domingo, 12 de mayo de 2013

LA IGLESIA DE SAN JOAQUÍN Y SANTA BÁRBARA EN ARROYO CEREZO (CASTIELFABIB) [y II].

 Visita guiada al templo parroquial del Royo,
el Lugar habitado más alto de la Comunidad Valenciana.


En nuestra visita de hoy no hemos visto a nadie por la aldea, la mayoría de viviendas están cerradas a cal y canto. Finalmente encontramos a un matrimonio que acababa de llegar de Barcelona, el hombre nos manda al sector de Arriba, pues la llave la tiene alguno de esta zona... Pero allí nos dicen que el vecino no está, se ha marchado a una celebración y no saben cuando regresará. Vamos al barrio de Abajo y encontramos a un habitante haciendo caballones en un huertecito junto a una casa, nos identificamos y le solicitamos información sobre la llave del templo y del cementerio. Nos mira sorprendido, pero deja su labor y se acerca hasta la tapia: hemos tenido mucha suerte, porque tiene la llave de ambos recintos y conoce a mi mujer... Al vecino en cuestión le dicen Antonino –me refiero al señor Antonio Díaz Díaz (Arroyo Cerezo, 1936)-: un hombre tranquilo, amable y servicial que se brinda a ir por la llave y acompañarnos. Durante el trayecto hasta la iglesia le comento los testimonios de la guerra arriba expuestos, a los que añade su propia experiencia:
  • <Yo nací en mayo de 1936, dos meses tenía cuando comenzó la guerra... Claro, de la guerra sólo puedo decirle lo que oí después, que sacaron todo lo que había en la iglesia y lo quemaron en la plaza... La iglesia se quedó vacía, y la ocuparon los soldados de Intendencia que hubo aquí: Siempre he oído que guisaban el rancho en la sacristía, para que saliera el humo hicieron un agujero en la pared, todavía recuerdo yo haber visto el agujero ennegrecido por el hollín, pues no lo cerraron hasta tiempo después de haber acabado la guerra... También recuerdo cuando lo taparon, aunque era yo un crío. Las imágenes de los santos las fueron comprando poco a poco, porque no dejaron ninguna: Primero trajeron la de san Joaquín, que está a la derecha del altar, luego la de santa Bárbara, que está en el centro y luego la de san Roque, que está a la izquierda... Me acuerdo cuando trajeron a san Joaquín, lo trajo un hombre de aquí, que hacía el transporte con un carro... Antes sólo había caminos de herradura, pero cuando la guerra abrieron la pista por donde viene ahora la carretera. La iglesia es muy antigua, dicen que antes fue la casa de una señora marquesa, la dueña de todo esto, parece que la cedió para iglesia del pueblo; puede que sea cierto, al menos yo siempre lo he oído así. San Joaquín tiene su fiesta el 26 de julio y Santa Bárbara el 4 de diciembre, pero ambos los celebramos en agosto, cuando viene la gente de veraneo: Antes se hacía algo de procesión, se sacaban los santos y se daba la vuelta a la iglesia, pero ahora ya no hay quien coja las andas; además, tampoco se puede pasar por detrás de la iglesia, esta todo perdido y lleno de maleza...>.
arroyo-cerezo-parroquial-san-joaquin
Vista frontal (meridional) de la fachada principal de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

           
Según comenta el señor Antonino, tras el expolio del templo “la iglesia se quedó vacía y la ocuparon los soldados de Intendencia que hubo aquí” –valga el punto para hacer un inciso y añadir-:
  • <El frente sur de Teruel y toda la zona del Rincón de Ademuz estuvieron prácticamente inactivos hasta noviembre de 1937, con las características de un frente de escasa actividad (pasivo). Sin entrar en el detalle de las consideraciones estratégicas, puede decirse que las divisiones elegidas por el mando del ejército frentepopular para la toma de Teruel quedaron establecidas en tres grandes masas de maniobra y una de reserva: Columna de la derecha (Norte), Columna del Centro, Columna de la Izquierda (Sur) y otra de Reserva. La que afectaba nuestra zona fue la ubicada al sur Columna de la Izquierda y estaba formada por el XVIII Cuerpo de Ejército. Contaba éste con las Divisiones 34 y 64, un batallón de carros (T-26), cuatro grupos de artillería y otros cuatro batallones de Fortificación. Las fuerzas de Reserva de dicha columna, escalonadas hacia el oeste, eran la 70 y 47. El referido Ejército de Levante (Cuerpo de Ejército XIII y XIX) se consideraba una fuerza local (frente pasivo), y sus jefes, junto con los de las citadas Divisiones de Reserva (70 y 47) quedaron directamente subordinadas al Mando supremo del conjunto, para las contingencias que surgiesen>.[1]
 
            Asimismo:
  • <Para los efectos de la maniobra táctica de concentración, las fuerzas de la División 34 se hallaban repartidas en tres pueblos del (valenciano) Rincón de Ademuz (Ademuz, Castielfabib y Torrebaja), mientras que las de la División 64 se ubicaron en Alobras y Tormón (Teruel). A la luz de lo expuesto, merece la pena reflexionar al respecto, para imaginar por un momento la distribución de gente armada que supuso la concentración de aquella gran unidad militar en nuestros pueblos, pues entre los tres citados sumaban unos nueve mil soldados. A principios de diciembre ya se conocía el volumen probable de los efectivos que deberían tomar parte en la operación. En total se establecieron unos 77.000 hombres, de los que 15.000 correspondían a la citada Columna de la Izquierda (Sur). Los vehículos a motor dispuestos para la operación reunían unos 3.230, una cantidad considerable para el ejército frentepopular, a los que cabía añadir unas 2.350 caballerías>[2]


Propiamente, los testimonios expuestos resultan compatibles con lo que sabemos por la Historia del momento histórico.
 
arroyo-cerezo-parroquial-caserio
Vista parcial del barrio del Medio de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), con detalle de la iglesia de San Joaquín entre el caserío (2013).

            Volvemos al lugar del templo parroquial, que como hemos visto se halla en el barrio del Medio, al fondo de una placeta cementada que hay junto a la carretera. En un lado de la plaza hay una fuente con un caño y pileta; en el extremo opuesto hay unos muros desmochados, casi hasta el nivel del suelo: se trata del solar de la antigua Casa Abadía de Arroyo Cerezo. Tomo asiento en una de las piedras, para observar el edificio de la iglesia en su fachada principal. Se trata de una construcción poco convencional –probablemente del siglo XVIII-, impresionando por la estructura de su fábrica y añadidos posteriores que antes que templo el edificio debió corresponder a otros menesteres.[3]

arroyo-cerezo-parroquial-san-joaquin
Vista fronto-lateral izquierda de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-parroquial-san-joaquin-campanario
Vista frontal (meridional) de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), con detalle de la torre-campanario (2013).

arroyo-cerezo-parroquial-san-joaquin-fachada
Detalle del pórtico de la  iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

           La edificación posee planta alargada, orientada de norte (cabecera) a sur (pies), en cuya fachada meridional se abre la puerta principal y única del templo. La entrada posee un arco de obra rebajado (tipo corvado o escarzano), enmarcando un portón de madera con dos hojas y clavos remachados. El arco y las jambas son obra posterior, pues durante la guerra la puerta fue ensanchada para poder entrar vehículos de motor. Sobre la puerta, casi por debajo del alero, se abre una gran ventana circular, tipo óculo u ojo de buey. La cobertura es de teja árabe dispuesta en canal y cobija, y vierte a varias aguas. La torre-campanario se halla a los pies, lado de la epístola, posee planta cuadrangular, dos cuerpos de torre, vanos arqueados para las campanas y se cubre con un tejadillo piramidal que vierte a cuatro aguas, con alero de teja y ladrillo, hallándose coronada por una sencilla cruz de forja. Desde la posición en la que me hallo observo que de la fachada opuesta a la torre (evangelio), sobresale un cuerpo de edificio por la parte de cabecera, que vierte a un agua: imagino se trata del recinto correspondiente a la sacristía.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-fachada-lateral
Vista de la fachada occidental (evangelio) de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), con detalle del saliente de la sacristía (2013).
            Dejo mi asiento y me acerco hasta los pies del templo, para observar mejor el edificio. El cuerpo central posee un alero que vierte sobre la entrada, basado en dos hileras de tejas tomadas con mortero, siendo los muros de mampostería común. La torre-campanario se halla a los pies, lado de la epístola, apreciándose que es obra posterior, anexa al cuerpo central. La parte inferior se halla separada de la superior por una cornisa de ladrillo rojo cocido muy deteriorada. Desde la altura del tejado del templo, el cuerpo superior de la torre posee esquinas de piedra tosca labrada, al igual que la arcada de la hornacina donde se halla la campana. Posee tres vanos, uno mira al norte, otro al sur y un tercero al este: el bronce habita en el meridional, que recae sobre la placeta. Entre la cornisa de ladrillo y la repisa de la hornacina de la campana se observan restos de enlucido con un clavo central, que bien pudiera corresponder al gnomon de un antiguo reloj de sol, hoy desaparecido.
            En la facha de poniente observamos que el edificio ha sufrido un recrecimiento, ostensible por la distinta mampostería del muro, así como por la disposición de las tejas de la cobertura, y por una grieta que corre de alto en bajo, que lo evidencia. Según testimonios, la obra de ampliación fue llevada a cabo a principios del siglo XX, actuando como maestro de obras el vecino Vicente Rodilla Villalba, albañil. Si circundamos el edificio por poniente veremos que hacia la cabecera hay un cuerpo de obra que sobresale hacia ese lado: posee una ventanita en la parte baja; la cobertura continúa la del cuerpo central del edificio, pero la fábrica es distinta. Sin embargo, donde mejor se aprecia que el edificio ha sido adaptado como templo desde una estructura de obra anterior es en la fachada posterior o de cabecera. Desde esta posición septentrional observamos que, ciertamente, la fábrica del edificio ha sufrido distintas transformaciones, lo que se hace patente en la mampostería, en el recrecimiento o saliente de la sacristía a partir de la esquinera que forma la línea de fachada occidental, y en dos vanos de ventanas (cegadas), que todavía conservan el madero del dintel.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-fachada-posterior
Vista de la fachada posterior (septentrional) de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-fachada-detalle
Detalle de la fachada posterior (septentrional) de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-fachada-detalle
Detalle de la fachada posterior (septentrional) de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
            Asimismo, en esta parte la cobertura vierte a dos aguas, siendo el faldón occidental más largo, por haberse prolongado para cubrir el de la sacristía. En la fachada oriental se aprecia otro pequeño cuerpo saliente, cuyo tejadillo, más bajo que el correspondiente a la sacristía, vierte al norte. Completamos la circunvalación del templo por levante, viendo que esta parte se halla anexa a casas y corrales, mientras que el resto de fachadas permanecen exentas.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-campanario
Vista parcial de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), desde el corredor posterior (2013)
arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-plaza
Vista frontal (meridional) de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), desde el solar de muros desmochados correspondiente a la antigua Casa Abadía (2013).

            Volvemos a la plazoleta de la iglesia, bordeando el solar de la antigua Casa Abadía, para entrar en el templo. A la derecha de la entrada hay un banco de hierro y madera y sobre él una vitrina encristalada con anuncios municipales. A la izquierda vemos un cartel ilustrado que explica someramente los principales elementos del edificio. El interior impresiona de oscuro, pues la iluminación es muy deficiente. Cuando la vista se acostumbra vemos que sobre bancos, sillas e imágenes hay una película de polvo blanquecino, correspondiente a las partículas que se desprenden de todas partes, techo y paredes. El recinto es oscuro y húmedo, tal si hubiera quedado inacabado o sin terminar de pintar: los desconches y bultos de las paredes se muestran por doquier. A nuestra mano derecha encontramos una pileta para el agua bendita labrada en una sola pieza de piedra, elevada sobre columna. No hallaremos otra en todo el recinto, lo que hace pensar que puede corresponder a una antigua Pila Bautismal. La Pila se halla entrando a la derecha, justo en el arranque de una escalerilla de ladrillo que asciende hasta el coro y la torre-campanario. Podría decirse que nos hallamos en el atrio interior, bajo el coro alto: este se halla a los pies, sobre la entrada y responde a la  típica armadura de los alfarjes, pues se halla soportado en dos gruesas vigas cuadrangulares de madera, una anterior y otra posterior (correspondientes a las vigas maestras o jácenas de las techumbres mudéjares planas), que soportan las vigas longitudinales (vigas de piso o jaldetas), que aguantan las tabicas sobre las que se ha echado el suelo del coro. La traviesa anterior posee un refuerzo triangular (apero) en las esquinas. Las vigas del piso muestran restos de pintura azul...

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-pila
Detalle de Pila de Agua Bendita -probable antigua Pila Bautismal-, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-altar
Vista de la nave central con detalle del Presbiterio en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2001.
         La planta del templo es alargada, con una nave central, cúpula de cañón y lunetos sobre las capillas laterales -cuyas entradas lucen arcos de medio punto-: tres de cada lado dan a la nave central y dos al presbiterio. Con la particularidad de que la situada a los pies (epístola) fue suprimida para construir la base de la torre-campanario y el acceso al coro; y la situada a la cabecera (evangelio) constituye la entrada a la sacristía desde el Presbiterio. El piso se halla enlosado de ladrillos hidráulicos, color crema, alternando con rojos y negros, haciendo un dibujo geométrico. Hay dos hileras de bancos: una cada lado, formando un pasillo central. El primer banco por la derecha tiene traza antigua, probablemente corresponde al tipo de asientos que tuvo el templo antes de la guerra. Bajo la escalerita que asciende al coro hay una puertita de madera con un recinto que sirve de trastero. 

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-nave
Vista de la nave central con detalle del Presbiterio en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-coro
Detalle de la Pila del Agua Bendita, sita a los pies de la escalera que conduce al coro y torre-campanario en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin
Detalle del apero en la jácena delantera, correspondiente al piso del coro en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.


arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-boveda
Detalle de la bóveda de cañón con lunetos, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.





arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-capillas
Arcadas y lunetos, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), correspondiente a las capillas de la epístola (derecha), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-pulpito
Detalle de arcadas y lunetos, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), correspondiente a las capillas de la epístola (derecha), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-coro
Detalle del acceso a la torre-campanario en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin-luneto
Detalle del luneto y arcada en la capilla de Santa Rita, "la santa de lo Imposible" -primera de los pies, lado del evangelio (izquierda)-, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

            Ascendemos al coro por la escalerita de ladrillo que hemos visto a la derecha de la entrada. Al llegar al piso del coro vemos que en el luneto del arco correspondiente a la que fuera la capilla de los pies hay otra puerta de madera que conduce al campanario. El piso del coro es de yeso, falta la baranda que debió tener en su momento. El recinto se halla iluminado por el óculo que vimos en la fachada, que por dentro forma una ventana encristalada con marco cuadrangular. A la izquierda de esta hay una inscripción muy borrada, indicando que el templo fue repintado en 1929. Sin duda, la mejor perspectiva de la nave, presbiterio, púlpito y capillas laterales se observa desde el coro, por lo que resulta imprescindible subir hasta el recinto para disfrutarla, además de para comprobar su deterioro. En el lado de la izquierda del coro vemos como por encima del nivel del piso asoma la arcada de la primera capilla de los pies, y del luneto que la enmarca.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin
Detalle de las escaleras de acceso a la torre-campanario, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), desde arriba (2013).

arroyo-cerezo-iglesia-acceso-torre
Detalle de las escaleras de acceso a la torre-campanario, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), desde abajo (2013).
            Ascendemos a la torre-campanario por la puertita mencionada, las escaleritas son de yeso y muy estrechas, como el propio hueco de escalera, además de llenas de palomino. El piso de campanas es de tablas, con un hueco en un lado para el acceso, cubierto éste por una rejilla para evitar la entrada de las aves. La torre posee tres vanos de ventana con forma de arco de medio punto, labrados en piedra tosca. El que mira al norte se halla parcialmente cerrado por abajo, el que mira a oriente es menor, ambos cerrados por dentro por tela metálica plastificada. La única campana de la torre se halla en el vano meridional, mira a la plaza, responde al nombre de Santa Bárbara y posee yugo de madera en buen estado.
La "Santa Bárbara" [1] es una campana de mediano tamaño, en cuyo borde lleva grabada una inscripción que reza [epigrafía]:

SANCTA BARBARA ORA PRO NOBIS ANNO 1859/ARCOS Y MENEZO ME/ FUNDIERON SIENDO CURA/ REGENTE D. BENITO BONE./ IHS/ A M/ JOSE.

            Posee una cruz potenzada radiante y seis cipreses. Por su antigüedad merece se incoe expediente para declararla bien cultural; caso de rotura, cabe soldarla.[4]

Censo de campanas en la iglesia parroquial de San Joaquín en Arroyo Cerezo (Castielfabib).
NOMBRE
FUNDIDOR
AÑO FUNDICIÓN
DIÁMETRO
[cm]
PESO
[kg]
[1] Santa Bárbara
ARCOS Y MENEZO
1859
80
296
Tomado de MOLLÀ I ALCAÑIZ, S-A., Escrituras en campanas, tomos I-II, Valencia, 1997; modificado de LLOP I BAYO, X M., Metodología de los inventarios de campanas, 1998. Trabajo de campo, elaboración propia (2013).

            Además de la campana actual, hubo también un “campanico”, sito en el vano que mira al norte, pero según me informan se lo llevaron los milicianos cando la guerra. Según vemos, la campana denominada “Santa Bárbara” se fundió en 1859, siendo Regente don Benito Boné, cura a quien se cita en un párrafo del informe para la Santa Visita del obispo de Segorbe -don Mariano Miguel Gómez (1876-1880)- a la iglesia parroquial del Lugar de Torrebaja –en 1878-, que dice (la negrita es mía):
  • <Hay en esta Parroquia (de Torrebaja) un curato perpetuo que poseyó D. Anto-/ nio Valero y Soriano desde el 9 de Noviembre de 1816 hasta el 29 de Marzo de 1867 en que pasó á mejor vida. Le sucedió/ el Pbro. D. Dionisio Tortajada ahora difunto: el cual estuvo en calidad de Regente desde el 1º de Abril de dicho año 1867 hasta/ el 30 de Marzo de 1868, en que fue reemplazado por D. Benito Boné, actual Ecónomo de Santa Cruz, que estuvo de Regente/ hasta el 8 de Febrero de 1869 en que le sucedió el Pbro. D./ José Aznar que posee en la actualidad dicho curato con ins-/ tutución canónica; colación y posesión>.[5]
arroyo-cerezo-iglesia-campana-santa-barbara
Campana de "Santa Bárbara" (1859), en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2001.
arroyo-cerezo-iglesia-cobertura-torre
Detalle de la estructura de madera que soporta la techumbre, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-cerro-muela-campos
Detalle del faldón de levante, en la cobertura de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib, con el cerro de la Muela al fondo (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-cerro-campana
Detalle de la repisa de la hornacina de la campana "Santa Bárbara", en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

            Del párrafo se deduce que don Benito Boné estuvo de cura Regente en Arroyo Cerezo, y también en Torrebaja –desde el 30 de marzo de 1868 hasta el 8 de febrero de 1869-: en mayo de 1878 estaba ya como Ecónomo en Santa Cruz de Moya (Cuenca). A principios del siglo XX estuvo de cura en Arroyo Cerezo don Enrique Fornas Lázaro (1880-1973), personaje de grata memoria que tiene dedicada una calle en Castielfabib. Hace unos años, en una entrevista que le hice a su sobrino, el señor Emilio Jarque Fornas (Castielfabib, 1914), decía:
  • <Mi nombre es Emilio Jarque Fornas, nací aquí en Castielfabib en 1914… Soy hijo del secretario del Ayuntamiento de entonces, al que llamaban Emilio Jarque Casino. Mi madre era Asunción Fornas Lázaro, hermana de don Enrique, párroco de Castiel. [...]/ Mi tío Enrique estuvo estudiando para cura en el seminario de Segorbe (Castellón). Su primera parroquia fue la de Arroyo Cerezo, aldea de Castiel, donde también tenía casa el cura. Allí estuvo varios meses, no llegaría al año... Y cuando quedó vacante la plaza de Castiel, se la pidió. Eso fue hacia 1904 ó 1905. Entonces fue cuando se trajo con él a su madre y a su hermana, la que sería mi madre. [...] Mi madre estaba soltera y se casó con el secretario del Ayuntamiento, que era de aquí de Castiel. Claro, se enamorarían y se casaron (1910). Después les nacieron varios hijos. Al primero le pusieron Enrique, [...]. Pero Enrique murió... Después vino una hermana, Josefina y después yo, Emilio (1914)>.[6]

            Don Enrique Fornas Lázaro fue cura de Arroyo Cerezo durante unos meses, después fue destinado a Castielfabib –esto sería hacia 1904-05-: en Castiel estuvo hasta 1930, en que marcho a Geldo, un pueblo de Castellón próximo a su pueblo. Pero después de la Guerra Civil regresó a la villa, donde permaneció durante unos cinco años –de 1940 a 1945-.

arroyo-cerezo-cerro-altar-retablo
Altar Mayor en el Presbiterio, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), visto desde el coro (2013).

arroyo-cerezo-iglesia-capillas-laterales
Detalle de las arcadas y lunetos correspondientes a las capillas laterales del evangelio (izquierda), en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-pulpito
Detalle del púlpito con tornavoz, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), sito entre la primera y segunda capilla del lado de la epístola (derecha), 2013.

            Dejamos la torre-campanario, bajando de nuevo a la nave del templo para recorrer sus capillas. Yendo de los pies a la cabecera, la primera capilla por la derecha corresponde a la Inmaculada Concepción, cuya imagen se halla dispuesta sobre una repisa, en el fondo de una hornacina arqueada y con molduras que centra un retablo de obra de gusto neoclásico: basado en un tablamento con arquitrabe, friso y cornisa recta, con pilastras o columnas adosadas de fuste estriado a los lados, alta basa y capitel corintio. La parte alta del retablo se halla ornada por una forma circular con jarrones laterales. En conjunto, el retablo muestra buena factura, aunque muy deteriorado. La capilla posee un altar de obra adosado. Sobre el altar de obra adosado hay un Niño Jesús en una cuna, entre velas y jarrones con flores.

arroyo-cerezo-iglesia-pulpito-capillas
Detalle de la bóveda de cañón, lunetos y arcadas, en las capillas de la epístola en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

Capilla de la Inmaculada Concepción, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib-(Valencia), 2013.

            Adosado a la mediana que separa la primera y la segunda capilla se halla el púlpito de obra y frontis poligonal, que posee tornavoz de madera: Al púlpito se accede por una somera escalerita que nace en la segunda capilla.
            La segunda capilla posee un retablo de obra idéntico al de la anterior, con una pequeña imagen del Sagrado Corazón de Jesús en la hornacina, elevada sobre peana. Posee altar de obra adosado, en cuya mesa hay otras imágenes, entre las que destaca un Cristo en majestad y una cajita encristalada con la imagen de la Virgen del Carmen, entre jarrones con flores.

arroyo-cerezo-iglesia-pulpito-capilla
Detalle del Púlpito, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-retablo-capilla
Detalle de la parte superior del retablo neoclásico, en la capilla del Sagrado Corazón en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-retablo-capilla
Capilla del Sagrado Corazón de Jesús, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-pilastra-capitel
Detalle de pilastra y capitel de la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-caja-virgen-carmen
Detalle de una caja con la Virgen del Carmen, en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-caja-sagrado-corazon
Detalle de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
            Para acceder a la tercera capilla hay que subir al Presbiterio, que se halla elevado un escalón sobre el piso del templo. Esta capilla carece de retablo, aunque posee una cavidad en la pared del fondo, con una pequeña imagen de san Antonio de Padua, que lleva al Niño Jesús en brazos. En un lado de la capilla, apoyada contra la pared hay un anda de madera para las procesiones.
            Desde la tercera capilla de la epístola pasamos al Tabernáculo: posee un altar exento delante y otro adosado detrás, elevado éste otros dos peldaños sobre el del Presbiterio. El piso es idéntico al del templo, dispuestos en ajedrez. La imagen de la patrona –Santa Bárbara- que luce los símbolos de su martirio –espada, palma y torreón con tres ventanas: simbolizando la Trinidad-, dispuesta en una hornacina central de cúpula arqueada y bordes moldurados: el hueco está elevado dos peldaños sobre la mesa del altar, en cuyo centro hay un sagrario chapado en cuya portada se muestre un cáliz en relieve al que acude a beber una paloma. En cada esquina de la caja hay un querubín, así como en la cúpula, coronada ésta por una cruz con el Crucificado.

arroyo-cerezo-iglesia-caja-san-antonio
Detalle de la imagen de san Antonio de Padua, en la capilla de su nombre, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-caja-andas
Detalle de un "anda", en la iglesia de San Jaoquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
            A la derecha del tabernáculo hay un altar de obra con la imagen del titular del templo –San Joaquín- a quien se representa como un anciano barbado, con un bastón en la derecha y una cestilla en la izquierda en la que comen unas palomas.
            A la izquierda del tabernáculo hay otro altar de obra, éste con la imagen de otro bienaventurado -San Roque- con su peculiar indumentaria de peregrino: escalvina, bastón con calabaza y concha, mostrando su rodilla izquierda herida y con un perro que porta un pan en la boca a sus pies. Junto a la repisa del santo de Montpellier hay un soporte metálico, del que pende un incensario de bronce y una naveta del mismo metal para el incienso. Enmarcando la hornacina central hay un retablo de pincel, basado en unos cortinajes en tonos azulados... Hasta la Guerra Civil (1936) hubo sobre el altar mayor un pequeño retablo en madera dorada, con columnas salomónicas a los lados, enmarcado por cortinaje azul, del que todavía se conservan los restos mencionados.
arroyo-cerezo-iglesia-presbiterio-arcada
Detalle del retablo de pincel y arcada del Presbiterio, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-presbiterio-altar
Detalle del Presbiterio y Altar Mayor, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-santa-barbara-altar
Detalle de la imagen de Santa Bárbara, en el Altar Mayor de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-altar-sagrario
Detalle del Sagrario, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-san-joaquin
Detalle de la imagen de san Joaquín, en la iglesia de su advocación en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-san-roque
Detalle de la  imagen de san Roque, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-incensario-naveta
Detalle de incensario y naveta, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.


            Dejamos el Presbiterio y entramos en lo que debería ser la primera capilla de cabecera, lado del evangelio, convertida en lugar de paso a la sacristía, cuya puerta se abre al fondo: el recinto es amplio y alegre, a lo que colabora la luz que recibe por una ventanita abierta en el muro occidental. Se halla presidido por una cruz con el Crucificado. El piso está enlosado con ladrillos rojos, las paredes encaladas y el techo bajo enlucido. Hay una mesa de despacho con sillas y un armario para las vestiduras litúrgicas.

arroyo-cerezo-iglesia-sacristia-despacho
Detalle de la mesa de despacho de la Sacristía, en la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.


arroyo-cerezo-iglesia-altar-santa-barbara
Detalle del Altar Mayor, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-altar-capillas
Detalle del Altar Mayor y capillas de la derecha (epístola), en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-coro
Detalle del atrio interior y coro alto, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
            Desde la entrada de la sacristía, estando a la cabecera del templo, lado del evangelio, se observa una buena perspectiva del interior: nave, capillas, atrio interior y coro alto. La nave avanza desde los pies a la cabecera en cuatro tramos, bien definidos por los cinco arcos que conforman la bóveda y definen los espacios de las capillas laterales. Sobre la arcada de entrada a las capillas se puede ver una cruz griega enmarcada en un círculo, pintada en los lunetos.

arroyo-cerezo-iglesia-coro-entrada
Detalle del atrio interior y coro alto, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
            La primera capilla del evangelio (izquierda), comenzando por la cabecera carece de retablo, en su lugar hay un pequeño altar de obra con una pequeña imagen de la Virgen del Carmen sobre una peana. En una esquina hay una estructura de madera basada en tablas con rejilla frontal, correspondiente a un sencillo confesionario. En el pilar que forma la esta capilla con la siguiente hay un cuadro en relieve con la Sagrada Familia.
            La segunda capilla de ese lado carece de retablo, en su lugar hay una mesa exenta de madera con una cruz de mesa con el Crucificado, ornado con flores y velas.
            La tercera capilla del evangelio, ya a los pies, posee un retablo de estilo neoclásico, aunque distinto de las capillas de la derecha: aquí se observa una hornacina central con la imagen de una bienaventurada –probablemente, Santa Rita, "la santa de lo Imposible"-: viste hábito, tiene una llaga sangrante en la frente  y observa una cruz que sujeta entre las manos. El hueco central se halla enmarcado por pilastras estriadas con capiteles, cornisa moldurada y estructura de formas triangulares en la parte alta: todo ello sobre altar de obra adosado.

arroyo-cerezo-iglesia-sacristia-entrada
Detalle de la entrada a la Sacristía, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-confesonario
Detalle de Confesionario en la capilla de la Virgen del Carmen, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-sagrada-familia
Detalle de un cuadro con relieve con la Sagrada Familia, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-capilla
Capilla del Santo Cristo, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.


arroyo-cerezo-iglesia-capilla-santa-rita
Capilla de Santa Rita, "la santa de lo Imposible", en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-hornacina-santa-rita
Capilla de Santa Rita, "la santa de lo Imposible", en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

arroyo-cerezo-iglesia-santa-rita
Detalle de la imagen de Santa Rita, "la santa de lo Imposible", en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

            Abandonamos el templo con pesadumbre, al ver la situación de dejadez en que se halla, conscientes de que en sus mejores momentos debió ser un espacio atractivo, incluso hermoso, orgullo de los aldeanos.

arroyo-cerezo-iglesia-atrio-interior
Detalle de la nave vista desde el atrio interior, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-piso-coro
Detalle de la estructura que soporta el coro alto, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.
arroyo-cerezo-iglesia-nave
Nave vista desde el atrio interior, en la iglesia de San Joaquín de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

            Palabras finales.
            La causa de su estado puede estar en la falta de población, al menos así lo explicaba la señora Asunción, hermana de Magdalena Marco: Aquí hay poco dinero, y las colectas son escasas, pues en invierno el cura suele celebrar misa con una sola vecina: ¡ya me dirá usted la colecta que puede sacar..! Nosotras nos criamos en las Casas de Molina, un rento ya desaparecido, y desde allí veníamos todos los días a la escuela de la aldea: la maestra era de Los Santos, doña Aurelia le decían... Entonces había aquí unas sesenta casas abiertas, con más de doscientos habitantes, mientras que ahora en invierno apenas quedan cuatro familias... –comenta apenada-. Con ser cierta la observación, ello no constituye una justificación, pues son muchos los descendientes de la aldea que andan por esos mundos, y que bien podrían pensar en buscar alguna solución para adecentar y conservar el templo de sus antepasados. Pues la iglesia, además de la casa de Dios, lugar de culto y oración, es también patrimonio de la aldea. Además, en tanto Bien de Relevancia Local, el Ayuntamiento de Castielfabib debería también tomar cartas en el asunto, buscando ayudas oficiales, incluso solicitando la colaboración de la Facultad de Historia del Arte de la Universidad de Valencia, para que becarios cualificados llevaran a cabo actuaciones en campamentos de verano, como hicieron en la iglesia de Santa Bárbara en Mas del Olmo (Ademuz).[7]
 
            En cierta ocasión, diciendo de La Corcha de Moya (Cuenca), escribí:
  • <Nuestros predecesores sobre este paisaje nos dejaron monumentos admirables, aunque en muchos casos se hallen en estado ruinoso, como es el caso que hemos tratado de describir... Sorprende que siendo nosotros más ricos en bienes materiales que quienes los construyeron, no seamos capaces de mantenerlos. Respecto a las construcciones eclesiásticas y caritativas, podríamos pensar que se debe -como decía el obispo de Segorbe Aguilar y Serrat (1881-99)-, a que “tenemos menos virtudes y confianza en Dios”. Pero tocante al patrimonio histórico-artístico civil, ¿a qué se debe nuestra indiferencia? No creo sea sólo por falta de dinero, cuando se malgasta o se ha malgastado tanto en otros ámbitos...>[8] 
            Dichas palabras podrían servir también para la iglesia de San Joaquín y Santa Bárbara de Arroyo Cerezo, aldea de Castielfabib (Valencia). ¡Y que cada cual se lo tome como pueda...!

antonio-diaz-diaz-arroyo-cerezo-vecinos
El señor Antonio Díaz Díaz (Arroyo Cerezo, 1936), con mi esposa, que me acompañó en esta visita, a la entrada de la iglesia de Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

            Arroyo Cerezo, como el resto de iglesias en las aldeas del Rincón de Ademuz, se me representa como el paradigma de aquellas pequeñas parroquias que comenzaron a proliferar a partir del siglo XIV, extendiéndose  por todos los rincones de la cristiandad europea. En la parroquia -concepto geográfico, a la vez que emblema de la comunidad cristiana-, se daban citan el sacerdote y los fieles para celebrar los sagrados misterios de nuestra religión. El clérigo de cada parroquia tenía asignada además la cura de almas, de donde procede el concepto de "párroco" que todavía empleamos. Aunque la aparición de la aldea fuera más tardía en el tiempo, su función en el contexto rural en que nos hallamos tiene el mismo sentido, pues entre los muros de estas pequeñas iglesias aldeanas tenía lugar el encuentro entre la divinidad, propiciada por el párroco, y los fieles: bautismo, matrimonio y funeral constituían los eslabones sustanciales de la peregrinación por este mundo. Todo ello incardinado en el santoral, que marcaba los ciclos de las estaciones: No debe extrañarnos que las iglesias se utilizasen también para las reuniones vecinales, donde tratar los asuntos del común.[9]

arroyo-cerezo-puerta-llave
Detalle de la puerta y llave de la iglesia de San Joaquín en Arroyo Cerezo-Castielfabib (Valencia), 2013.

            En suma: invito a los amantes de la naturaleza y los espacios abiertos a conocer Arroyo Cerezo, la más singular de las aldeas del Rincón de Ademuz: pues allí se conservan todavía los rasgos esenciales de la primitiva ruralidad rinconademucense. Además de un primigenio medio ambiente, los visitantes podrán disfrutar de una peculiar arquitectura y de su edificio más emblemático, la iglesia de San Joaquín y Santa Bárbara. Vale.





 [1] MARTÍNEZ BANDE, J M., La batalla de Teruel, Editorial San Martín, S. L., Madrid, 1990, p. 48. SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Refugios antiaéreos en Torrebaja y otras noticias de la Guerra Civil (1936-39), en: Del paisaje, alma del  Rincón de Ademuz, Valencia, 2008, vol. II, p. 334.
[2] Ibídem, pp. 51-53. SÁNCHEZ GARZÓN (2008), p. 334.
[3] <El templo tiene la condición de Bien de Relevancia Local según la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalidad, de modificación de la Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano (DOCV Núm. 5.449 / 13.02.2007). En consecuencia las intervenciones en las campanas deben comunicarse a la Dirección General del Patrimonio Cultural Valenciano adjuntando el proyecto previamente al inicio de los trabajos>.
[4] MOLLÀ I ALCAÑIZ, S-A., Escrituras en campanas, tomos I-II, Valencia, 1997; modificado de LLOP I BAYO, X M., Metodología de los inventarios de campanas, 1998.
[5] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. El censo eclesiástico de 1878 en el Lugar de Torrebaja(Valencia), del lunes 24 de octubre de 2011.
[6] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Emilio Jarque Fornas, la persistencia de la memoria, en: Del paisaje,..., Valencia, 2009, vol. III, p. 102.
[7] ID. Mas del Olmo, aldea de Ademuz: paradigma de buen hacer en la conservación de su patrimonio, en: Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, 2007, vol. I, pp. 225-226. 
[8] ID. La Coracha de Moya (Cuenca), del sábado 20 de octubre de 2012.
[9] SUÁREZ, Luis. La construcción de la cristiandad europea, Biblioteca Homolegens, Barcelona, 2008, p. 394.

1 comentario:

  1. Hola Alfredo. Es una pena que la Iglesia de San Joaquín y Santa Ana se conserve en este lamentable estado. Espero que tu artículo sirva para remover conciencias y pueda restaurarse de algún modo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar