-1995),
Las Provincias, 28 de febrero de 1956-.






Viene de:


santa-cruz-moya-puente-turia
Vista general (septentrional) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, aguas abajo (2018).


LA CARRETERA VALENCIA-ADEMUZ PUEDE ESTAR TERMINADA EN UN AÑO. Del martes, 28 de febrero de 1956. 
  • <Una vez más, el personal contacto con las autoridades  de las comarcas valencianas de la Serranía y del Rincón de Ademuz, nos permite ocuparnos de la famosa carretera que desde Valencia por Chelva y Aras de Alpuente se interrumpe unos tramos en Santa Cruz de Moya y llega a Ademuz bordeando el río Turia./ Parece que la fatalidad hizo presa en esta carretera, pues faltando tan sólo unos tramos antes y después de Santa Cruz de Moya, para terminarlo, se interrumpieron las obras al estallar la guerra, entres otras causas propias de aquellos sucesos, por haber quedado detenido en Sevilla el barco que transportaba desde Vizcaya materiales y maquinaria para la construcción del gran puente sobre el Turia, que es uno de los tramos que faltan y desde luego el más importante./ Al parecer, terminada la guerra de Liberación, el contratista recuperó los materiales y pudo concentrarlos en las inmediaciones de la obras, concretamente en Aras de Alpuente. Allí continúan a la intemperie las piezas del puente, algunas con peso de varias toneladas y también con muchas toneladas de herrumbre; hasta hace pocos años, el contratista, el material y la maquinaria, permanecieron al pie de la obra esperando una revisión de las bases de la subasta, ya que con los tipos económicos anteriores a la guerra no se podía trabajar y era preferible abandonar y perder lo invertido, como así se hizo. Lástima que las circunstancias no hubieran permitido hallar una fórmula para que nuestra Diputación auxiliara aquellas obras compensando diferencias. Ignoramos hasta si hubo acercamientos. Es lo cierto que se interrumpió la construcción del puente, y aunque se subastó en la posguerra algún otro tramo de carretera, que hoy se encuentra en construcción, las obras llevan, o nos parece a nosotros, un ritmo lento. Como si avanzaran con la desgana propia del que sabe existe un imponderable, que en este caso no es sino el puente, ya que sin él para nada sirven los tramos que tan a duras penas se van arrancando a aquellos precipicios./ Tuvimos el placer de llegarnos hasta el emplazamiento del puente. Conocemos bien la provincia de Valencia y no dudamos en afirmar que no hay paraje que supere en belleza al que nosotros contemplamos. Allí el Turia se angosta entre las peñas del fondo, y los abismos de sus márgenes se levantan hasta casi los cien metros, siempre el paisaje cubierto de intenso pinar. Sin embargo, este paraje que geográficamente es de Valencia si tomamos la divisoria del Turia, administrativamente es de Santa Cruz de Moya, pueblecito situado en el recorrido de la carretera y unido por tanto a Valencia, y sin ninguna salida a Cuenca, a cuya jurisdicción administrativa pertenece./ ¡Ah, si la carretera fuera de nuestra Diputación! –pensábamos nosotros-. Pero no, es del Estado y claro está, las cosas de palacio van despacio./ Con gran sorpresa por nuestra parte nos enteramos de que practicadas las oportunas indagaciones en el Ministerio respectivo para conocer en qué punto de la tramitación se encuentra el famoso puente, contestan de Madrid que están esperando la remisión de los proyectos por parte de la Jefatura de Obras Públicas de Valencia./ No sabemos si faltará mucho para terminarlos, ni las veces que habrán sido devueltos, pero, ¡caramba! Por nuestra parte no debiera quedar. VICENTE BADÍA MARÍN>[1]


Durante mi época de estudiante pasé innumerables veces por el puente de Santa Cruz de Moya, bien en sentido Valencia-Rincón de Ademuz, bien en el del Rincón de Ademuz-Valencia: al principio con la Chelvana, después con coche propio. Al llegar al alto de Aras me acordaba siempre del montón de hierro, material y maquinaria que decía mi padre hubo allí para la construcción del puente. Desguarnecido, el hierro del puente se estaba oxidando. Encontramos la explicación de aquellos hechos en la crónica de Badía Marín.


santa-cruz-moya-puente-turia
Vista parcial (noroccidental) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, con detalle de la fábrica (2018).

santa-cruz-moya-puente-turia
Vista parcial (noroccidental) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, con detalle de la fábrica (2018).


LA COMUNICACIONES TELEFÓNICAS CON ADEMUZ Y CHELVA. Del viernes, 2 de marzo de 1956. 
  • <El más extenso partido judicial de Valencia es Chelva, que comprende las dos comarcas conocidas por la Serranía y el Rincón de Ademuz. Ambas comarcas reúnen los mayores atractivos turísticos y serán un día no lejano el parque de los veraneantes. Allí hay restos de antiguas civilizaciones, riquísimas aguas, mil y más metros de altura sobre el nivel del mar, pinadas pobladísimas, frutas exquisitas, carne sana y abundante./ Pero les falta algo imprescindible: comunicaciones./ Días atrás glosábamos el tema de la carretera Valencia-Ademuz y decíamos que las obras de construcción del puente sobre el Turia saldrán a subasta tan pronto la Jefatura de Obras Públicas de Valencia remita los proyectos al Ministerio. Hoy vamos a hablar del teléfono./ Hasta Chelva llega la comunicación telefónica; más allá el aislamiento es absoluto y únicamente Ademuz dispone en caso de necesidad y gracias a la atención de la Telefónica (se refiere a la Teledinámica Turolense, empresa que gestionaba La Central Hidroeléctrica de Castielfabib), de una línea de teléfonos privada, propiedad de esta Sociedad, línea que está instalada en los mismos postes de conducción de energía eléctrica./ Claro que no pocos veraneantes prefieren la soledad y el aislamiento; algunos robinsones temporales han aparecido por aquellas comarcas; pero convendremos que la prosperidad económica de estos pueblos y la general convivencia reclaman un mínimo de comodidades, y el teléfono es elemental./ Así lo entendieron las autoridades de la Serranía y del Rincón de Ademuz que se mancomunaron –incluyendo también a Santa Cruz de Moya, Cuenca- con vistas a lograr la instalación del servicio. Y como no podía ser menos, todos juntos, ayuntamientos deficitarios y de economía nivelada, apelaron a la Diputación de Valencia en busca de la ayuda financiera necesaria./ Hace unos días, los alcaldes y secretarios de los Ayuntamientos de Aras de Alpuente, Titaguas, Tuéjar, Casas Altas, Casas Bajas, Ademuz, Castielfabib, Torre Baja y Vallanca, fueron recibidos por el presidente de la Diputación, don Francisco Cerdá Reig, al que acompañaba el jefe de los Servicios Municipales, don Juan Jurado Miras./ La reunión tuvo gran trascendencia, pues de ella salió nada menos que la solución del problema de las comunicaciones telefónicas de aquellas comarcas, ya que el señor presidente de la Diputación prometió a las representaciones citadas la ayuda financiera necesaria para la inmediata instalación del servicio, cuyo proyecto ha sido incluido en el plan de instalaciones de la Telefónica de esta año, con un presupuesto aproximado de un millón y cuarto de pesetas. ¿Fórmula para la prestación de esa ayuda financiera? Es accesorio, y con seguridad que los técnicos darán con ella para que no se malogre esta nueva consecución de la gran política municipalista que desarrolla nuestra Diputación Provincial, presidida por don Francisco Cerdá Reig, y cuya acción llega a todos los rincones de Valencia. VICENTE BADÍA MARÍN>[2]


santa-cruz-moya-puente-turia
Vista parcial (noroccidental) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, con detalle de la fábrica (2018).

santa-cruz-moya-puente-turia
Vista parcial (noroccidental) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, con detalle de la fábrica (2018).


LOS PUEBLOS DE LA SERRANÍA Y DE ADEMUZ VAN A DISPONER DE TELÉFONO. Del domingo, 1 de abril de 1956. 
  • <Como anunciábamos hace algunas semanas, varios pueblos de la Serranía, concretamente Tuéjar, Titaguas y Aras de Alpuente, además de Santa Cruz de Moya, en la provincia de Cuenca, y los Ayuntamientos del Rincón de Ademuz, con exclusión de la puebla de San Miguel, habían unido sus fuerzas para dar cima a la anhelada mejora consistente en la instalación de comunicaciones telefónicas./ Nuestra Diputación Provincial, atenta siempre a facilitar con los medios a su alcance las legítimas aspiraciones de los municipios valencianos, no podía menos de acceder a la razonada demanda de ayuda financiera que formularon aquellos municipios, y el presidente de la Corporación, don Francisco Cerdá Reig, prometió la ayuda necesaria, dentro, naturalmente, de las propias posibilidades económicas, que existen y se acrecientan en beneficio de los pueblos valencianos, si la Diputación cuenta con los ingresos normales que le ley le autoriza./ Hace unos días se reunieron en Ademuz alcaldes de los municipios interesados en la mejora, asistiendo también a la reunión los secretarios de los Ayuntamientos de Torre Baja, Castielfabib, Vallanca y Casas alas. La reunión tenía por objeto concretar en cifras la aportación de cada municipio conforme al presupuesto formulado por la Compañía Telefónica, ampliado, así como el oportuno proyecto para dar entrada a los municipios de Vallanca y Castielfabib que no figuraban en principio./ Una reunión semejante ofrece no pocos inconvenientes, pues no es difícil que las humanas pasiones hagan acto de presencia a la hora de concretar no ya las aportaciones, sino también lo que es más difícil: el criterio para determinarlas./ Pero la reunión fue un éxito. Allí brilló la comprensión y buena voluntad de los comisionados. Se tuvo en cuenta el número de habitantes, es decir, de futuros usuarios del teléfono y, con respecto a Tuéjar, la proximidad a la estación de Chelva. He aquí el cuadro de aportaciones que nos ha sido facilitado de la reunión celebrada, y que ha servido de norma para las peticiones de ayuda financiera:[3]


MUNICIPIO
HABITANTES
(1956)
CANTIDAD
(pesetas)
Tuéjar
2.251
135.000,00
Titaguas
1.004
86.392,00
Aras de Alpuente
1.372
118.033,16
Santa Cruz de Moya
2.074
178.426,22
Casas Bajas
1.085
93.332,55
Casas Altas
621
53.424,63
Ademuz
3.773
290.169,19
Torre Baja
901
77.513,03
Castielfabib
1.868
160.704,04
Vallanca
896
77.082,88
Total
15.845
1.270.077,70
Elaboración propia (2018).

El presupuesto es de 1.269.960 pesetas que se integra de la siguiente forma:

Detalle
Cantidad en pesetas
Aportación en metálico
697.000
En material: 7.860 kg de cobre
377.280
Presupuesto Castiel y Vallanca
195.000
Total
1.269.280
Elaboración propia (2018).

  • <El alcalde de Aras de Alpuente, don Bernardino Alba Sebastián, fue dele-[...] correspondiente que, en solicitud de la ayuda financiera prometida, ha tenido ya entrada en la Diputación Provincial. VICENTE BADÍA MARÍN>[3]

santa-cruz-moya-puente-turia
Vista general (septentrional) de Santa Cruz de Moya (Cuenca), desde la N-330a (2018).


MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS. Dirección General de Carreteras y Caminos Vecinales. BOE, nº 301, del 27 de octubre de 1956. Adjudicando definitivamente las subastas de obras que se indican a los señores que se mencionan:
  • <En vista del resultado obtenido en la subasta para la construcción de las obras de C.C. de Valencia a Ademuz. Terminación y acondicionamiento del trazo sexto de la Sección de Titaguas a Ademuz. Puente sobre el río Turia en Santa Cruz de Moya (Valencia)./ Esta Dirección General ha resuelto se adjudique definitivamente al único postor, don Gil Garrido Oliver, vecino de Burjasot, provincia de Valencia, con domicilio en Burjasot, calle José Carsi, número 54, que licitó en Valencia, comprometiéndose a terminar las obras cuarenta meses después de empezadas, por la cantidad de 7.648.000 pesetas, que produce en el presupuesto de contrata de pesetas 7.723.216,69, la baja de 75.216,69 pesetas en beneficio del Estado, previniéndole que en el más breve plazo remita el acta a que se refiere el artículo octavo del pliego de condiciones que rigen en esta contrata./ Lo digo a V.S., para su conocimiento y efectos./ Dios guarde a V.S., muchos años./ Madrid, 22 de octubre de 1956.-El Director general, P. De Ansorena./ Sr. Ingeniero Jefe de Obras Públicas de la provincia de Valencia>[4]


Ministerio de Obras Públicas, Dirección General de Carreteras y Camino Vecinales, Adjudicación de las obras de construcción y acondicionamiento del trozo sexto de la Sección de Titaguas a Ademuz, Puente sobre el río Turia en Santa Cruz de Moya al único postor, Gil Garrido Oliver de Burjasot (Valencia) [BOE, Nº 301, del 27 de octubre de 1956, p. 6818].


El documento se refiere a la adjudicación de la subasta para la construcción del trazado sexto de la sección de las obras de carretera comarcal Valencia-Ademuz, que incluye el puente de Santa Cruz de Moya sobre el río Turia. Las obras se adjudicaron a Gil Garrido Oliver, de Burjasot, el único postor, que mejoró la puja en 75.216,69 pesetas, comprometiéndose a terminar las obras en el plazo de cuarenta meses desde su comienzo.


santa-cruz-moya-puente-turia
Detalle de la fábrica del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca) sobre el Turia (2018).

santa-cruz-moya-puente-turia
Detalle de la fábrica del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca), sobre el Turia (2018).


EN BREVE SERÁ INSTALADO EL SERVICIO TELEFÓNICO EN ADEMUZ Y LA SERRANÍA. Del martes, 1 de enero de 1957. 
  • <De orden del señor presidente de la Diputación han sido convocados para el próximo día 4 en la Jefatura Provincial del Movimiento, los señores alcaldes de los pueblos pertenecientes a las comarcas del Rincón de Ademuz y la Serranía, integrantes de la mancomunidad telefónica, es decir, la unión de municipios creada con vistas a lograr la instalación del servicio telefónico con auxilio de nuestra Diputación./ La llamada tiene por objeto, en primer lugar, el que los alcaldes en cuestión retiren de la Depositaría de Fondos Provinciales las cantidades a que ascienden los respectivos convenios suscritos, cantidades que serán entregadas por el señor gobernador civil de la provincia al señor delegado de la Compañía Telefónica Nacional de España en acto solemne que tendrá lugar más tarde en la sala de Consejo de la Jefatura Provincial del Movimiento, con asistencia de autoridades y representaciones./ Como se recordará, los pueblos afectados por este proyecto son Titaguas, Tuéjar y Aras de Alpuente entre los pertenecientes a la Serranía, y Casas Bajas, Casas Altas, Ademuz, Torre Baja, Castielfabib y Vallanca, entre los pertenecientes al Rincón de Ademuz./ El proyecto –no el convenio financiero- afectará también a Santa Cruz de Moya, de la provincia de Cuenca, pueblo situado en la carretera general de Valencia-Ademuz y célebre por las simas profundísimas situadas en sus inmediaciones./ Así, pues, de las comarcas citadas, solamente quedan excluidos de este proyecto la Puebla de San Miguel, en el Rincón de Ademuz, y Alpuente y La Yesa, en la Serranía, pero según nos informa don Ramón Jurado, jefe de los Servicios Municipalistas de la Diputación, dichos pueblos se encuentran afectados por otro proyecto más ambicioso que pretende la instalación de una nueva línea telefónica que resolverá la comunicación de treinta y dos pueblos de nuestra provincia, proyecto cuya gestación se encuentra en periodo muy adelantado./ Bien comienza, pues, el año para los pueblos de tan alejadas comarcas valencianas que, Dios mediante, van a disponer en breve de esa elemental comodidad que es el teléfono. Con este servicio y la construcción de los tramos de carretera que faltan en la general Valencia-Ademuz, se afirmarán los vínculos efectivos y las relaciones comerciales de estos pueblos con la capital del Reino. Lo que deseamos muy de veras. VICENTE BADÍA MARÍN>[5]

puente-santa-cruz-moya-turia
Vista general (septentrional) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, aguas abajo (2018).



SE ESTÁ INSTALANDO EL SERVICIO TELEFÓNICO EN EL RINCÓN DE ADEMUZ Y OTROS PUEBLOS DE LA PROVINCIA. Del jueves, 19 de septiembre de 1957. 
  • <El plan de instalación de comunicaciones telefónicas, en la totalidad de la provincia merced a la ayuda financiera prestada por la Diputación, se está desarrollando satisfactoriamente, a pesar de las múltiples dificultades que casi a diario hay que vencer, derivadas principalmente de la escasez de hilo de cobre./ La línea ha penetrado en el Rincón de Ademuz por Santa Cruz de Moya –pueblo éste que queda incorporada a la rede general- y está a punto de alcanzar Casas Bajas. Conforme a las previsiones fundadas en el suministro de material, la instalación del servicio en Casas Bajas, Casas Altas, Ademuz y Torre Baja terminará por todo septiembre. Vallanca, Castielfabib y Los Santos, que forman otra ruta, dispondrán de teléfono a lo largo del mes de octubre, quedando la Puebla de San Miguel, que pertenece a la ruta telefónica de La Yesa y Alpuente, para el mes de diciembre. Por cierto que la Puebla dispondrá de teléfono antes que de luz eléctrica./ Ni qué decir tiene que los pueblos que van siendo liberados de su aislamiento por el teléfono está jubilosos y no saben donde colocar a la Diputación que ha hecho posible tan importante mejora. El prestigio de que goza nuestro organismo provincial en estos pueblos pequeños y de sierra alta a los que tanto ha favorecido su política, es ciertamente consolador y constituye la mejor expresión de gratitud plenamente correspondida por nuestra Diputación. “Si alguna vez por imposibilidades económicas tengo que decir que no a alguno de estos pueblos pequeños, me duele en mitad del corazón, porque estos pueblos eternamente olvidados son merecedores de todo por las virtudes morales que atesoran y que son las raíces solares de nuestra raza”, nos decía don Francisco Cerdá Reig, verdaderamente emocionado, al facilitarnos esta información./ En suma, que la instalación del teléfono va a ser realidad, no sólo en el Rincón de Ademu, sino también en las restantes núcleos aislados de al provincia. Para septiembre estaba prevista además la instalación en Barcheta, Lloc Noy de Fenollet y Torre de Lloris; para octubre, en Valles, Torrella, Cerdá y Sellent; para noviembre, en Marines, Olocau, Bugarra, Gestalgar, Andilla, Higueruelas, Domenño, Alcublas, Benageber y aldeas de Requena, y para diciembre, en Sot de Chera, Sempere, Otos, Beniatjar, Fontanares, Estubeny, Ayelo de Rugat, Terrateig, Castenllonet de la Conquesta, Benisoda, Bufalí, Carricola, Bélgida, Zarra, Cortes de Payás, Mijares y Pinet./ Dudamos que se cumpla este plan a rajatabla, pero ¿qué importa mes arriba mes abajo? Lo cierto es que los pueblos van a disponer de esa mínima comodidad que sirva además para fortalecer los vínculos de solidaridad de la provincia de Valencia. VICENTE BADÍA MARÍN>[6]

La instalación de línea telefónica en los pueblos de la Serranía y el Rincón de Ademuz tuvo lugar por este tiempo, merced a la actuación de la Diputación Provincial. Aquella primera línea consistía en la creación de una centralita en cada localidad, asistida por una telefonista que establecía la comunicación y marcaba el número para las conferencias. La instalación de teléfonos en las viviendas particulares vino mucho más tarde.


turia-puente-santa-cruz-moya
Vista general (suroccidenal) del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca), sobre el Turia (2018).

turia-puente-santa-cruz-moya
Vista general (suroccidenal) del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca), sobre el Turia (2018).

EL RINCÓN DE ADEMUZ QUIERE SEGUIR EN VALENCIA. Del miércoles, 5 de noviembre de 1958. 
  • <En el pleno de la excelentísima Diputación convocado para el 31 de octubre último y que se suspendió en señal de duelo por el fallecimiento del presidente de la Corporación, don Francisco Cerdá Reig, figuraba un dictamen a la segregación del Rincón de Ademuz de la provincia de Valencia, asunto a tratar a los efecto de informar una comunicación de carácter oficial. La cuestión, con todos los restantes asuntos del orden del día, se remitió al próximo pleno./ El Rincón de Ademuz –y esto ya lo saben nuestros lectores por habernos ocupado desde estas columnas con especial dedicación a los distintos problemas que tiene planteados este territorio- constituye una de las comarcas más acendradamente valencianas. Sólo ello explica que durante siete siglos y a pesar del aislamiento que le geografía impone, se hay podido mantener unido a Valencia. Conocemos la comarca palmo a palmo, hemos cambiado impresiones con sus hombre y hemos sacado la conclusión que antecede. No se trata, pues, de un territorio incorporado posteriormente a nuestras demarcaciones regional o provincial. El Rincón de Ademuz es históricamente valenciano en la plenitud de la palabra, y es ahora en los tiempos más recientes cuando a los lazos históricos viene a sumarse el intercambio económico-cultural que ha de ser decisivo para el fortalecimiento de unas relaciones, cordiales de siempre, pero alimentadas solamente por el recuerdo y el afecto. Hoy ya existen comunicaciones telefónicas con el Rincón, acceso directo por carretera a la Puebla de San Miguel; y también, a todos los pueblos del Rincón, pueden llegar desde Valencia los camiones de transporte, bien que todavía no en condiciones normales. Pero las obras de construcción del puente sobre el Turia en Santa Cruz de Moya avanzan y es de suponer que en breves años estará construido el puente y los tramos que faltan para la total terminación de esta carretera iniciada hace un siglo por Obras Públicas, con lo cual estará resuelta completamente la comunicación del Rincón de Ademuz con el antiguo Reino de Valencia./ Así las cosas nada nos extraña la actitud de los ademuceros al tener conocimiento por la lectura del orden del día del Pleno aludido, del dictamen que tenía que evacuarse por la Diputación. La más fervorosa y decidida protesta de adhesión a Valencia ha sido la manifestación unánime de la comarca sin esperar a que se le formulara encuesta alguna. Por ello no es aventurado suponer el contenido del dictamen de la Diputación en lo que se refiere a este disyuntiva. Precisamente es nuestra Diputación delas entidades públicas que con más ahínco y perseverancia han considerando los problemas del Rincón de Ademuz, habiendo llegado a adoptar a Casas Altas, el más humilde municipio de la comarca, en el presente año. VICENTE BADÍA MARÍN>[7]

Se alude aquí al dictamen que la Diputación de Valencia debía realizar en el pleno del 31 de octubre de 1958, relativa a la segregación del Rincón de Ademuz de Valencia, interrupido por el fallecimiento de don Francisco Cerdá Reig, presidente de la Diputación de Valencia. Nacido en Onteniente, falleció en Valencia el 18 de octubre de ese año. Entre sus logros al frente de la entidad provincial figura la creación de la Caja de Cooperación Provincial, el Día de la Provincia, cuya celebración suponía la adopción de un municipio valenciano de modesto presupuesto, para ayudarle económicamente con cargo al presupuesto provincial. Casasaltas fue adoptado por la Diputación en 1958. El presidente Cerdá Reig hizo también realidad el Plan General de Mejora de Carreteras y Caminos de la provincia de Valencia, instalación de línea telefónica en los pueblos de las comarcas más alejadas, etc. En el plano cultural creo por propia iniciativa los Premios Valencia. Su sucesor al frente de la Diputación Provincial fue don Bernardo Lassala González (1911-1987),[8] que ejerció como presidente entre 1958 y 1969.


santa-cruz-moya-puente-estructura
Vista general (septentrional) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, con detalle del montaje de la estructura metálica  (ca.1958-59).



santa-cruz-moya-puente-estructura
Vista general (septentrional) del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, con detalle de la estructura metálica  (ca.1958-59).


LAS COMUNICACIONES CON ADEMUZ. EL PUENTE EN MARCHA. Del domingo, 1 de noviembre de 1959. 
  • <Ofrecemos al querido lector una información gráfica sobre la marcha de las obras de construcción del famoso puente sobre el río Turia en Santa Cruz de Moya, que permitirá la terminación de la carretera Valencia-Ademuz, construida hace un siglo, y resolverá definitivamente las comunicaciones con el Rincón de Ademuz./ Como es sabido, esa comarca no tiene comunicación directa y regular con Valencia. Para alcanzar desde la capital del Reino la bella comarca de las riquísimas manzanas hay que ir a Teruel (150 kilómetros) y descender luego hacia Ademuz (36 kilómetros), recorriendo un total de 186 kilómetros. Por la carretera general, interrumpida hoy en Santa Cruz de Moya, la distancia a la villa de Ademuz es de 125 kilómetros, por lo que un viaje de ida y vuelta por esta carretera representaría una economía de 122 kilómetros./ Pero, además, el viaje a Ademuz por la región valenciana es de una belleza imponderable, como así también la estrecha franja de tierra castellana que hay que atravesar para alcanzar el Rincón de Ademuz./ En la primera foto se puede apreciar el arco en construcción, formado por cuatro armaduras unidas entre sí, sobre el cual se asentará el encofrado del puente./ En la foto segunda alcanza el objetivo la plataforma opuesta sobre la que descansará el arco. La longitud del arco, o la anchura del cañón que atraviesa, es de 85 metros. En la foto tercera, divisamos el lecho del Turia a cien metros de profundidad desde el puente, y a doscientos hasta la coronación de la montaña cortada a pico sobre el río./ Y en la cuarta foto, los obreros en plena y arriesgada actividad, colocan una pieza./ El puente es todo de hierro, pero estará recubierto de cemento de forma que no se vea el metal en absoluto./ El presupuesto es de alrededor de diez millones de pesetas, y el ritmo de las obras permite esperar que el año próximo por estas fechas toque a su fin. VICENTE BADÍA MARÍN>[9]

Con la descripción del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia realizada en la revista SICANIA, damos por concluida la recensión cronística.


La carretera Valencia-Ademuz (C-234) en los estudios sobre el territorio (1982).
En cierto trabajo de comienzo de los años ochenta -Estudios básicos para la ordenación del territorio de la comunidad valenciana (1982)-, en el apartado VIII: Problemas y perspectivas, se dice:
  • <La primera cuestión problemática se refiere a la infraestructura de carreteras. La ya de por sí larga distancia que separa la comarca de su centro político-administrativo habría que paliarla con necesarias mejoras de la comarcal 234 Valencia-Ademuz. No solo en el tramo perteneciente al término comarcal sino a lo largo de toda ella y especialmente a partir de la entrada en la comarca de los Serranos donde las curvas y el mal estado del asfalto se hacen notables. Estas mejoras deberían de hacerse extensivas en el recorrido de esta vía por tierras de Santa Cruz de Moya donde las pendientes son excesivas. Ello reportaría un acercamiento si bien no espacial sí temporal de la zona a las demás tierras valencianas>.[10]


En relación con el trabajo comentado, han transcurrido dos décadas desde la terminación de las obras del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia y de la carretera C-234 (entonces C-35) a su paso por Santa Cruz de Moya, Cuenca. El estudio pone en evidencia sus deficiencias, en particular “a partir de la entrada en la comarca de los Serranos donde las curvas y el mal estado del asfalto se hacen notables”. Asimismo, propone que las “mejoras deberían de hacerse extensivas en el recorrido de esta vía por tierras de Santa Cruz de Moya donde las pendientes son excesivas”.


puente-santa-cruz-moya-turia
Vista general (meridional: aguas arriba) del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca), postal de la época inmediata a la conclusión del puente (ca.1965).


Una anotación literaria, para terminar.
Concluimos esta recopilación con una nueva aproximación literaria al puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia, asimismo de la pluma del poeta Ricardo Fombuena, que recorrió estos parajes:
  • <A su paso, se va cerrando el valle entre huellas de quietud hasta transformarse en profundo barranco poblado por chopos y nogales, hojarasca y zarzales de umbría y silencio, un silencio que no se descompone por el canto de los pájaros ni por el rumor del agua, el camino se hace más entrañable y recóndito entre los montes que se cierran ante la mirada, y supone que detrás de cada curva va a descubrir el final de ese camino, y lo que se le aparece es la gran obra del Puente de Santa Cruz de Moya desollando las arista de la roca para descansar sus extremos en una longitud de 91 metros; su única arcada semicircular soporta los pretiles a los que se asoma Esparza para escudriñar el hondón del cauce allá abajo, a 80 metros de distancia, grabándose para siempre en la memoria como un acto de contrición y arrepentimiento al agachar la cabeza mirando hacia su fondo, no sería desacertado motejarlo como el puente de los arrepentidos, piensa mientras desploma su mirada de vértigo por unas aguas que parecen inmóviles, pero la mirada salta pronto desde las húmedas profundidades a las azules del viento que tremenda follajes entres los pinos de la opuesta ladera, mientras a su diestra y en lo más elevado, se recorta la roca pelada, donde muestra la montaña su hueso de piedra y con ella un diáfano cielo, brillante y luminoso en tremenda cincelada entre el monte y la luz>.[11]

Refiriéndose al puente, sigue escribiendo:
  • <Después de tantos siglos de difícil paso en tránsito con Valencia, también fue voluntad de nuestro tiempo el que construyera éste D. Juan Aracil, destacado ingeniero de camino, canales y puertos cuya grata amistad renace en Esparza cuando contempla la pequeñez del río desde su altura>[12]

En nota al pie, el autor resume datos relativos a la adjudicación del puente, entresacados de la Resolución del Ministerio de Obras Públicas [BOE Nº 301, del 27 de octubre de 1956], arriba expuesta. Nombra a D. Juan Aracil, destacado ingeniero de caminos, que le honró con su amistad. Ciertamente, el puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia fue diseñado por el ingeniero de caminos José Juan-Aracil Segura (1906-1982), del que por la esquela de su fallecimiento sabemos que murió en Madrid, el 19 de enero de 1982, siendo inhumado al día siguiente, 20 de enero a las dos de la tarde en el cementerio de Villamanta (Madrid).[13]



Esquela de José Juan-Aracil Segura (1906-1982), el Ingeniero de Caminos que diseñó el puente de Santa Cruz de Moya sobre el río Turia, fallecido en Madrid el 19 de enero de 1982 [ABC, del miércoles 20 de enero de 1982, p. 68].



puente-santa-cruz-moya-turia
Vista general (septentrional: aguas abajo) del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca), postal coloreada de la época (ca.1965).
Palabras finales, a modo de conclusión.
La carretera C-234 Valencia-Ademuz (después, C-35) tardó un siglo en completarse, su historia comienza con el primer plan de carretera de la Diputación Provincial de los años sesenta del siglo XIX (1860) y concluye con la terminación de las obras del puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia y dos tramos de carretera que faltaban en el término, a comienzo de los años sesenta del siglo XX (1963).

El recorrido histórico-cronístico propuesto comienza con una aproximación literaria, de la pluma de Ricardo Fombuena Vidal (1924-2011), y concluye con otra nota del mismo autor. Entre ambas queda la inmensa labor cronística de Vicente Badía Marín (1919-1995). En las crónicas del periodista valenciano se han puesto en negrita las menciones y reseñas del puente de Santa Cruz de Moya, por ser el leitmotiv del artículo, pero resulta evidente que el contenido de sus escritos sobrepasa la historia del puente, verdadera efeméride de los pueblos del Rincón de Ademuz y su acontecer en los años cincuenta y sesenta del siglo XX.

El periodista dice de las catástrofes naturales (riadas y pedriscos) que afectaron a los pueblos del Rincón de Ademuz en aquella década, de la producción de manzanas -de la peste que la afectó y del precio de las distintas variedades-, de la actividad municipalista de los pueblos comarcanos y de su relación con la Diputación Provincial, de la creación de una primera Mancomunidad de Municipios del Rincón de Ademuz, de la construcción del tramo de carretera entre Losilla y Puebla de San Miguel, de la instalación del teléfono en la comarca, incluida Santa Cruz de Moya, otra forma de comunicación, cuya historia discurre paralela a la de la carretera y el puente sobre el Turia; el principal escollo para la instalación de la línea telefónica era el déficit del hilo de cobre, además del económico. Y tantas y tantas otras cosas... Badía Marín conocía bien la provincia de Valencia, y muy especialmente el Rincón de Ademuz. Pasó algunos veranos en Torrebaja, con su familia; se hospedaba en la fonda de Lucía Fortea Garrido (1888-1969), donde dejó buenos recuerdos y amistades duraderas.[14]


Vicente Badía Marín (1919-1995), escritor, periodista y cronista valenciano de grata memoria, autor de los artículos de prensa expuestos en esta entrada (ca.1986).


En suma. El puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca) sobre el Turia es hoy una realidad íntimamente ligada a la historia del Rincón de Ademuz y pueblos del entorno comarcal, pues Valencia fue su principal valedora. Los avatares de su construcción merecieron la pena; prueba de ello es que a los cincuenta años de su construcción, su esbelta figura sigue llamando la atención de viajeros y caminantes. Sus barandas fueron sustituidas años atrás por otras de metal, recientemente pintadas en verde por vecinos voluntarios, con motivo del paso de la Vuelta Ciclista de España (2017). Vale.







[1] BADÍA MARÍN, Vicente. La carretera Valencia-Ademuz puede estar terminada en un año, en diario Las Provincias, del martes 28 de febrero de 1956, p. 8.
[2] BADÍA MARÍN, Vicente. Las comunicaciones telefónicas con Ademuz y Chelva, en diario Las Provincias, del viernes 2 de marzo de 1956, p. 12.
[3] BADÍA MARÍN, Vicente. Los pueblos de la serranía y de Ademuz van a disponer de teléfono, en diario Las Provincias, del domingo 1 de abril de 1956, p. 8.
[4] Boletín Oficial del Estado (BOE), Núm. 301, de 27 de octubre de 1956, p. 6818.
[5] BADÍA MARÍN, Vicente. El breve será instalado el servicio telefónico en Ademuz y la Serranía, en diario Las Provincias, del martes 1 de enero de 1957, p. 10.
[6] BADÍA MARÍN, Vicente. Se está instalando el servicio telefónico en el Rincón de Ademuz y otros pueblos de la provincia, en diario Las Provincias, del jueves 19 de septiembre de 1957, p. 8.
[7] BADÍA MARÍN, Vicente. El Rincón de Ademuz quiere seguir en Valencia, en diario Las Provincias, del miércoles 5 de noviembre de 1958, p. 10.
[8] CÁMARA, Adolfo. Nuevo presidente de la Diputación, en diario ABC, del domingo 9 de noviembre de 1958, p. 95
[9] BADÍA MARÍN, Vicente. Las comunicaciones con Ademuz, el puente en marcha, en Sicania, del domingo 01 de noviembre de 1959.
[10] HONRUBIA LÓPEZ, José (1982). Estudios básicos para la ordenación del territorio de la Comunidad Valenciana, Segunda parte, Situación actual, problemática y perspectivas de desarrollo de las comarcal valencianas: Comarca. VIIa. El Rincón de Ademuz [Dirigido por José Honrubia López, con la colaboración de Vicente Ahuir Cardells, Leandro García Menéndez, Francisco Hoyos Sanchis, José Luis Orduña Lara y Andrés Pedreño Muñoz], Edita Caja de Ahorros de Valencia, Valencia, p. 27. ISBN: 84-7231-778-1 (Tomo VIIa)
[11] FOMBUENA VIDAL, 1993: 46-47.
[12] Ibídem, p. 47.
[13] Diario ABC, Madrid. Del miércoles 20 de enero de 1982, p. 76.
[14] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo (2009). Aurora Sánchez Fortea, la persistencia de la memoria, en Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, vol. III, pp. 53-75. ISBN: 978-84-931563-6-7


Más referencias bibliográficas:

* BADÍA MARÍN, Vicente. Hacia la pronta terminación de la carretera Valencia-Ademuz, en diario Las Provincias, del 21 de septiembre de 1960.
* BADÍA MARÍN, Vicente. Las comunicaciones de Valencia y el Rincón de Ademuz, en Valencia Cultural, del 02 de junio de 1962.
* BADÍA MARÍN, Vicente. La Chelvana llega ya hasta Santa Cruz de Moya, en diario Las Provincias, del 10 de agosto de 1962.
* BADÍA MARÍN, Vicente. La Chelvana ya no llega hasta Santa Cruz de Moya, en diario Las Provincias, del 28 de agosto de 1962.
* BADÍA MARÍN, Vicente. De Ademuz a Valencia en línea regular y directa de autobuses, en diario Las Provincias, del 30 de marzo de 1963.
* BADÍA MARÍN, Vicente. Comunicaciones regulares por carretera entre Ademuz y Valencia, en Valencia Cultural, del 01 de octubre de 1963.
* BADÍA MARÍN, Vicente. Las comunicaciones Valencia-Ademuz, en diario Las Provincias, del 21 de junio de 1964.
* BADÍA MARÍN, Vicente. Rincón de Ademuz: cosechas, comunicaciones y otras cosas, en Al Día, del 05 de junio de 1966.

ARCHIVO DOCUMENTAL:

Ministerio de Obras Públicas, Dirección General de Carreteras y Camino Vecinales, Adjudicación de las obras de construcción y acondicionamiento del trozo sexto de la Sección de Titaguas a Ademuz, Puente sobre el río Turia en Santa Cruz de Moya al único postor, Gil Garrido Oliver de Burjasot (Valencia) [BOE, Nº 301, del 27 de octubre de 1956, p. 6818].

Esquela de Don José Juan-Aracil Segura, fallecido en Madrid el día 19 de enero de 1982, el ingeniero de Camino que diseñó el puente de Santa Cruz de Moya sobre el Turia [ABC, Madrid, del miércoles 20 de enero de 1982, p. 68].