miércoles, 17 de mayo de 2017

LIBROS, PUEBLO DE TERUEL (y II).


Aproximación al conocimiento de Libros -a través de sus edificios más emblemáticos-:
iglesia de San Juan Bautista, ermita de la Virgen de la Huerta y castillo roquero.



Libros es un municipio de la zona meridional de Teruel
lindante con el valenciano Rincón de Ademuz,
territorios ambos de frontera -in extremo sarracenorum en la baja Edad Media-,
 inmersos hoy en la “Serranía Celtibérica de España” y
afectados por idénticos problemas de comunicación, económicos y poblacionales
-del contenido textual-.







La iglesia parroquial de San Juan Bautista.
Según Madoz, a mediados del siglo XIX (1847) la iglesia parroquial de Libros –San Juan Bautista- pertenecía a la diócesis de Teruel -hoy Teruel y Albarracín-, y estaba “servida por un cura de entrada y provisión ordinaria”, esto es, por el obispo diocesano. Por lo demás, existen escasas referencias bibliográficas a la iglesia de Libros, aparte de una escueta nota en la magna obra de Alfonso Zapater Gil (1932-2007), que reproducimos en su memoria. Dice el escritor y periodista turolense:

  • <La iglesia parroquial (de Libros) está dedicada a San Juan Bautista y perteneció al obispado de Zaragoza hasta 1577, en que pasó a Teruel. Es obra neoclásica del siglo XIX, de mampostería. Su interior se distribuye en tres naves, la central cubierta por bóveda de medio cañón con lunetos y las laterales por bóveda de arista. Tiene coro en alto. La torre se alza a los pies, en el lado del Evangelio, y consta de cuatro cuerpos, de mampostería, cantería y ladrillo. El templo fue desmantelado en 1936, por lo que todas sus imágenes son modernas>[1]

El templo se halla en el extremo suroccidental de la plaza Mayor del lugar, se trata de un edificio parcialmente exento de planta rectangular, orientado al estilo antiguo -de este (pies) a oeste (cabecera)-, con muros de mampostería ordinaria y sillería en las esquinas, cobertura a tres aguas y torre-campanario a los pies, lado del evangelio. Circundando el edificio por el lado de la torre podremos ver el cuerpo correspondiente a las capillas laterales. Sobre las capillas laterales hay cuatro ventanas circulares, en ojo de buey, las tres últimas parcialmente ocluidas por la elevación del tejadillo de las capillas de ese lado. Hacia la cabecera hay un cuerpo saledizo con esquinas de piedra (en la parte baja) y ladrillo cocido (en la superior), corresponde al recinto anexo al presbiterio por el evangelio (sacristía). Asimismo, en el muro del testero se observa una antigua entrada cegada, su arco es ligeramente apuntado. Viendo el edifico desde la cabecera se advierte también que ha sido recrecido, elevándose el hastial y el cuerpo central de la iglesia al menos dos metros, ello se hace evidente por la distinta mampostería y su revoco, lo que permite afirmar que el actual templo neoclásico (del siglo XIX) fue rehecho de otro anterior renacentista-barroco (siglo XVII-XVIII).



libros-teruel-iglesia-parroquial
Vista frontal (nororiental) de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-iglesia-parroquial
Vista frontal (nororiental) de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.


La fachada principal, el primer cuerpo de torre y el edificio anexo por el lado de la epístola fueron restauradas hace unos años. La entrada posee una puerta de dos hojas forrada de cinc, enmarcada por un arco rebajado (carpanel) en piedra labrada con impostas voladas tipo capitel. Sobre el arco puede verse una hornacina labrada en piedra con la imagen del titular del templo (San Juan Bautista) y sobre ella una ventana rejada en semicírculo. Comparando esta imagen con la de una fotografía de finales del siglo XIX (1898) lo primero que llama la atención es el piso de la plaza, entonces de tierra apisonada y con una arroyada en el centro: en la vieja foto parece que se está celebrando mercado en la plaza. El piso debía estar antaño bastante más hondo, ya que el zócalo actual de la torre ha disminuido cerca de un metro respecto del anterior; asimismo, las jambas de la entrada actual están rebajadas, acortadas. Junto al templo, lado de la epístola se observa una casa estrecha de tres pisos salediza hacia la plaza, que no guarda la línea de fachada de la iglesia. Otra novedad es que la construcción frente a la iglesia por el lado del evangelio (correspondiente a la Casa Abadía), posee distinta fábrica. Finalmente, en la vieja foto puede verse parte del ramaje del secular olmo negrillo que había entre la carretera y el acceso a la plaza.



libros-teruel-iglesia-parroquial
Vista general (suroccidental) de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.
libros-teruel-iglesia-parroquial
Detalle de la torre-campanario de la parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), vista suroccidental (2017).


La torre-campanario (de planta cuadrangular) se halla a los pies, lado del evangelio. Posee un sólido zócalo de piedra y cinco cuerpos de torre, los tres primeros basados en piedra labrada con sillería en las esquinas, y ventanas en arco de medio punto en la fachada oriental. Dichos cuerpos están separados por un cornisamiento de piedra, más prominente y saledizo el que hay entre el segundo y tercer cuerpo. El tercer cuerpo forma una somera terracita con estructuras de adorno (boladas) en las esquinas: este cuerpo corresponde al piso del reloj, cuya esfera mira a la plaza. Sobre este tercer cuerpo se halla el piso de campanas, de planta octogonal, basado en mampostería con las esquinas y los vanos (arqueados) de las campanas en piedra sillera. Y sobre el cuarto el quinto cuerpo, asimismo octogonal y planta más estrecha, formando a modo de chapitel, con teja vidriada y prominente veleta de forja. Los dos últimos cuerpos de torre debieron construirse en distinto momento histórico, lo que resulta evidente por la estilo y fábrica.


libros-teruel-iglesia-parroquial
Detalle del portón y arco rebajado de la entrada a la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.


Entré en la iglesia en compañía del señor Dionisio el Sacristán -que tuvo la amabilidad de mostrarme el templo, comentándome algunos detalles-:
  • <Nací en Libros, el 31 de mayo de 1931... Cuando comenzó la guerra tenía yo cinco años, pero todavía me acuerdo de cuando sacaron los santos, los quemaron en el centro de la plaza. Se llevaron unos campanos pequeños que había, pero las campanas grandes las dejaron. Las imágenes eran de teda, todas ardieron. La iglesia quedó desmantelada, después hacían cine dentro... -por otras fuentes sabemos que la iglesia hizo también de Hospital de Guerra-. Todas las imágenes que hay ahora son nuevas, pero de escayola; las antiguas eran mucho mejores. El retablo mayor lo trajeron de Teruel, creo que de la iglesia de la Merced. La pila bautismal es antigua, labrada en piedra, aquí me bautizaron a mí... Antaño el río se salía casi todos los años, inundando la plaza y el pueblo; recuerdo una vez que el agua entró hasta el altar. Por eso elevaron el piso de la plaza -y de la iglesia-, antes estaba mucho más hondo. Durante la guerra (los nacionales) bombardearon el pueblo varias veces, en uno de estos bombardeos cayó una bomba en un cubo que había por ahí arriba y murieron varios hombres, a algunos se les salieron las tripas. Varias casas de la plaza fueron hundidas en aquellos bombardeos, entre ellas la del cura, es esta de ladrillo que hay frente a la iglesia. En aquella esquina (señala hacia la salida de la plaza Mayor) cayó una bomba de quinientos kilos que no explotó, la enterraron allí mismo...>.


libros-teruel-iglesia-parroquial
Detalle de arco rebajado y hornacina superior  de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-iglesia-parroquial
Detalle de la hornacina e imagen en el frontis  de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.

El testimonio del vecino viene confirmado por el Estado Número 3 de la Causa General del Ayuntamiento de Libros, partido judicial de Teruel, en el que se hace la Relación de “incendios de edificios, saqueos, destrucciones de Iglesias y objetos de culto, profanaciones y otros hechos delictivos (...) cometidos en el término municipal durante la dominación roja. Allí se dice de lo ocurrido en Libros el día 20 de agosto de 1936:
  • <Destrucción de la Iglesia y de los objetos de culto/ y profanación.>[2]

El documento lo firma en Libros (Teruel), el alcalde –Ramón Gimeno- y el secretario –Miguel Murciano-, con fecha 14 de diciembre de 1940. En una entrada anterior –Relatos testimoniales: maquis en Libros, Teruel (1948)- se alude a un tal Ramón Jimeno, probablemente se trata de la misma persona.[3]

El interior del templo resulta algo sombrío –con sensación de humedad al entrar-, la única luz natural que posee penetra por la ventana semicircular de la fachada principal, que recae sobre el coro alto, y los óculos laterales. A la entrada observamos dos columnas de hierro sujetando el arco carpanel del alto coro: Lo colocaron hace poco, el arco amenazaba con abrirse –comenta el sacristán-. Posee nave central y capillas laterales, bóveda de medio cañón con lunetos (en la central) y bóveda de arista (en las laterales). El piso del templo es le ladrillo nuevo, con dos hileras de bancos, dejando un pasillo central. El templo avanza en cuatro tramos hasta el presbiterio, recinto cuadrangular, dos peldaños por encima del piso de las naves.


libros-teruel-iglesia-parroquial
Detalle de los soportes del arco rebajado bajo el alto coro y naves de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.


El espacio presbiteral posee un altar exento (delante) y otro adosado de obra (detrás), con retablo neoclásico sencillo de mazonería ocupando gran parte del testero. El retablo posee banco (sotabanco), con casamento central conteniendo imágenes en relieve relativas a santa Lucía Virgen, enmarcado por pilastras y columnas lisas. El ático posee cuadro central con imagen orante (Crucifijo y calavera) y la figura de un ángel de bulto delante, portando una corona en la mano derecha y una palma del martirio en la izquierda. Según me refiere el Sacristán, el retablo procede –presuntamente- de la iglesia de la Merced (Teruel), y nada tiene que ver con la advocación del templo. Debió colocarse a falta de otro mejor, pues el original fue destruido durante la Revolución de 1936. A ambos lados del retablo hay una imagen de la Virgen del Pilar (derecha) y un sagrario (izquierda). En el muro de la epístola luce una hornacina encristalada con una notable imagen de san Juan Bautista, el titular del templo. En el muro del evangelio se abre una puerta que permite el acceso al recinto de la sacristía. A la izquierda de la puerta de la sacristía hay un cuadro al óleo en el que se representa una notable “Virgen de Rafael”, obra del artista valenciano afincado en Zaragoza, Gregorio Villarig del Cacho (Valencia, 1940).[4] El cuadro muestra una Virgen con Niño, teniendo como fondo el caserío de Libros, la iglesia y torre-campanario a la derecha.


libros-teruel-iglesia-parroquial-gregorio-villarig
Detalle de óleo (Virgen de Rafael) en el presbiterio de la parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), notable obra de Gregorio Villarig del Cacho, que tiene como fondo el caserío de Libros (2017).


De los pies a la cabecera, la nave central se halla circundada por una doble cornisa, más voluminosa la superior, con cuarterones entre ambas. Las capillas laterales, con cúpula de arista, contienen las siguientes imágenes:

Tabla con las imágenes y representaciones de la capillas laterales en la parroquial de Libros (2017).

Evangelio

Epístola

* Imagen de san Antonio Abad en hornacina de cúpula semiesférica y altarcito de peana 
(a la derecha)
* Virgen sobre mesa altar con hornacina detrás (al frente).
* Imagen de santa Quiteria en hornacina con cúpula semiesférica y altarcito de peana
(a la izquierda).
* Imagen de la Inmaculada Concepción en hornacina con cúpula semiesférica y altarcito de peana (al frente).
* Imagen del Sagrado Corazón de Jesús, en hornacina de cúpula semiesférica y 
altarcito de peana (al frente)
* Imagen de la Virgen del Carmen en hornacina con cúpula semiesférica y altarcito de peana
(al frente).
* Imagen de San Joaquín sobre mesa-altar y hornacina pintada detrás 
(al frente).
* Pila Bautismal en piedra labrada bojo arcada y plafón de ladrillos con la representación de san Juan Bautista bautizando a Jesús (a la izquierda).
* Imagen de la Virgen del Rosario sobre mesa-altar y hornacina detrás (al frente).
Altar adosado con varias imágenes:
san Antonio de Padua, san Roque y san José
(a la derecha).
Elaboración propia (2017).

La parte baja de los muros luce la piedra desnuda de la mampostería rejuntada, a modo de zócalo. Al coro se accede por una puertita abierta a los pies, lado del evangelio, bajo el alto coro. Desde el coro, que posee baranda metálica, puede admirarse una estupenda vista de la nave, apreciándose el detalle de las arcadas de la bóveda de medio cañón con lunetos, en los que se abren las ventanas circulares tipo ojo de buey, así como las altar cornisas y casetones, pilastras y arcadas de las capillas laterales.



libros-teruel-iglesia-parroquial
Nave central con cúpula de cañón y lunetos, y naves laterales con cúpula de arista en la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.


libros-teruel-iglesia-parroquial
Nave central con cúpula de cañón y lunetos y naves laterales con cúpula de arista en la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), 2017.



libros-teruel-iglesia-parroquial-presbiterio
Vista del retablo mayor de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), con iconografía de santa Lucía Virgen (2017).


libros-teruel-iglesia-parroquial-retablo
Detalle del retablo mayor de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), con iconografía de santa Lucía Virgen (2017).

En el último rellano antes de entrar al coro hay otra puertecita a la izquierda, que permite el acceso a la torre-campanario, mediante escalera tipo castellano, adosada a los muros con hueco central. El piso del reloj se halla en el tercer cuerpo, un espacio estrecho de techo bajo. El piso de campanas se halla en el cuarto cuerpo, posee suelo de yeso y cuatro vanos para los bronces, solo tres están habitados, estando el cuarto (que mira al poniente), parcialmente cegado. En el hueco septentrional luce una pequeña campana con yugo de madera que mira al mortero del castillo. La campana mayor (del reloj) se halla en el hueco oriental, mirando al cerro de la Virgen, su diámetro de boca mide 59 cm -dice su epigrafía-:

AÑO DE 1817 * S. JVAN BAUTISTA/ CVRA D. MIGVEL PEREZ/ BENEFICIADO M. JVAN CALPE * REGIDOR MIGVEL/ HERNANDEZ * A DEVOCIÓN/ DE LOS VECINOS.

En el hueco meridional -que mira la Peña Grajera-, hay otra campaña de menor tamaño y yugo de madera, cuyo diámetro de boca mide 87 cm -dice su epigrafía-:

SE FUNDIO EN SIGÜENZA POR LOS/ COLINAS SIENDO PARROCO D/ CAYETANO ARGILES COADJUTOR/ D. VICTOR ALEGRE ALCALDE D/ JOQUIN MIGUEL Y SECRETARIO/ D. JOAQUIN GOMEZ * AÑO DE 1900.

Se trata de campanas del siglo XIX, de principios (1817) y de finales (1900) de la centuria, ambas con yugo de madera en buen estado. La epigrafía del campanico no he podido leerla. Desde los vanos de las campanas se observan singulares vistas del caserío, del Castillo y del cerro de la Virgen, así como del ceñudo peñasco meridional.



libros-teruel-iglesia-parroquial-campana
Vista del campanico de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), colocado en el vano que mira al norte (2017).

libros-teruel-iglesia-parroquial-campana
Vista de la campana mayor de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), colocada en el vano que mira al este (2017).

libros-teruel-iglesia-parroquial-campana
Vista de la campana de la iglesia parroquial -San Juan Bautista- de Libros (Teruel), colocada en el vano que mira al sur (2017).



Ermita de la Virgen de la Huerta.
El origen de la Ermita Virgen de la Huerta de Libros parece perderse en la noche de la Historia, careciendo de referencias bibliográficas o documentales. Pudo haber alguna reseña en el antiguo Archivo Parroquial, desaparecido o destruido durante la Revolución y Guerra Civil Española (1936-1939). Fray Roque Alberto Faci, en su célebre obra -Aragón, Reyno de Cristo y dote de María Santísima (1750)-, nada dice de la ermita ni de la Virgen de Libros. Quizá porque su imagen no se halla entre las "aparecidas" o "halladas" en algún momento de la reconquista cristiana de la zona. Al decir de Libros, Pascual Madoz (1847) no alude tampoco a la Ermita ni a su Virgen. Cabe concluir, pues, que la Virgen de la Huerta de Libros se halla vinculada a la devoción tradicional del Lugar (como sucede con la Virgen y ermita de la misma advocación en la vecina localidad de Ademuz); los primeros pobladores cristianos de Libros se dedicaron desde principios del siglo XIII (1212) a la agricultura, como arrendatarios y aparceros de los templarios.

La Ermita de la Virgen de la Huerta de Libros se halla en el Barrio de Las Eras, partida de Santamaría, a un kilómetro de la población. Hubo un edificio anterior con esta misma advocación, pero se perdió; sus ruinas y muros desmochados (de tapial con grava, parcialmente enlucidos) todavía pueden verse en las proximidades. 

La actual ermita data de los años treinta del siglo XX (1936), rehabilitada y mejorada en los años setenta de la misma centuria (1978). Se trata de una sólida construcción de planta alargada -orientada de este (pies), cabecera (oeste)-, muros de mampostería ordinaria, alto zócalo y cobertura a dos aguas con teja árabe dispuesta en canal y cobija. El alero es sencillo, de ladrillo y teja formando dibujo geométrico. El edificio ha sido restaurado recientemente, rejuntándose sus piedras exteriores con cemento. La fachada principal mira a levante, posee una entrada con semiarco de ladrillo, enmarcando un portón metálico de dos hojas encristaladas. Posee dos ventanas de culto rejadas, una a cada lado de la entrada, y otra arqueada sobre la principal, en la vertical del hastial, coronado éste por una cruz de forja.


libros-teruel-ermita-virgen-huerta
Vista frontal (oriental) de la Ermita de la Virgen de la Huerta en Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-ermita-virgen-huerta
Vista frontal (nororiental) de la Ermita de la Virgen de la Huerta en Libros (Teruel), 2017.


En interior resulta muy agradable, pintado en colores claros, crema blanco. Tiene el piso de ladrillos, zócalo saledizo y cúpula de medio cañón con lunetos. El presbiterio al fondo, un escalón elevado por encima del piso del templo. Posee altar exento de madera y otro adosado de obra, con un sencillo retablo neoclásico y hornacina para la Virgen de la Huerta, una imagen románica copia de la primitiva, de bella factura. La Causa General de Teruel, ramo de Libros no menciona el saqueo y la destrucción del material ornamental y mueble de la ermita, pero consta por testimonios vecinales que todo su contenido fue destruido, incluida la imagen románica de la Virgen. La imagen actual es copia o imitación de la original románica, se trata de una Virgen entronizada (sendente), de rostro amable (esboza una sonrisa sin desplegar los labios), coronada y vestida con túnica, la mano derecha tendida. Con el brazo izquierdo sujeta a un Niño (Jesús) erguido sobre su rodilla izquierda, que alza la mano derecha en actitud de bendecir (dedos índice y medio unidos, rectos; pulgar contrapuesto a anular y meñique), mientras sujeta un libro (evangelio) con la izquierda. La Virgen tiene bajo su pie izquierdo un extraño animal, símbolo quizá del demonio.

Según me informan, valga decir, como dato curioso, que los bancos de esta Ermita pertenecieron a la iglesia parroquial de Santa Marina Virgen, de Torrebaja (Valencia).



libros-teruel-ermita-virgen-huerta
Vista general (interior) de la Ermita de la Virgen de la Huerta en Libros (Teruel), detalle de cúpula de medio cañón con lunetos, el presbiterio al fondo (2017).


libros-teruel-ermita-virgen-huerta-retablo
Vista del retablo  y hornacina con la imagen de la Virgen de la Huerta en Libros (Teruel), en la ermita de su advocación (2017).

libros-teruel-ermita-virgen-huerta-retablo
Detalle de la imagen de la Virgen de la Huerta en Libros (Teruel), en la ermita de su advocación (2017).

libros-teruel-virgen-huerta
Detalle de la imagen de la Virgen de la Huerta en la ermita de su nombre en Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-ermita-virgen-huerta
Vista general (interior) de la Ermita de la Virgen de la Huerta en Libros (Teruel), detalle de la cúpula de medio cañón con lunetos, desde el presbiterio (2017).

Antaño la feligresía acudía a la Ermita de la Virgen de la Huerta en tres ocasiones al año:
- En la mañana de Pascua de Resurrección, tras el canto de la Aurora por el pueblo se iba hasta la ermita rezando el Santo Rosario, saludando a la Virgen con el Regina Coeli.
- El segundo domingo de Pascua, momento en que se iba en procesión, rezando el Santo Rosario y cantando las letanías de los santos.
En la fiesta de la Santa Cruz (3 de mayo), se celebra una misa y después la bendición de términos.

 Anteriormente, la bendición de términos (una invocación de la fertilidad, al tiempo que la protección de campos y cosechas) tenía lugar en un cerrito frontero al cementerio, donde se erigió un pilón de ladrillo con cruz de hierro. Desde el crucero puede verse una magnífica panorámica de la vega del Turia a su paso por el término. El Ayuntamiento ofrecía a los asistentes un refrigerio (olivas, vino), y la vecindad pasaba el día en las proximidades, celebrando la estación primaveral.


Oratorio de la Virgen del Pilar, pilones del Vía Crucis y Cementerio Municipal.
Frente al caserío de Libros –margen izquierda del Turia, a los pies del cerro de la Virgen- hay un sencillo oratorio donde se venera una imagen de la Virgen del Pilar de buen tamaño, sobre sus andas. El pequeño edificio se halla al amparo de una cueva, posee muros de mampostería, enlucida y encalada, tejadillo a dos aguas y piso de ladrillos. La entrada posee una puerta metálica de dos hojas, con cristal. Sobre el testero puede verse un gran plafón cerámico con la representación de la Basílica del Pilar, y a la izquierda un cuadro encristalado con una fotografía de la imagen de la Virgen en su altar de Zaragoza. Durante las fiestas de octubre los porteadores llevan en procesión la imagen de la Virgen a la parroquial, concluidas las fiestas la devuelven al ermitorio. El oratorio está muy cuidado -limpio y adornado-, con jarrones de flores frescas en las escaleras de acceso.


libros-teruel-ermita-virgen-pilar-oratorio
Vista general (noroccidenal) del oratorio de la Virgen del Pilar en Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-ermita-virgen-pilar-oratorio
Detalle de la fachada occidental del oratorio de la Virgen del Pilar en Libros (Teruel), 2017.


El Vía Crucis se halla a la salida del pueblo, en posición meridional respecto del mismo. Se trata de pilones de ladrillo cara vista con casilicio en la parte alta y coronados por cruz de hierro. Los pilones se hallan en buen estado, están situados en la misma ladera del monte, siguiendo el camino de sirga que sube hasta el Cementerio Municipal. Los casilicios contienen ladrillos cerámicos (4) de buena factura con las representaciones de la Pasión de Cristo (Azulejos L. Mora. Manises, Valencia). Los ladrillos -hechos después de la guerra civil- carecen de fecha. La Estación XIV: Jesús es puesto en el sepulcro, se halla junto al cementerio (ángulo suroriental). Falta la Estación XIII: Jesús es bajado de la cruz y puesto en brazos de María, su santísima madre. Con anterioridad a estos pilones había otros tipo pilastras que comenzaban en el barrio del Rabal, frente al pilón de San Antonio Abad, y continuaban hasta la ermita de la Virgen de la Huerta.

libros-teruel-viacrucis-fuente
Detalle de fuente pública en Libros (Teruel), con detalle de pilastra y hornacina correspondiente al antiguo Vía Crucis en el barrio del Rabal (2017).

libros-teruel-viacrucis-ladrillo
Detalle de ladrillos cerámicos correspondientes a la Primera Estación del Vía Crucis de Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-viacrucis-pilon
Detalle de pilón y ladrillos cerámicos correspondientes a la XIV Estación del Vía Crucis de Libros (Teruel), 2017.


Al cementerio municipal de Libros se accede –con vehículo- por la carretera que lleva a Tramacastiel, situada a unos cientos de metros del pueblo, yendo en dirección al Rincón de Ademuz. Dejando atrás las antiguas eras y pajares del lugar se llega a un desvío de esta carreterita que surge a la derecha. Hay que circundar una zona de escombrera a cielo abierto antes de llegar al camposanto. En la esquina suroriental del mismo puede verse el último pilón del "Vía Crucis": Estación XIV: Jesús es sepultado. El cementerio tiene su entrada en el muro oriental, posee puerta metálica de dos hojas trabadas con cadena. Un pasillo cementado circunda el sagrado recinto interior, en el centro hay un pilón de ladrillo coronado por cruz de piedra (Cruz central, también Cementerial), a la derecha han construido un grupo de nichos nuevos, los antiguos se halla al fondo, contra la tapia occidental. El pasillo central en cruz divide el recinto en dos niveles y cuatro cuarteles. A ambas manos del pasillo central hay inhumaciones en tierra (propiamente, enterramientos), con señalamientos funerarios en el suelo y muros laterales.

libros-teruel-cementerio-municipal
Vista general (oriental) del Cementerio Municipal de Libros (Teruel), 2017.

libros-teruel-cementerio-municipal
Detalle de la entrada al Cementerio Municipal de Libros (Teruel), 2017.


Me llamó la atención un conjunto escultórico labrado en mármol existente sobre una tumba, allí se representa una Virgen sedente con Niño, rodeada de ángeles músicos. Las lápidas más antiguas señalizaciones de pared -corresponden a inhumaciones de mediados y finales del siglo XIX- siendo del tenor siguiente:

AQUÍ YACE/ VICENTE SAEZ
Que murió el día 21 de Abril/ de 1865
Á los 42 años de su edad.

A la mitad de tu vida/ te arrebató ya la muerte
Dejando en la orfendad/ A tu familia inocente;
Que en union con tus amigos/ Y con oración frecuente,
Ruegan todo por tu alma/ Al Señor Omnipotente.

R.P.S.A.

libros-teruel-cementerio-municipal-señalizacion
Detalle de ladrillo cerámico correspondiente a una señalización de pared de mediados del siglo XIX (1865) en el Cementerio Municipal de Libros (Teruel), 2017.


La expresión “Aquí yace” (Hic jacet) era la forma antigua de señalar los enterramientos desde la Edad Media. El finando “Vicente Saez” falleció en 1865, a los 42 “años de su edad”, luego nació en 1823, al final del Trienio Liberal (1820-23). Otro ladrillo dice:

D.O.M.

AQUÍ YACE TERE/SA FALLADO Y A-/
RANDA FALLECIO
EL 5 de SETBRE DE
1867 a los 64 años de edad

R.I.P.

libros-teruel-cementerio-municipal-señalizacion
Detalle de ladrillo cerámico correspondiente a una señalización de pared de mediados del siglo XIX (1867) en el Cementerio Municipal de Libros (Teruel), 2017.


Las siglas D.O.M que encabezan el epitafio pueden corresponder a la expresión latina Deus Omnipotens Mortuus (Muerto para Dios Omnipotente). La finada Teresa Fallado falleció en 1867, a los 64 años de edad, luego nació en 1803, al final del reinado de Carlos IV de España (1788-1808). Las siglas R.I.P corresponden a la clásica expresión latina: Requiecat IPace (Descanse en paz). Dice otra:

DN PAULINO SORIANO PÉREZ
PROFESOR DE VETERINARIO
FALLECIO EL 15 DE ENERO DE 1899
Á LOS 62 AÑOS DE EDAD

R.Y.P.
ROGAD Á DIOS POR SU ALMA


libros-teruel-cementerio-municipal-señalizacion
Detalle de ladrillo cerámico correspondiente a una señalización de pared de finales del siglo XIX (1899) en el Cementerio Municipal de Libros (Teruel), 2017.



Don Paulino Soriano Pérez “profesor de veterinario”, falleció en 1899, a los 62 años de edad, luego nació en 1837, en plena Primera Guerra Carlista (1833-40). Las siglas R.Y.P corresponden a la clásica expresión latina: Requiescat YPace (Descanse en paz) Según el estilo lapidario antiguo, los deudos del muerto solicitan de los visitantes una oración por el alma del muerto.



libros-teruel-cementerio-municipal-señalizacion
Detalle de conjunto escúltórico en una tumba del Cementerio Municipal de Libros (Teruel), 2017.
libros-teruel-cementerio-municipal-señalizacion
Detalle de ladrillo cerámico en el Cementerio Municipal de Libros (Teruel), correspondiente a una señalización de pared de comienzos del siglo XX (1911), 2017.


Palabras finales, a modo de epílogo.
La entrada constituye un somero repaso a la historia de Libros, localidad -y municipio- situada en posición meridional respecto de la capital turolense, correspondiente a la actual Comunidad de Teruel. En la baja Edad Media perteneció a la jurisdicción de Villel, cuyo territorio (villa, castillo y aldeas) fue donado a la Orden de Montegaudio (1187), posteriormente fusionada a la Orden del Temple (1196). Los templarios, además de milicia religiosa y eficaces "agentes del proceso reconquistador de las tierras al sur de la villa de Teruel" [5] fueron excelentes administradores. Prueba de ello es que a principios del siglo XIII (1212), en cuanto vieron asegurada la frontera meridional de Villel con la conquista de Ademuz y Castielfabib, parcelaron y arrendaron el territorio de su encomienda en Libros a colonos y aparceros, para su explotación. Efecto de aquella lejana vinculación con la célebre orden militar es que por el término de Libros discurre el camino peregrinal de la Vera Cruz, que lleva de Puente la Reina (Navarra) a Caravaca de la Cruz (Murcia), siguiendo el trazado de antiguas posesiones templarias.[6]



libros-teruel-pilon-camino-veracruz
Detalle de pilón correspondiente al camino peregrinal de la Vera Cruz -de Puente la Reina (Navarra) a Caravaca de la Cruz (Murcia)- a su paso por Libros (Teruel), 2017.


De la época bajo-medieval es el castillo, cuyos escasos restos pueden verse en la cima del Mortero, así denominan los lugareños al peñasco en cuyo derredor se ubica el caserío de Libros. Se desconoce el aspecto que pudiera tener el castillo, aunque debió ser una fortaleza táctica de planta irregular construida para vigilar y defender el paso del Turia, basada en algún torreón circundado por una muralla. Recientemente ha sido acondicionado el acceso, para hacerlo visitable. Desde la cima puede observarse una estupenda vista del caserío y su agreste entorno. Para completar los trabajos de acondicionamiento haría falta señalizar el acceso, colocando algún panel informativo en la cima, explicando su historia, las características orográficas y geográficas del lugar, y otros detalles.

La iglesia parroquial de San Juan Bautista merece también una visita, se trata de un templo neoclásico reconstruido en el siglo XIX, basado en otro previo. Posee nave central, con cúpula de medio cañón con lunetos, y capillas laterales con bóveda de arista. Las imágenes de sus altares –retablo mayor incluido- son posteriores a la guerra civil: durante la Revolución de 1936 el templo fue devastado. De su material ornamental destaca una “Virgen de Rafael” situada en el presbiterio, óleo de bella factura de Gregorio Villarig del Cacho. La torre-campanario se halla a los pies, lado del evangelio, posee tres cuerpos cuadrangulares, sobre el que se alzan dos cuerpos octogonales, el de campanas y un chapitel con teja vidriada rematado por veleta de forja.

La ermita de la Virgen de la Huerta se halla en el barrio de las Eras, en el extremo meridional del pueblo. El ermitorio es de medianas dimensiones, planta rectangular, muros de mampostería ordinaria, con cubierta que vierte a dos aguas y ventanas de culto en la fachada principal, a ambos lados de la entrada. Posee nave única con cúpula de medio cañón y lunetos, con sencillo retablo de obra en el testero: la hornacina luce una bonita imagen policromada de la Virgen de la Huerta. El edificio ha sido recientemente restaurado con acierto. Al lugar acuden los vecinos el Día de la Santa Cruz -tres de mayo-: para oír la misa y bendecir los términos. 

Dentro del escaso patrimonio histórico-artístico local destaca el Vía Crucis, situado sobre la ladera meridional del monte en cuya cima se halla el Cementerio Municipal. Fundado en pilones de ladrillo, los casilicios contienen bellos ladrillos de cerámica valenciana (Manises), puestos tras la guerra civil. En tanto parte del patrimonio, sería aconsejable el acondicionamiento del camino de la Pasión de Cristo, para facilitar su visita y la práctica de la devoción, reponiendo el pilón que falta y clausurando –de paso- la escombrera.


libros-teruel-plafon-ceramica-iglesia-parroquial
Plafón cerámico con la representación del bautismo de Jesús por Juan el Bautista, en la capilla del Bautismo de la iglesia parroquial del Libros (Teruel), 2017.


En suma: Libros es un municipio de la zona meridional de Teruel, lindante con el valenciano Rincón de Ademuz, territorios ambos de frontera -in extremo sarracenorum en la baja Edad Media (siglo XII-XIII)-, inmersos hoy en la “Serranía Celtibérica de España” y afectados por idénticos problemas de comunicación, económicos y poblacionales.[7] Vale.





[1] ZAPATER GIL, Alfonso (1986). Aragón, pueblo a pueblo, Zaragoza, tomo X, p. 1.467
[2] Archivo Histórico Nacional, FC-Causa General, 1416, Exp. 21, imagen 10 de 39.
[3] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Relatos testimoniales: maquis en Libros, Teruel (1948), del miércoles 15 de marzo de 2017.
[4] Vid Villarig del Cacho, Gregorio en Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA) (Consultada el 12 de mayo de 2017).
[5] LEDESMA RUBIO, Mª Luisa (1988). Cartas de población y fueros turolenses,  Instituto de Estudios Turolenses (Teruel), Cartillas turolenses 12 (1988), p. 14.
[6] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. El camino de la Vera Cruz a su paso por el Rincón de Ademuz, del martes 11 de septiembre de 2012.
[7] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. El Rincón de Ademuz y la Serranía Celtibérica de España (I y II), del lunes 5 de enero de 2015.

No hay comentarios: