lunes, 18 de diciembre de 2017

CARRETERAS Y CAMINOS EN EL RINCÓN DE ADEMUZ.


Situación actual,
a propósito de la reivindicación sobre la CN-330 de Torrebaja a Teruel.



“La conclusión a la que se llega [...]
es que la comarca, de no cambiar su situación económica
va a desaparecer como tal a medio largo plazo,
salvo que se considere que con una muy escasa comunidad poblacional
sea suficiente para continuar considerándola como tal”
-De Estudios básicos para la ordenación del territorio de la Comunidad Valenciana (1982)-.









En el clásico trabajo dirigido por José Honrubia López –Estudios básicos para la ordenación del territorio de la Comunidad Valenciana (1982)- se reconocía que la infraestructura de carreteras constituía la primera cuestión problemática del Rincón de Ademuz, haciendo hincapié en la distancia que separaba la comarca de su centro administrativo, y en la necesidad de paliar esta distancia con mejoras en la C-234 de Valencia a Ademuz. El estudio insistía en que las mejoras deberían llevarse a cabo no sólo en el tramo comarcal, sino en todo su trazado, particularmente “a partir de la entrada en la comarca de los Serranos donde las curvas y el mal estado del asfalto se hacen notables”.[1]

Desde la publicación de aquel estudio a comienzos de los años ochenta, las comunicaciones que conectan la comarca con el exterior han sufrido grandes cambios y sustanciales mejoras –singularmente con las actuaciones llevadas a cabo en los años noventa en las dos principales vías nacionales que atraviesan el Rincón de Ademuz-: la CN-330 de Alicante (y Murcia) a Francia por Zaragoza y la CN-420 de Córdoba a Tarragona por Cuenca. Asimismo, en la C-234 de Valencia a Ademuz (actual CV-35), que conecta la capital provincial y autonómica con la cabecera comarcal, vía Liria, Chelva, Titaguas y Aras de los Olmos.

Tras las notables mejoras llevadas a cabo en las tres vías más importantes citadas, quedan por solucionar el tramo de Torrebaja a Teruel, en el que coinciden ambas carreteras nacionales (330 y 420), así como los accesos a los núcleos urbanos de la mitad oriental de la comarca –que son los peor comunicados-: Mas del Olmo, Val de la Sabina y Sesga (aldeas de Ademuz), y Puebla de San Miguel. Respecto de los accesos a las poblaciones de la mitad occidental, la peor comunicada era Negrón (CV-478), cuya carretera se ha mejorado últimamente desde Vallanca. Esta vía queda interrumpida en el límite provincial con Cuenca, aunque podría comunicarse fácilmente con la CN-330 en el término de Moya.

La entrada pretende acercar al lector la situación viaria actual de la comarca, partiendo de una somera reseña histórica.

torrebaja-valencia-nacional-420
Detalle de la CN-420 de Cuenca a Teruel a la entrada de Torrebaja (Valencia), ca.1975.


Precedentes históricos: los caminos tradicionales.
Hasta mediados del siglo XIX los caminos tradicionales del Rincón de Ademuz eran de herradura y en regular o mal estado -basta ver los comentarios de Madoz al respecto-: “los caminos son todos de herradura y malos” (Ademuz, 1845: incluye a Casasaltas); “los caminos son locales, de herradura y en mal estado” (Casasbajas, 1847); “los caminos son locales y se hallan en regular estado” (Castielfabib, 1847); “los caminos conducen á Valencia y Teruel, en buen estado” (Puebla de San Miguel, 1849); “los caminos son locales de herradura en mal estado (Torrebaja, 1949: incluye Torrealta); “los caminos son locales, de herradura, en mal estado” (Vallanca, 1949).[2]


Población de las localidades del Rincón de Ademuz que se reseñan (1845-49).
Localidad
Vecinos
Almas

Ademuz

724
3.033
Casasaltas
183
615
Casasbajas
170
730
Castielfabib
334
1.336
Puebla de San Miguel
83
316
Torrealta
20
60
Torrebaja
94
33
Vallanca
296
1.030
Total
1.904
7.153

Elaboración propia (2017). Tomado de MADOZ (1845-1849).


A comienzos de la segunda mitad del siglo XIX (1867) los caminos del Rincón de Ademuz no habían mejorado. Vicente Alcaine, Director de Caminos y Canales de Riego del Sindicato General de Riegos del Turia, recoge sus impresiones, escribiendo: “las sendas y caminos de esta comarca van aumentando en escabrosidades. Se necesitan caballerías de una docilidad completa para no despeñarse a cada risco que hay que ladear para salvarlo”.[3] Al finalizar la centuria, Riera y Sans (1881-1887) dice de las comunicaciones de los pueblos y aldeas del Rincón de Ademuz:[4]
  • Ademuz (2.947 hab): “Los caminos son vecinales y de herradura y se encuentran en regular estado de conservación” (1881, tomo I, p. 63).
  • Arroyo Cerezo (210 hab): citado como Arroyo de Cerezo, “Falto de caminos propios, se pone en relación con las poblaciones más próximas sirviéndose de los que posee su municipalidad” (1881, tomo I, p. 850).
  • Casasaltas (620 hab): citado como Casas Altas, “Se relaciona con las poblaciones limítrofes por medio de caminos vecinales en regular estado de conservación” (1882, tomo III, p. 507).
  • Casasbajas (960 hab): citado como Casas Bajas, “Para la comunicación y tránsito, cuenta con buenos caminos vecinales, por los que se relaciona con las poblaciones limítrofes y cabecera de partido” (1882, tomo III, p. 508).
  • Castielfabib (1.964 hab): “Mal se halla de medios de comunicación la localidad que describimos, pues solo cuenta con caminos de herradura y alguno que otro vecinal, todo ellos en bastante mal estado de comunicación” (1882, tomo III, pp. 607-608).
  • Mas de los Mudos (30 hab): citado como Mas del Cojo, se comunica “Por medio de los caminos que cruzan por su término verifica sus transportes y Arrastres” (1885, tomo VII, p. 72).
  • Mas del Olmo (220 hab): “Por medio de los caminos que cruzan por su término, verifica sus transportes y arrastres” (1885, tomo VII, p. 73).
  • Negrón (200 hab): “Utiliza los caminos que cruzan por su término para verificar sus transportes y sostener sus relaciones” (1885, tomo VII, p. 680).
  • Puebla de San Miguel (499 hab): “Para verificar sus transportes y relacionarse con los pueblos limítrofes cuenta con varios caminos vecinales, en regular estado de conservación” (1885, tomo VIII, p. 428).
  • Sesga (280 hab): “Utiliza los caminos que cruzan por su término para sus relaciones y transportes” (1886, tomo IX, p. 990).
  • Torrebaja (745 hab): citado como Torre Baja, “Para verificar sus transportes y mantener sus relaciones con las poblaciones limítrofes, cuenta con diferentes caminos vecinales en regular estado de conservación” (1886, tomo X, p. 489).
  • Val de la Sabina (150 hab): citado como El Vall, "Se relaciona por medio de los caminos que cruzan el término municipal (1883, tomo IV, p. 321).
  • Vallanca (1.097 hab): “Los caminos son locales conducen á los pueblos limítrofes y se hallan en mal estado” (1887, tomo XI, p. 33).


Junto a los caminos tradiciones existían las vías pecuarias por donde transitaban los ganados que atravesaban la zona y los denominados “caminos de la madera”, por donde se bajaban los pinos talados en los montes del entorno hasta los puntos de embarque (aguaderos) del río Turia.[5] Existen noticias históricas de los “aguaderos” o “apañaderos” existentes en Mas de Jacinto (Castielfabib), en el Puente de la Palanca (Torrebaja), en la Virgen de la Huerta (Ademuz) y Casasbajas.[6]



Detalle de la antigua carretera de Ademuz a Los Santos a su paso por El Soto (Casas del Soto), con la Casa Grande (1661) a la derecha (2018).

Las primeras carreteras del Rincón de Ademuz.
La red de comunicaciones locales (vecinales) y con los municipios extracomarcales permaneció inalterada hasta comienzos del siglo XX. Sin embargo, a comienzos de la segunda mitad del siglo XIX ya se había planteado la necesidad de comunicar la capital provincial (Valencia) con las distintas comarcas, entre ellas la del Rincón de Ademuz.

El trazado inicial de la carretera de Valencia a Ademuz, en su tramo hasta Chelva coincidía grosso modo con el antiguo Camino Real de Valencia a Cuenca y Madrid por Talayuelas. El trayecto de Valencia Chelva concluyó en la segunda década del siglo XIX (1860), quedando estancada en esta localidad durante cincuenta años, pues su continuación hasta Titaguas no se completó hasta la segunda década del siglo XX (1913). La carretera quedó de nuevo interrumpida en este punto durante otros cincuenta años, hasta la construcción del puente sobre el Turia en Santa Cruz de Moya (Cuenca), hecho que tuvo lugar al comienzo de los años sesenta. Hasta la construcción del puente sobre el Turia, el trayecto entre Aras de los Olmos y Santa Cruz de Moya se hacía por la cuesta de Flicos (también, de Los Flicos), y vadeando el río Arcos, esto es, siguiendo el camino tradicional. En los años ochenta del siglo XIX (1882), Riera y Sans dice al respecto: “cruzan por entre ambas 2 (se refiere a las sierras de Magallón y Javalambre) caminos que conducen, el uno, desde Ademuz á Valencia y el otro desde Santa Cruz á Higueruelas, los cuales son franqueables por las cortaduras y puertos en el río Arcos y cuesta de Flicos” (1882, tomo III, p. 361).

El trazado definitivo supuso la construcción del citado puente sobre el río Turia en el término de Santa Cruz de Moya, salvando así el punto más conflictivo de esta carretera provincial. El viaducto fue obra del ingeniero de caminos José Juan-Aracil Segura (1906-1982). Consta que con fecha 22 de octubre de 1956, el Ministerio de Obras Públicas adjudicó la obra denominada “terminación y acondicionamiento del trozo 6º” (que incluía el mencionado puente sobre el Turia) a F. Gil Garrido Oliver, de Burjasot (Valencia), que fue el único postor. Según la resolución, la obra se adjudicó por un precio de 7.648.000 pesetas, estableciéndose un plazo de ejecución de 40 meses.[7]

El trayecto de Santa Cruz de Moya hasta Ademuz resultó también de compleja realización, pues en un corto trecho debía salvarse una elevada altitud. Según los testimonios, para superar el desnivel que posteriormente se denominó “Puerto de las Emés” (de este nombre por las curvas que hace la carretera por ambas laderas), hubo que trabajar en condiciones extremas, con las personas y los animales atados, para evitar despeñarse. Salvadas “las Emes”, el trazado continúa hasta Casasbajas, en cuyo término hubo que labrar dos túneles en la roca viva: el primero de 77 metros y el segundo de 87 metros. Dichos túneles ya estaban horadados cuando la Guerra Civil (1936-1939), pues por manifestaciones de los propios lugareños consta que sirvieron  para el almacenamiento de combustible y como refugio de personas: se dice que durante su visita al frente de Teruel -cuando la Batalla de Teruel (1937-38)-, Indalecio Prieto, a la sazón Ministro de Defensa, pasó una noche en uno de estos túneles.

Tras la construcción del tramo de “las Emes” (esto ya después de la guerra civil), a la antigua C-234 de Valencia-Ademuz (actual CV-35), en Santa Cruz de Moya se le unió la CN-330, procedente de Manzaneruela (Landete). Dicha carretera nacional pasaba por Casasbajas, Casasaltas y Ademuz, y continuaba por El Soto y El Montecillo hasta Los Santos (Castielfabib), donde se unía a la CN-420 por encima del puente sobre el Ebrón. Tras la construcción de la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja (en los años noventa del pasado siglo XX), el antiguo trazado por la CV-35 hasta Ademuz y su prolongación hasta Los Santos se denomina CN-330a.

Durante la Guerra Civil, el frente republicano-nacional estaba en Villel (Teruel); de esta forma, para ir del Rincón de Ademuz a Valencia con vehículos a motor había que subir por la CN-420 hasta La Huérguina (lugar próximo a Cañete) y bajar hacia Landete, Talayuelas, Sinarcas y Utiel.[8]

castielfabib-hoya-hermosa-carretera-420
Detalle del trazado de la antigua CN-420a a la altura de la Hoya Hermosa en Castielfabib (Valencia), 2018.

castielfabib-puente-hoya-hermosa
Detalle de magnífico puente de la Hoya Hermosa en Castielfabib (Valencia), correspondiente al trazado de la antigua CN-420 (2018).

acceso-los-santos-castielfabib
Detalle del acceso a Los Santos (Castielfabib) desde la actual CN-420 (2018).



La CN-420: Tarancón-Teruel vía Cuenca y Cañete.
Sin embargo, la primera carretera nacional que atravesó la comarca fue la CN-420 (de Córdoba a Tarragona, vía Tarancón, Cuenca y Teruel por Alcañiz), popularmente denominada carretera de Cuenca-Teruel, en tanto enlazaba Tarancón con Teruel, vía Cuenca y Cañete por el Rincón de Ademuz.

El tramo procedente de Teruel a Villel ya se hallaba construido en los años ochenta del siglo XIX (1880), continuándose por ese mismo tiempo hacia Libros, con la idea de que en los años noventa arribara a Torrebaja.[9] Sin embargo, la vía procedente de Cuenca se quedó estancada en el límite interprovincial, a la altura de la Casa del Mojón (Salvacañete). El tramo número 7 de esta carretera se llevó a cabo en la segunda década del siglo, y el tramo número 8 en la siguiente: consta la expropiación de 256 propietarios de Castielfabib, cuyas parcelas se hallaban afectadas por el trazado.[10] De este tiempo contaba mi padre una anécdota: resulta que había una mujer segando alfalfa en un huerto de la Rambla Villana –entre Los Santos y Torrebaja-, y vio pasar por la carretera un coche sin caballos. La señora se asustó tanto que se metió en una acequia, debajo de un gallipuente. Aquella señora era Francisca Garrido, madre de Antonio, Cristeta y Amalia Martínez Garrido (1913-72).

Hasta la llegada de los coches de motor el trayecto entre Ademuz y Teruel se cubría mediante un coche de línea tirado por animales, la popular diligencia. Este coche de caballos hacia su recorrido por el denominado Camino Viejo de Ademuz, que a su llegada a Torrebaja vadeaba el Ebrón por la parte suroriental del pueblo, junto al pilón de san Antonio y continuaba por la calle Cantón, seguía por la calle Fuentecillas (donde se hallaba la fuente de los Pobres), pasaba por las Casas de la Venta, cruzaba la bajada del Pasillo y salía a la actual carretera de Teruel atravesando el paraje de los Piujares, por debajo del Jardín de Tomás. La vía continuaba por Mas de los Mudos y camino de Torrealta cruzaba el Turia por el puente viejo, situado unos cientos de metros aguas abajo del actual. Respecto al viejo puente de Torrealta, consta una súplica puesta por el lugar de Torrealta (entonces perteneciente a Ademuz), para formar un puente en dicho lugar (1713).[11]

El Camino viejo de Ademuz a Teruel pasaba por Torrealta y continuaba hacia la rambla de Riodeva, donde cruzaba de nuevo el Turia frente a las Casas de Angelina, camino de Mas de Jacinto (Castielfabib). Desde este lugar la vía continuaba en dirección a Libros, y Teruel. El Camino Viejo de Ademuz a Teruel formaba parte del antiguo Camino Real de Valencia y Castilla a Teruel y Zaragoza por esta parte, pues consta una declaración conforme dicho Camino Real pasaba por Torrealta.[12] Sin embargo, el trazado de la carretera de Cuenca a Teruel dejó de lado Torrealta, discurriendo frente a la aldea pero por la margen derecha del río; ello supuso el comienzo de la decadencia del lugar. No obstante, en la segunda década del siglo XX, Martínez Aloy (1915), escribe: “El Rincón de Ademuz se halla de tal manera incomunicado con la capital de la provincia, que el medio más expedito para visitarlo es el de trasladarse previamente a Teruel”.[13] A mediados del siglo XX (1953), las comunicaciones no habían mejorado –Badía Marín relata un viaje desde Valencia al Rincón de Ademuz-:
  • <Hemos tenido que hacer un recorrido de 163 kilómetros en ferrocarril y 36 en autobús, en total 199 kilómetros. Si existiera el puente sobre el Turia en Santa Cruz de Moya y los dos pequeños tramos de carretera que faltan, el viaje se hubiera reducido considerablemente, en unos 80 kilómetros>[14]

La situación descrita se mantendría hasta la construcción del puente sobre el Turia en Santa Cruz de Moya, y el tramo desde esta última población hasta Casasbajas.

santa-cruz-moya-puente-turia
Detalle de la construcción del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca) sobre el Turia (ca.1960).


santa-cruz-moya-puente-turia
Detalle de la construcción del puente de Santa Cruz de Moya (Cuenca) sobre el Turia (ca.1960).


En el viaje de Primo de Rivera a Teruel por el Rincón de Ademuz  (que fue primeros de agosto de 1927), el puente de Los Santos sobre el Ebrón ya estaba construido. El dictador y su comitiva pasaron por Torrebaja, donde les hicieron un recibimiento al uso: arcos de triunfo en la carretera, la gente del pueblo expectante, los niños y niñas de las escuelas con banderitas, el somatén formado. El general saludó a las autoridades y pidió agua para beber. Le llevaron una bandeja con una jarra y un vaso, parece que bebió con gusto, diciendo: Es buena el agua, y está fresca, pero es de pozo... Ciertamente, el agua era del pozo de la señora Paca -Francisca Vicente Casino-: su casa era la actual oficina de Farmacia del licenciado Villanueva. El paso de Primo de Rivera por Torrebaja constituyó un acontecimiento que se recordó durante décadas, permaneciendo como un hito en la intrahistoria local. El alcalde del municipio era don Rafael Sánchez Muñoz (1924-27) y el cabo del sometén, don Antonio Hernández Montesinos (1882-1945), médico de la localidad. Un bardo local -Plácido Luis Giménez (1878-1965)- compuso unos versos en honor del dictador, que leyó su hija, la señora Águeda Luis Gómez (1910-1992). El acto de bienvenida estuvo amenizado por un grupo musical de guitarras y laúdes, dirigido por Antonio Gómez Pastor (a) el Randolo (1886-1940). Sirvió el agua al general un tal Julio de la Salud Gómez (a) el Borde, que regentaba entonces el café de los Cesáreos.[15]



Entrada a Mas de Jacinto por la CN-330, con la población al fondo (2017).

Detalle del puente de la CN-330 sobre la Rambla de Valdelagua en Mas de Jacinto, Castielfabib (Valencia), 2017.

Vista oriental del puente de la CN-330 sobre la Rambla de Valdelagua en Mas de Jaciento, Castielfabib (Valencia), 2017.


El general y la comitiva continuaron su camino en dirección a Teruel, pero al llegar a Mas de Jacinto tuvo lugar un percance que les detuvo algún tiempo, pues el puente sobre la Rambla de Valdelagua (también, Rambla de San Sebastián) no estaba construido todavía y por causa de una tormenta reciente, un carro que intentó cruzar se quedó estancado en medio del cauce. Al ver el problema, el general mandó a su secretario tomar nota del asunto, diciendo: Esto hay que solucionarlo de inmediato... –y así fue, ya que poco tiempo después empezaron las obras del puente-. La anécdota me la refirió el vecino César Gómez Mínguez (Mas de Jacinto, 1943), según el relato que había oído de un tal Francisco el Jeromico, que presenció los hechos.


La CN-330: de Landete a Torrebaja.
La mencionada CN-330 de Alicante (y Murcia) a Francia por Zaragoza fue la segunda carretera nacional que atravesó el Rincón de Ademuz. La construcción del tramo de la carretera de Valencia a Ademuz, entre Santa Cruz de Moya y Casasbajas por el Puerto de las Emes, permitió el acceso al Rincón de Ademuz, desde Landete. Aunque parte del trazado y el firme se han mejorado, el trayecto por la actual CN-330a sigue siendo difícil, ya que en pocos kilómetros deben salvarse grandes desniveles: bajando desde Manzaneruela hasta Santa Cruz de Moya y desde esta localidad hasta Casasbajas, subiendo y bajando “las Emes”. Decíamos que la carretera atraviesa dos túneles y entra en el Rincón de Ademuz por Casasbajas, y continúa por Casasaltas hasta Ademuz. El tramo entre Ademuz y Los Santos –vía El Soto y·El Montecillo- estuvo sujeto a importantes mejoras en los años noventa. El antiguo trazado era una carreterita estrecha que pasaba junto a la Casa Grande del Soto, entre ésta y unos pajares. En la actualidad, la carretera es amplia y discurre por debajo de la Casa Grande: el antiguo edificio (siglo XVII) se salvó de la destrucción al ser declarado Bien de Interés Local, dadas su antigüedad y características arquitectónicas. Como se dice arriba, la CN-330a se une con la CN-420 que baja del Hontanar frente a Los Santos (Castielfabib), justo por encima del puente sobre el Ebrón.



ademuz-valencia-puente-nacional-330
Vista occidental del puente sobre el Turia y la vega de Ademuz (Valencia), correspondiente a la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja (2016).

ademuz-valencia-puente-nacional-330
Vista occidental del puente sobre el Turia y la vega de Ademuz (Valencia), correspondiente a la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja (2016).

En la segunda mitad de los años noventa del pasado siglo XX se trazó la variante de la CN-330 desde Manzaneruela (Landete) hasta Torrebaja. El trazado se labró por El Pinar, siguiendo parcialmente antiguos carrilles de guerra y buscando el Turia. La nueva carretera cruza el valle a la altura de Los Arenales mediante un gran viaducto que discurre por La Celadilla, desde donde cruza la Rambla del Val mediante otro gran viaducto. Continúa por Los Planos, margen izquierda del Turia y vuelve a cruzar el Turia mediante otro gran viaducto frente a Torrebaja, donde se une a la CN-420. Desde este punto -situado al norte de Torrebaja- ambas carreteras nacionales continúan hasta Teruel como CN-330 por la margen derecha del Turia: vía Mas de los Mudos y Mas de Jacinto (Castielfabib), Libros, Villel y Villastar (Teruel).


torrebaja-valencia-puente-nacional-330
Vista meridional del puente sobre el Turia y la vega de Torrebaja (Valencia), correspondiente a la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja (2016).


torrebaja-valencia-puente-nacional-330
Detalle del puente sobre el Turia y la vega de Torrebaja (Valencia), correspondiente a la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja (2016).


torrebaja-valencia-puente-nacional-330
Detalle del puente sobre el Turia y la vega de Torrebaja (Valencia), correspondiente a la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja (2016).

Un proyecto frustrado: la autovía de Cuenca a Teruel.
El proyecto de construcción de la autovía de Cuenca a Teruel supuso una gran esperanza para el desarrollo de la zona, pero la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa de los tramos de Cuenca a Ademuz por la CN-420 (110 km) y de Ademuz a Teruel por la CN-330 y CN-420 (40 km) descartó definitivamente su realización en 2008: probablemente nunca llegue a realizarse, quedando pendiente –sin embargo- un nuevo estudio informativo que aporte soluciones alternativas. El proyecto de la Autovía de Cuenca a Teruel se hallaba inserto en el más amplio de la Autovía de la Meseta Sur –Autovía Castilla-La Mancha (A-40)-: cuyo recorrido comenzaba en Adanero-Ávila (Autovía A-6) y finalizaba en Teruel (Autovía Mudéjar: Sangunto-Jaca), lo que suponía comunicar directamente el sur de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón –evitando pasar por Madrid-. Un proyecto ciertamente grandioso que en la parte que nos afecta ha quedado en agua de borrajas...

En vista de la imposibilidad de continuar con la prolongación de la A-40 (entre Cuenca-Ademuz y Ademuz-Teruel), los representantes de las Entidades provinciales afectadas pidieron mejoras en la CN-330 y CN-420 que une ambas capitales –vía el Rincón de Ademuz-: mejorando su trazado y seguridad y como forma de lucha contra la despoblación de los pueblos de la zonas perjudicadas.[16] Sin buenas comunicaciones no hay desarrollo posible, hecho que garantiza la despoblación.

En este mismo sentido, los alcaldes que forman la Mesa de la Rivera del Turia por la Nacional 330, propusieron una serie de movilizaciones para forzar a la Administración del Estado a abrir conversaciones al respecto. La movilización a la que se había invitado a los vecinos de los municipios de la Rivera del Turia por los que discurre la carretera nacional debía comenzar el martes día 5 de diciembre de 2017, para que “circularan voluntariamente por dicha carretera con sus vehículos, entre ellos tractores, para protestar por la situación de la vía”. Finalmente, sin embargo, tras una reunión celebrada en Libros el domingo, 3 de diciembre, la movilización fue desconvocada, dado el desbloqueo en la falta de comunicación que existía entre la Mesa de Alcaldes y el Ministerio de Fomento. El viernes 1 de diciembre tuvo lugar una reunión en Madrid entre los representantes de la Mesa de Alcaldes y el Director General de Infraestructuras (señor Manuel Niño), en la que éste se comprometió a la realización de la obra solicitada, en dos fases:

  • la primera (de ejecución en 2018) consistirá en la realización del proyecto y la obra de seis kilómetros en dirección de Teruel a Villastar, con fondos propios y un importe aproximado de 13.000.000 de euros.
  • la segunda (de ejecución entre 2019 y 2020) consistirá en la realización del proyecto e impacto ambiental del resto del tramo, el cual dará comienzo a la vez que la primera fase y seguidamente la licitación y realización de la obra por un importe de 135.000.000 de euros.

Asimismo, la Mesa de Alcaldes acordó la formación de una comisión de seguimiento, cuya misión será controlar el proyecto, para conocer en todo momento la situación del mismo y mantener contacto directo con el Ministerio de Fomento: el seguimiento incluye que el importe del proyecto sea incluido en los presupuestos del Estado, en 2018. Según la nota difundida, “la no inclusión de estos importes en los presupuestos daría lugar a considerarnos engañados, lo que provocaría una movilización continua en la reivindicación”.

puente-hontanar-nacional-420
Vista meridional del puente del Hontanar en la CN-420, una de las grandes infraestructuras viarias en la comarca, obra de los años noventa (2017).

puente-hontanar-nacional-420
Vista suroriental del puente del Hontanar en la CN-420, una de las grandes infraestructuras viarias en la comarca, obra de los años noventa (2017).

puente-hontanar-nacional-420
Vista suroccidental del puente del Hontanar en la CN-420, una de las grandes infraestructuras viarias en la comarca, obra de los años noventa (2017).
Carreteras provinciales y vías locales.
La construcción de los grandes ejes viarios que atraviesan el Rincón de Ademuz corrió parejo al de los accesos a algunos pueblos y aldeas comarcales, que hasta los años veinte y treinta del pasado siglo XX estaban comunicados por caminos de herradura. El municipio peor comunicado era –y sigue siendo- Puebla de San Miguel, ubicado en la zona oriental de la comarca, en las estribaciones de la sierra de Javalambre.

Castielfabib. El acceso de Castielfabib (actual CV-479) desde la CN-420 y su prolongación hasta El Cuervo (Teruel) supuso la apertura de dos túneles –uno en la Solana y otro en la Umbría-: las obras se llevaron a cabo en los años veinte, durante la Dictadura de Primo de Rivera (1923-30). La comunicación con estas poblaciones era muy dificultosa, ya que se realizaba por Los Callejones, vía Los Santos. Hasta la apertura de los túneles, para ir de El Cuervo a Los Santos había que subir por el Barrioso hasta la plaza de la Villa y bajar por la Solana, para coger el Camino de los Callejones, vía la Vega Zaragoza.

Vallanca. El acceso de Ademuz a Vallanca (actual CV-378) se llevó a cabo en los años veinte, durante la Dictadura de Primo de Rivera (1923-30); posteriormente fue prolongada hasta Negrón. Dicha vía local se pretendía conectarla con Moya (Cuenca), pero se quedó en el límite interprovincial. Su conexión con la CN-330 constituiría una importante vía secundaria en las comunicaciones por esta parte de la comarca, pero Cuenca no ha tenido nunca el menor interés en su prolongación -que sepamos-.

A comienzo de los años treinta (1931), la red comarcal suponía 33 km de carreteras del Estado, 6 km de provinciales y 19 km de caminos vecinales –con la particularidad de que en la zona oriental de la comarca no había un solo kilómetro de carretera construido, y en el sector occidental los actuales accesos a las aldeas de Arroyo Cerezo, Cuesta del Rato y Los Santos eran caminos de herradura.[17] Respecto del antiguo acceso a Cuesta del Rato desde la carretera de Castielfabib a El Cuervo, el señor Emilio Jarque Fornas (Castielfabib, 1914), sobrino del párroco don Enrique Fornas Lázaro (1879-1973), refiere:
  • <Mi tío Enrique era una persona muy recta. Yo era su monaguillo y mi tío Manuel Jarque Casino, un hermano de mi padre, le hacía de sacristán. Recuerdo que a veces íbamos con el sacerdote a Mas de Jacinto y a Cuesta del Rato –aldeas de Castiel-, para ayudarle en los oficios, por las fiestas o en algún entierro. Llevábamos una borriquilla que tenía... Nosotros, el sacristán y yo, andando y el sacerdote montado. Cuando íbamos a Cuesta del Rato había que atravesar el río Ebrón. Entonces no había puente, sino pontón. Me acuerdo de que él iba delante, montado, y nosotros detrás. Y conforme pasaba, nosotros nos quedábamos mirándole, a ver si se caía..., porque el pontón era muy precario; pero nunca se cayó...>[18]

La necesidad de comunicaciones durante la Guerra Civil (1936-39) supuso la apertura de vías para vehículos en distintas zonas de la comarca, particularmente en Casasbajas y Puebla de San Miguel.

Arroyo Cerezo (Castielfabib). El acceso a la aldea desde la CN-420 se hizo durante la guerra, hasta entonces era un camino de herradura: El vecino Antonio el Antonino –Antonio Díaz Díaz (Arroyo Cerezo, 1936)- refiere: Antes sólo había un camino de herradura, pero cuando la guerra abrieron la pista por donde viene ahora la carretera, y los soldados la engravaron desde el empalme con la general hasta Veguillas.[19] La carretera actual hasta Veguillas de la Sierra (Teruel) -desde la CN-420a-, vía Arroyo Cerezo es la CV-483.

Casasbajas. Durante la contienda civil se acondicionó la vía que comunicaba este municipio con Aras de los Olmos (entonces, Aras de Alpuente), vía Santa Cruz de Moya (Cuenca), constituyendo el precedente de la que sería C-234 de Valencia-Ademuz (actual C-35).

Castielfabib. El acceso a la villa por la cuesta de la Virgen de Gracia se abrió en los años sesenta: hasta ese momento se accedía por el Barrioso.

Los Santos (Castielfabib). El actual acceso a la aldea de Los Santos desde la CN-420 tuvo lugar a mediados de los años cincuenta (1955), según proyecto de 31 de enero de 1952. La vía actual desde el antiguo aserradero se denomina CV-481.

Mas del Olmo (Ademuz). La carretera de Ademuz a Mas del Olmo, vía Val de la Sabina es un camino rural asfaltado que nace en Ademuz, a la altura del puente del Sotillo, que cruza el Turia en la entrada norte de la población. Hasta Val de la Sabina el camino discurre por la media ladera de la vertiente derecha de la rambla del Val, al llegar a la aldea se aleja de la población por la izquierda para emprender una tortuosa subida por la ladera septentrional hasta la planicie de Mas del Olmo. Al llegar a esta última localidad el camino rural asfaltado entra en la aldea por la izquierda, mientras que por la derecha cruza la rambla y enlaza con la CV-363 que lleva a Losilla de Aras, vía Puebla de San Miguel.

Desde Mas del Olmo hasta Riodeva (Teruel) hay una pista de tierra en regular estado que lleva también al Rento de Altamira, caserío abandonado sito en la linde interprovincial con Teruel. Este es el camino que Francisco Candel (1927-2007) y sus amigos catalanes siguieron en la excursión que hicieron por esta parte de la comarca a mediados de los años sesenta (septiembre de 1964) –de su conversación con el posadero de Mas del Olmo escribe-:
  • <Nos cuenta que sólo hace seis años que les han puesto la luz eléctrica en la aldea –luego la electrificación fue en 1958-, pero un camino como es debido únicamente hacía un año que lo tenían. Se trata del camino que hemos seguido nosotros desde Riodeva y que solamente cerca de Mas del olmo tiene características de transitable y cuya estructura final nos llamara tanto la atención. Se lo habían hecho la misma gente de la aldea. Antes tenían que llegar o salir del pueblo andando o con mulas. Nada más tenían unos caminos de carro que iban hasta los cercanos campos. Caminos de caro de unos carros que se construían en el pueblo. Eran unos carros indígenas y robinsones. Por más que habían ido a ver al gobernador de Valencia, explica el hombre, acompañados del cura de Puebla de San Miguel, nunca consiguieron que se les hiciera ni un mal sendero>.[20]

Sigue diciendo:
  • <Por ello fue que los hombres que quedaban en la aldea ensancharon el camino de mulas que iba hasta Riodeva transformándolo en una especie de carretera. [...] Hicieron esta carretera sin ayuda ni instrucciones de ningún técnico, por su cuenta y riesgo, y don Tomás (se trataba de don Tomás Arce, cura párroco de Riodeva) les alentaba y les llevaba tabaco. Un poeta de la localidad cantó la construcción de la carretera por los vecinos del pueblo y a don Tomás repartiendo tabaco entre los que trabajaban>[21]

Los comentarios de Candel respecto de la pista que une Riodeva con Mas del Olmo resultan del mayor interés para comprender el estado de las infraestructuras viarias de esta parte del Rincón de Ademuz en los años sesenta.

Puebla de San Miguel. En este municipio se labró por entonces la denominada "Pista de Guerra", aunque su trazado discurría por la sierra, sin acceder a la villa. Con todo, la apertura de una vía para vehículos tuvo lugar en las décadas siguiente, tras la aprobación por la Diputación Provincial de la carretera de Losilla de Aras (actual CV-363), en sesión de 30 de agosto de 1949. El vecino Fermín Luz Yuste (Sesga, 1927-2017) trabajó en la construcción de esta carretera:
  • <La carretera de Losilla, que pasa por Hoya de la Carrasca y llega hasta Puebla de San Miguel, la empezaron después de la guerra. En las curvas que hay antes de llegar a Losilla, estuve yo un mes trabajando. Pues unos veinte años tendría (1947), antes de ir a la mili... Estuve trabajando con Juanito, otro muchacho de aquí, preparando el cemento para un muro de piedra que hacían unos canteros gallegos... Trabajábamos unas diez horas diarias, pero entonces nos hospedábamos en Losilla, en un caseto que había; allí dormíamos, nos guisábamos y eso... Entonces movieron la de la Hoya de la Carrasca para acá, hacia la Puebla, y me vine a ésta a trabajar; porque aunque tenías que andar cuatro horas todos los días –ida y vuelta- dormía en mi casa por las noches. No, no iba yo sólo; íbamos treinta o cuarenta mozos de la aldea. Entonces había población aquí y el trabajo requería mucho personal, porque no había máquinas como ahora. Los agujeros los hacíamos a mano, con las barrenas, hasta que se taladraba la piedra. Los cartuchos se ponían por la mañana y los explotaban al medio día. Los contaban hasta que estallaban todos: uno, dos, tres… Si alguno no detonaba había que tener cuidado...>.[22]

Candel recoge también algunas impresiones de su estancia en Puebla de San Miguel, relativas al recorrido que hizo por la zona oriental de la comarca:
  • <Éste es el pueblo más aislado de los que hemos visto hasta ahora. Procedente de Valencia les llega una especie de pista muy poco transitable, y los pueblos, por este lado, les quedan distanciados. Para salir del pueblo hacia Ademuz tienen que andar cinco horas. Por la parte de Riodeva el trayecto es igual de largo y sólo encuentran pueblos incomunicados>[23]

Según puede verse, comparando los testimonios expuestos, la carretera de Losilla de Aras a Puebla de San Miguel (actual CV-363) -de unos 25 km de largo, construida en la segunda mitad de los cincuenta-, era todavía “una especie de pista muy poco transitable” a principios de los sesenta.

Sesga (Ademuz). Para acceder a Sesga desde Ademuz hay que seguir el camino rural asfaltado que hemos descrito al decir de Mas del Olmo. A la altura de Val de la Sabina el camino entra en la aldea, pero para ir a Sesga cabe seguir hasta la rambla, vadearla por un gallipuente y continuar por la ladera del monte frontero. Se trata de una pista de tierra con algunos tramos asfaltados en mal estado. El trayecto es sumamente penoso por el piso de la pista, sólo compensado por el magnífico paisaje, que se amplía conforme ascendemos, permitiendo contemplar una gran parte de la comarca. Durante el camino podremos ver antiguos campos de cultivos, muchos abandonados, rodeados de pinos y sabinas. Durante el trayecto atravesaremos una zona de barracas, construcciones de piedra en seco de gran valor etnográfico. La electrificación de la aldea se llevó a cabo en los últimos años del pasado siglo, pero las comunicaciones siguen siendo lamentables. Candel y sus amigos catalanes estuvieron también en Sesga, procedentes de Puebla de San Miguel. El escritor dejó tristes comentarios del lugar, gravemente afectado ya por la despoblación. Para salir de la aldea siguieron el camino del Rento, que nace frente a la Iglesia de la Inmaculada, y sigue hasta Casasbajas –escribe-: A partir de Sesga, el camino desciende siempre. Desciende con sinuosidades. Subidas y bajadas. Es áspero, fragoso, y como un alero en la falda de las montañas.[24]

Si bajar de Sesga a Casasbajas resultaba penoso entonces, podemos imaginar lo que era subir. Sin embargo, uno de los maestros que hubo en la aldea (años 30), llamado don Francisco, natural de Albacete, casado con una señora de Casasbajas (señora Salvadora), hacía esta ruta con frecuencia: el matrimonio pasaba la semana en Sesga, donde el docente tenía derecho a casa y el fin de semana bajaba a Casasbajas, para subir de nuevo el lunes.[25]

Torrealta (Torrebaja). El acceso de Torrealta desde la CN-330, puente sobre el río Turia incluido, se realizó en los años setenta. Con el trazado de la entonces CN-420 por la margen derecha del Turia, la aldea quedó marginada respecto de la carretera nacional, aunque bien comunicada con el nuevo acceso.



puente-ebron-nacional-420
Detalle de paneles en el cruce de carreteras del puente de Los Santos (Castielfabib), correspondientes a la CN-420: a Cuenca, 115 km., a Torrebaja, 2 km y a Teruel, 38 km. (2017).

puente-ebron-nacional-420-los-santos
Detalle de panes de carretera en el puente de Los Santos (Castielfabib), con el viaducto sobre el Ebrón al fondo (2017).

Detalle de vehículo de gran tonelaje pasando por el puente de Los Santos (Castielfabib), 2017.

La red viaria en la actualidad.
Según el panorama descrito, la red viaria del Rincón de Ademuz puede estructurarse en torno a cuatro tipos de vías: carreteras nacionales, carreteras provinciales y locales, caminos rurales asfaltados y caminos rurales no asfaltados.
1] Carretas nacionales:

  • CN-420, de Córdoba a Tarragona por Cuenca y Teruel (más conocida como carretera de Teruel), que atraviesa la comarca en dirección suroeste-norte. En los años noventa se mejoró en su trazado y firme, desde el Puerto del Hontanar hasta Los Santos, donde se le añade la CN-330a, procedente de Ademuz, vía El Soto y El Montecillo.
  • CN-330, de Alicante y Murcia a Francia por Zaragoza, que atraviesa la comarca de sureste a norte. El antiguo trazado de esta carretera entraba por Casasbajas, procedente de Santa Cruz de Moya, donde se le unía a la C-234 de Valencia a Ademuz (actual CV-35). Desde Ademuz la vía continuaba por El Soto y El Montecillo, para unirse por encima del puente sobre el Ebrón en Los Santos con la CN-420: desde este punto ambas nacionales continuaban juntas hasta Teruel, vía Torrebaja, Mas de los Mudos y Mas de Jacinto. En esta vía hubo grandes mejoras en su trazado y firme en el tramo de Ademuz a Los Santos en los años noventa. Asimismo, en los años noventa se construyó la variante de esta carretera, desde Manzaneruela (Landete) hasta Torrebaja por el Pinar Llano, utilizando algunos tramos de las antiguas pistas de guerra. La vía cuenta con tres importantes viaductos, dos en Ademuz y uno en Torrebaja. Por encima de esta última población la carretera se une a la CN-420, formando una sola vía hasta Teruel.

2] Carreteras provinciales y locales:

  • CV-35: de Valencia a Ademuz (antigua C-234), entra en la comarca por Casasbajas, procedente de Santa Cruz de Moya (Cuenca). Al construirse en los años sesenta el puente sobre el Turia en Santa Cruz de Moya, fue la primera carretera que comunicó directamente la capital provincial con el Rincón de Ademuz, vía el Campo de Liria y Los Serranos (133 km). Dicha vía ha tenido también importante mejoras en su trazado y firme, en especial de Valencia a Chelva.
  • CV-478: de Ademuz a Negrón, vía Vallanca (antigua VV-5001). Esta vía constituye el principal acceso a Vallanca y a su aldea (Negrón) desde la CN-330a. Esta vía tenía prevista su continuación hasta Moya (Cuenca), pudiendo ahora empalmar con la variante de la CN-330 de Manzaneruela a Torrebaja, pero se ha quedado detenida en el límite interprovincial, poco antes de llegar al Rento de , donde desaparece como tal.
  • CV-479: comunica Castielfabib y El Cuervo, desde la CN-420, por encima de Los Santos (antigua VV-9101). La perforación de los túneles de Castielfabib en los años veinte supuso una importe mejora en las comunicaciones con la villa, su aldea de Cuesta del Rato y la villa de El Cuervo (Teruel).
  • CV-482: constituye el acceso a Cuesta del Rato desde la CV-479 (de Castielfabib a El Cuervo). Atraviesa el río Ebrón por un puente de obra y llega hasta la aldea, desde donde se prolonga por el Carril hasta El Rato, como camino rural asfaltado hasta empalmar con la carretera de Tormón a Teruel por el Rodeno (VF-TE-13).
  • CV-483: constituye el acceso a Arroyo Cerezo (Castielfabib) desde la CN-420, comunicando también las poblaciones turolenses de Veguillas de la Sierra, Alobras y Tormón (a las dos últimas poblaciones llega como VF-TE-13).

Durante 2017 la Diputación Provincial de Valencia ha llevado a cabo obras de mejora funcional en distintas carreteras del Rincón de Ademuz:
- CV-478 (de Ademuz a Negrón, vía Vallanca desde la CN-330a).
- CV-479 (acceso a Castielfabib y El Cuervo, desde la CN-420).
- CV-482 (acceso a Cuesta del Rato desde la CV-479).

Las actuaciones han contado con un presupuesto de 1.385.591 € (Construye: CECSA, SAU).

ademuz-valencia-puente-sotillo
Entrada al puente del Sotillo sobre el Turia en Ademuz (Valencia), con detalle del panel señalizador con las distancias a las distintas localidades (2017).

ademuz-valencia-puente-sotillo-turia
Vista meridional del puente del Sotillo sobre el Turia en Ademuz (Valencia), 2017.

3] Caminos rurales asfaltados:

  • De Ademuz a Mas del Olmo y Sesga, vía Val de la Sabina. Esta vía comunica las aldeas de Ademuz situadas en la vertiente oriental del Rincón de Ademuz, sin duda las peor comunicadas de la comarca. Al llegar a Mas del Olmo la vía continúa por la CV-363 (antigua VV-6011) hasta Losilla de Aras, vía Puebla de San Miguel y la Hoya de la Carrasca (Arcos de las Salinas). Su trazado y firme es infame, particularmente el trayecto de Val de la Sabina a Sesga, donde el piso es de tierra en gran parte de su recorrido. Ambas vías precisan de una urgente actuación por parte de las entidades (municipales, provinciales y autonómicas) responsables.
  • De Ademuz a Moya por el cerro de Horca y el Pinar Llano, parcialmente asfaltado.
  • De Ademuz a Los Arenales, vía el puente del Sotillo por la ribera izquierda del Turia.
  • De Ademuz a Casasaltas, vía Los Arenales.
  • De Castielfabib a la CN-420, vía la calle Calvario y San Antonio a la Hoya Hermosa.
  • De Torrebaja a la CN-330a por El Montecillo, vía el puente de la Presa sobre el río Ebrón: muy transitada para ir de Torrebaja a Ademuz sin pasar por el puente de Los Santos.
  • De Torrebaja a la CN-330a por el Camino de las Vueltas.
  • De Vallanca a la CN-420, siguiendo parcialmente el antiguo camino del Nogueral, que comunicaba la villa con las Casas del Mojón en Salvacañete (Cuenca) por encima del Puerto del Hontanar (1.302 m), cuyo firme se halla en muy mal estado en su tramo final.

4] Caminos rurales no asfaltados:

  • De Mas del Olmo a Riodeva, vía el Rento de Altamira: constituye una salida de considerable importancia para las poblaciones del sector oriental de la comarca (Mas del Olmo y Puebla de San Miguel) con la CN-330 en el antiguo almacén de la Azufrera (Libros).
  • De Mas del Olmo a Sesga, vía el Molino de los Cuchillos: constituye en camino tradicional utilizado para la comunicación viaria entre ambas localidades.
  • De Mas del Olmo a Torrealta, vía la Loma del Romance y Los Molares: consta que el Ayuntamiento de Puebla de San Miguel y los vecinos de Mas del Olmo solicitaron en diversos momentos de su historia la transformación de este camino en carretera, por ser un acceso natural a la CN-330.
  • De Puebla de San Miguel a Sesga por el barranco de la Cañada de Jorge: constituye en camino tradicional utilizado para la comunicación viaria entre ambas localidades.
  • De Puebla de San Miguel a Riodeva y Camarena de la Sierra (Teruel), vía La Santica.
  • De Torrealta a Mas de Jacinto, vía la rambla de Riodeva y Casas de Angelina (parcialmente cementado).
  • De Torrebaja a Ademuz por las Casas de Guerrero.
  • De Torrebaja al acceso de Cuesta del Rato y Tormón por el Carril.
  • De Vallanca a la CN-420 por las Tóvedas y Arriba y de Abajo.

Existen otros muchos caminos de similar categoría -por la montaña y/o las riberas- que comunican los distintos parajes y lugares de interés de la comarca, las fincas de cultivo y los depósitos de agua contra-incendios forestales en la zona. A los caminos asfaltados y no asfaltados descritos cabe añadir los senderos de pequeño y gran recorrido que completan la red de vías tradicionales, comarcales y extracomarcales.[26]


Palabras finales, a modo de epílogo.
Hay que reconocer que red de carreteras del Rincón de Ademuz –en general- está bien diseñada: cuenta con dos grandes ejes viarios nacionales (CN-330 y CN-420) y distintas carreteras locales que permiten el acceso a la totalidad de núcleos urbanos de la comarca, y con los municipios limítrofes de Cuenca y Teruel.

Las dos grandes carreteras nacionales mencionadas han sufrido importantes mejoras en su trazado y firme durante las últimas décadas, a lo que cabría añadir la construcción de la variante de la CN-330 de Manzaneruela (Cuenca) a Torrebaja (Valencia), situando a la comarca entre la Autovía de Valencia-Madrid (por Utiel) y la Autovía Mudéjar (por Teruel).

La desestimación del gran proyecto de la Autovía de la Meseta Sur (A-40) en sus tramos de Cuenca a Ademuz (por la CN-420) y de Ademuz a Teruel (por la CN-330 y CN-420) debería compensarse con la mejora en su trazado y firme hasta Teruel, adaptando dicha vía a las necesidades actuales. Según lo expuesto, existe un compromiso del Ministerio de Fomento para dichas actuaciones en los próximos años, con cargo a los presupuestos del Estado.

Caben también actuaciones en las carreteras locales, mejorando el trazado, su anchura y el firme, así como el mantenimiento de los caminos rurales que interconectan los distintos sectores de la comarca.

Resulta vergonzoso e inaceptable -sin embargo- el estado de las comunicaciones con las poblaciones del sector oriental de la comarca –de Ademuz a Mas del Olmo y Sesga, vía Val de la Sabina, y Puebla de San Miguel-, ya que las vías existentes no dejan de ser caminos rurales asfaltados, incluso sin asfaltar en el caso de Sesga. Asimismo, el puente de Los Santos sobre el Ebrón -en el que confluyen la CN-330a y la CN-420-, precisa una actuación urgente; fue construido para una carretera de principios del siglo XX y los vehículos y las necesidades viarias del siglo XXI son muy distintas de las de entonces.


puente-ebron-los-santos-nacional-420
Vista meridional del puente sobre el Ebrón en Los Santos (Castielfabib), construido con anterioridad a 1927 (2017).
puente-ebron-los-santos-nacional-420
Detalle constructivo del magnífico puente de Los Santos (Castielfabib) sobre el Ebrón, basado en piedras calizas y rodenas labradas (2017).


En suma: nunca en toda su historia había estado el Rincón de Ademuz tan bien comunicado como en la actualidad. Sin embargo, no debemos olvidar que la exigencia en la mejora de las comunicaciones rodadas debería ser prioritario para los consistorios locales, toda vez que sin transportes adecuados no hay desarrollo posible. Además, las buenas carreteras constituyen un valioso instrumento en la lucha contra la despoblación que nos atenaza. Es por ello que la formación de la Mesa de Alcaldes de la ribera del Turia para la actuación urgente sobre la CN-330 –de Torrebaja a Teruel- merece nuestro aplauso, además de la leal colaboración vecinal. Vale.







[1] HONRUBIA LÓPEZ, José (1982). Estudios básico para la ordenación del territorio de la Comunidad Valenciana. VIIa. El Rincón de Ademuz, Edita Caja de Ahorros de Valencia, Valencia, p. 27.
[2] MADOZ, Pascual (1845-1949). Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar, Madrid [Ademuz, 1845: tomo I, pp. 82-83; Casasaltas, 1847: tomo VI, p. 42; Casasbajas, 1847: tomo VI, p. 42; Castielfabib, 1847: tomo VI, pp. 166-167; Puebla de San Miguel, 1949: tomo XIII, p. 239; Torrealta, 1849: tomo XV, p. 72; Torrebaja, 1849: tomo XV, p. 72; Vallanca, 1849: tomo XV, p. 587].
[3] ALCAINE, Vicente (1867). La Vega de Valencia y el río Turia. Imprenta de J. Ruis. Copia facsímil, Librerías París-Valencia, Valencia. Citado por RODRIGO ALFONSO, Carles (1998). El Rincón de Ademuz. Análisis geográfico comarcal, Edita ADIRA, Valencia, p. 107.
[4] RIERA Y SANS, Pablo (1882-1987). Diccionario Geográfico, Histórico; Biográfico, Postal, Municipal, Militar, Marítimo y Eclesiástico de España y sus posesiones de Ultramar, publicado bajo la dirección de D. Pablo Riera y Sans con la colaboración de varios distinguidos escritores, Imprenta y Librería Religiosa y Científica del heredero de D. Pablo Riera, Barcelona. Citado por Rodrigo Alfonso, 1998: 109.
[5] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo (2008). El camino de la madera, rebautizado del oro verde, en Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, vol. II, pp. 67-76.
[6] RODRIGO ALFONSO, 1998: 111.
[7] FOMBUENA VIDAL, Ricardo (1993). Guadalturia, Ediciones Rodilla, Madrid, p. 47.
[8] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Mapas y planos del XIX Cuerpo de Ejército durante la Guerra Civil, del sábado 17 de octubre de 2015.
[9] RODRIGO ALFONSO, 1998: 111.
[10] Ibídem, p. 112.
[11] FOMBUENA VIDAL, Ricardo (s/f). Torrebaja. Historia de un mayorazgo, p. 41.
[12] Ibídem.
[13] MARTÍNEZ ALOY, José (1915). Provincia de Valencia, en CARRERAS y CANDI, F. Geografía general del Reino de Valencia, Barcelona. Citado por Rodrigo Alfonso, 1998: 112.
[14] BADÍA MARÍN, Vicente y PÉREZ TARÍN, José Alejandro (1953). Un viaje a Torre Baja desde Valencia, en Torre Baja, mi pueblo, Valencia, pp. 65-68.
[15] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Don Miguel Primo de Rivera, de paso por el Rincón de Ademuz, del jueves 1 de marzo de 2012.
[16] ALVADALEJO, Diego (SER Castilla-La Mancha). Diputaciones de Cuenca y Teruel dejan de lado el proyecto de la autovía, del martes 31 de octubre de 2017.
[17] RODRIGO ALFONSO, 1998: 112.
[18] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Antonio Díaz Días (a) Antonino, natural y vecino de Arroyo Cerezo (Castielfabib), del domingo 17 de abril de 2016.
[19] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo (2009). Emilio Jarque Fornas, la persistencia de la memoria, en Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, vol. III, p. 104.
[20] CANDEL, 1977: 100.
[21] Ibídem, pp. 100-101.
[22] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo (2009). Fermín Luz Yuste, la persistencia de la memoria, en Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, vol. III, p. 126.
[23] CANDEL, Francisco (1977). Viaje al Rincón de Ademuz, Edita Plaza & Janés, Barcelona, p. 106.
[24] Ibídem, p. 114.
[25] SÁNCHEZ GARZÓN, 2009: 130.
[26] CASQUEL, Teresa (2002). Caminos tradicionales del Rincón de Ademuz, "la Isla del Turia", Edita: Centre Excursionista de València, Promueva: Generalidad Valenciana, Valencia.

No hay comentarios: