sábado, 21 de enero de 2012

ICONOGRAFÍA FUNERARIA EN EL CEMENTERIO DE PUEBLA DE SAN MIGUEL (y II).

A propósito de las imágenes y símbolos en las tumbas del camposanto pueblano, "in memoriam" de los allí inhumados. 





Viene de:

IV.- Exposición y análisis de los textos incluidos en lápidas y cruces.
Casi todos los enterramientos contienen alguna inscripción con los datos del difunto: nombre, apellidos y otras referencias como la fecha del nacimiento y óbito, pues esa es primordialmente la razón de la lápida, evocar la memoria individual del muerto. Con alguna excepción, todas contienen las populares siglas D.E.P./E.P.D./ R.I.P., que corresponden al epitafio latino Requiescat In Pace (Descanse en paz): dicho epitafio procede del responso que la Iglesia Católica reza por los difuntos.[1] Como es sabido, el término cementerio viene del latín coemeterium y éste del griego koimetérion, que significa dormitorio o lugar de descanso porque en el cementerio -según la creencia cristiana- los cuerpos duermen hasta el Día de la resurrección; de ahí la vinculación de la muerte con el descanso y el cementerio o camposanto.[2]
Asimismo, casi todas las lápidas suelen incluir alguna dedicatoria de los familiares, como:

Su esposa e hijos” (1895);
Aquí yace/ [...] Argilés Cubel/ Falleció el día 13 de julio de 1897/ a los 13 años de edad/ [Sus] desconsolados padres Vicente y Dorotea/ le dedican este recuerdo” (1897);
El ángel/ Aurelio Sebastián/ Cubel/ subió al cielo 19 de octubre de 1903/ a los 3 años de edad./ Sus afligidos padres D. Baltasar Sebastián/ y Dª Bárbara Cubel, sus hermanas Marina y/ Caridad, y hermano Herminio, le dedican/ este recuerdo” (1903);
Sus tíos” (1912);
Recuerdo de tu/ esposa Dorotea/ e hijos” (1913);
Su hermano” (1919);
Recuerdo de tu madre hermanas/ tía y tus señoritos que no te olvidan” (1920);
Tus padres/ y hermana/ no te olvidan” (1925);
Tu esposo/a e hijos no te/ olvidan” (1925, 1926 y 1965);
Tus padres y hermanos/ no te olvidan” (1928);
Sus padres y hermanos” (1930);
Falleció [...]/ a consecuencia de ser arrollado/ por una caballería./ Vuestros sobrinos/ [...] os dedican este recuerdo” (1931);
Su esposo e hijos” (1934);
Vuestra sobrina no os olvida” (1936 y 1952);
Caído por Dios/ y por España” (1938);
La familia no os olvida” (1938, 1965 y 1995);
Tu esposo e hijos” (1939);
Vuestros hijos y nietos no os olvidan” (1941 y 1959);
Tu esposo no te olvida” (1956);
Recuerdo de tu esposo” (1962);
Tu esposa hija y hermanos no te olvidan” (1962);
Tus hijos y nietos” (1963);
Tu esposa hijos/ y nietos no te olvidan” (1968);
Tu esposo hijos y hermana/ No te olvidan” (1969);
Tus sobrinos/ te recuerdan” (1974);
Recuerdo de tus hijos” (1975);
Vuestra familia no os olvida” (1978 y 2004);
Tu esposa/ hijo y nieto” (1980);
Tu esposo hijos y familia no te olvidan” (1982);
Tus hermanos y sobrinos/ no te olvidan” (1987);
Tu esposa hijos/ y nietos/ no te olvidan” (1993 y 1998);
Tu esposo hijos y nietos/ no te olvidan” (1997);
Tus sobrinos y familia/ no te olvidan” (1999);
Siempre estarás/ con nosotros” (1999);
Tu hermana y sobrinos/ no te olvidan” (1999);
Aquí yace [...], “esposa de Antonio”/ ¡Que se acuerden de ti! (1999);
Tus hijos y nietos/ no te olvidan” (2001);
Siempre estarán/ con nosotros” (2006);
Siempre estarás en nuestros corazones” (2008);
Tu familia” (s/f);

            Como puede verse, el contenido textual es muy parco –sobrio y escueto- siendo la mayoría reseñas de evocación familiar: cónyuges, hermanos, hijos, sobrinos, nietos... La lápida que dice: [Sus] desconsolados padres Vicente y Dorotea/ le dedican este recuerdo” (1897) podría indicarnos que el chico difunto -[...] Argilés Cubel, de 13 años- era hijo único, de lo contrario diría "sus desconsolados padres y hermanos...". La del infante."Aurelio Sebastián/ Cubel" (1903), al que la placa califica de "ángel" por su corta edad, nos indica que éste era el cuarto de tres hermanos, siendo los mayores: Marina, Caridad y Herminio. La que dice: Sus tíos” (1912), hace pensar que el niño difunto -Isidro Barrachina Moliner, de 7 años- era huérfano. Llama la atención la que dice: “Recuerdo de [...] tus señoritos que no te olvidan” (1920), indicándonos que la fallecida -Baltasara Tortajada Azcutia, de 34 años- era una sirvienta, hecho común entonces, pues muchas mozas marchaban a la ciudad a servir -aunque algunas solían regresar al pueblo durante el verano y otoño, para ayudar a los padres en las faenas del campo-. La que dice: “Su hermano” (1919) nos está diciendo que se trataba de un difunto probablemente huérfano -Victoriano Luz Aguilar, de 23 años- sin más familia que otro hermano. Asimismo, es de reseñar un caso del más absoluto laconismo: “Pepe/ tu familia” -faltando los apellidos, fecha de nacimiento y óbito, y otros datos habituales; aunque contiene un símbolo religioso (cruz latina) y la foto del muerto- Podríamos preguntarnos por qué no le pusieron los apellidos y datos de nacimiento o defunción, respondiendo que quizá fue voluntad del difunto, ya que en la mayoría o todas demás se incluye esta información. 

Vista interior del cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), con detalle de la "Cruz Central".

            No hay referencias evangélicas, poéticas ni a la profesión del difunto, pero sí a la causa de la muerte: “Falleció [...]/ a consecuencia de ser arrollado/ por una caballería./ [...]” (1931). También hay referencias a la Guerra Civil (1936-39): “Caído por Dios/ y por España, 22 de julio de 1938/ a los 18 años” (1938). En la misma lápida hay reseñados dos individuos -José Rodríguez Sánchez e Higinio Simón López-: ambos fallecieron en el frente de Camarena (Teruel), el mismo día de julio de 1938:
  • <Miguel Higinio Simón Roque (Puebla de San Miguel, 1918-Camarena, 1938), de 20 años, jornalero, presuntamente asesinado por individuos de su propia brigada, cuyo cuerpo fue hallado en estado de descomposición en el “Cerro Moral”, cuyo nombre aparece en el Estado Número 1 de Puebla de San Miguel (Valencia), y en el Estado Número 2 del Ramo de Camarena de la Sierra, Partido Judicial de Teruel. José Rodríguez Sánchez (Puebla de San Miguel, 1918-Camarena, 1938), de 20 años, jornalero, presuntamente asesinado por individuos de su propia brigada, cuyo cuerpo fue hallado en estado de descomposición y con la cabeza destrozada en el “Cerro Moral”, cuyo nombre aparece en el Estado Número 1 de la Causa General del Ramo separado de Puebla de San Miguel (Valencia), y en el Estado Número 2 del Ramo separado de Camarena de la Sierra, Partido Judicial de Teruel>. [3]-[4]

V.- Estudio antroponímico de las “señalizaciones” mortuorias.
Para el estudio que se propone, utilizaremos esencialmente los nombres de los difuntos contenidos en las lápidas y cruces del camposanto. Para un estudio más amplio habría que consultar los libros de Defunciones del registro parroquial o el equivalente del civil.

Relación de inhumados en el cementerio de Puebla de San Miguel, por orden alfabético del primer apellido (2012).
NOMBRE
APELLIDO (1º)
APELLIDO (2º)
SEGMENTO VITAL
Pepe
-
-
-
Marcial
Alcusa
Azcutia
1891-1974
Águeda
Aparicio
Aparicio
1868-1925
Camen
Aparicio
Blasco
1902-1986
[...]
Argilés
Cubel
1884-1897
[...]
Argilés
Giménez
+1925
Teresa
Argilés
Giménez
1922-1925
Vicente
Argilés
Muedra
1858-1913
José
Azcutia
Bataller
1923-2008
María
Azcutia
Gómez
1890-1962
Pedro
Azcutia
Gómez
1894-1968
Eusebio
Azcutia
Tortajada
1893-1980
Milagro
Barrachina
Aguilar
1920-1999
Isidro
Barrachina
Moliner
1905-1912
Urbana
Bataller
Santamaría
+1963
Manolín
Bielsa
Tortajada
-
María
Blasco
Martín
1875-1959
Adoración
Blasco
Tortajada
1937-2006
Miguela
Blasco
Tortajada
+2007
Antonio
Cortés
Alepuz
1912-1998
Miguel
De Dios
tortajada
1915-1993
Ángel
Giménez
Aguilar
1915-1999
Rafael
Giménez
Morales
+1946
Adoración
Giménez
Yuste
+2006
Adoración
Giménez
Yuste
1920-2006
Joaquina
Gómez
Soriano
1912-1997
Victoriano
Luz
Aguilar
1896-1919
Luisa
Marqués
Tortajada
1895-1938
María
Marqués
Tortajada
1908-1995
Esperanza
Martí
Polo
1921-1982
María
Martín
Soriano
1908-1987
Miguela
Martín
Soriano
1916-1999
Carmen
Martín
Tortajada
+1936
Eusebio
Martín
Tortajada
1902-1975
Joaquín
Martínez
Roque
+1953
Pedro
Moliner
Azcutia
1874-1947
Miguel
Muñoz
Blasco
1915-1962
Pedro
Muñoz
Yuste
1875-1941
María
Pérez
Aparicio
1914-1999
Arturo
Pérez
Collado
+1930
José
Rodríguez
Sánchez
1920-1938
Rosa
Rodríguez
Tortajada
1878-1939
Valeriano
Rodríguez
Tortajada
1844-1895
Fidela
Roque
Pérez
1895-1964
Carmen
Sanahuja
-
1853-1922
José
Sánchez
Muñoz
+1935
Aurelio
Sebastián
Cubel
1900-1903
Virginia
Sierra
Barrachina
+1924
Higinio
Simón
Roque
1920-1938
Antonio
Soriano
Azcutia
1885-1965
Francisca
Soriano
Azcutia
1874-1934
Joaquina
Soriano
Azcutia
+1952
Petra
Soriano
Roque
1896-1956
Abelio
Soriano
Tortajada
1923-1928
Florentina
Tortajada
Aguilar
1871-1965
Baltasara
Tortajada
Azcutia
1886-1920
Carmen
Tortajada
Lozano
1907-2004
Adoración
Tortajada
Marqués
+2006
Francisco
Tortajada
Muñoz
1902-1978
Gregorio
Tortajada
Pastor
1910-2001
Juana
Tortajada
Pastor
1877-1926
Antón
Tortajada
Soriano
1868-1931
Joaquín
Tortajada
Soriano
1871-1931
Vicente
Tortajada
Tortajada
1937-2003
Águeda
Yuste
Azcutia
+1959
Elaboración propia (2012). Nota: en algunas lápidas el texto ha desaparecido o resulta difícil de identificar.

A tenor de las “señalizaciones” que se conservan, el enterramiento más antiguo corresponde a Valeriano Rodríguez Tortajada (1844-1895), seguido de [...] Argilés Cubel (1884-1897) y Aurelio Sebastián Cubel (1900-1903).

            Respecto a la filiación de los inhumados: 
  • nombre: María (5), Adoración y Carmen (4), José y Pedro (3), Águeda, Antonio, Eusebio, Joaquín/a, Miguel/a y Vicente (2), y Abelio, Ángel, Antón, Arturo, Aurelio, Baltasar, Esperanza, Fidela, Florentina, Francisco/a, Gregorio, Higinio, Isidro, Juana, Luisa, Manolín, Marcial, Milagro, Pepe, Petra, Rafael, Rosa, Teresa, Urbana, Valeriano, Victoriano y Virginia.
    • apellido (1º): Tortajada (10), Soriano (5), Argilés, Azcutia y Martín (4), Blasco, Giménez y Rodríguez (3), Aparicio, Barrachina, Marqués, Muñoz y Pérez (2), Alcusa, Bataller, Bielsa, Cortés, De Dios, Gómez, Luz, Martí, Martínez, Moliner, Roque, Sanahuja, Sánchez, Sebastián, Sierra, Simón y Yuste (1).
    • apellido (2º): Tortajada (13), Azcutia (7), Soriano (5), Aguilar (4), Roque y Yuste (3), Blasco, Cubel, Giménez, Gómez, Muñoz y Pastor (2), Alepuz, Aparicio, Barrachina, Bataller, Collado, Lozano, Marqués, Martín, Moliner, Morales, Muedra, Pérez, Polo, Sánchez y Santamaría (1).
      Vista interior del cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), con detalle de las lajas de piedra que cubren la tapia.

                  VI.- Palabras finales, a modo de conclusión.
      El Cementerio parroquial de Puebla de San Miguel es uno de los más antiguos de la zona, pues ya se nombra a finales de la primera mitad del siglo XIX (Madoz, 1849); sin embargo, llama la atención el escaso número de lápidas que contiene, datando la más antigua de finales del Ochocientos -siendo su titular  Valeriano Rodríguez Tortajada (1844-1895)-.
      La puerta de entrada ha podido sufrir remodelaciones o alguna rehabilitación, pero la tapia que lo circunda es original. El recinto que denominamos “Cementerio civil” -donde se enterraban los suicidas y muertos sin bautizar- puede ser una construcción anexa posterior. Asimismo, se conserva el "Depósito", aunque muy deteriorado en su techumbre y puerta de acceso, la mesa de obra central y el cajón de muertos con el que se llevaba a los difuntos desde su domicilio a la iglesia y al cementerio: se trata de un cajón de tablas con patas y asideros.

      Respecto a la iconografía, la mayoría de lápidas corresponden a “señalizaciones” o “memorias” dispuestas sobre la propia tapia del cementerio, bien en hornacinas o adosadas con grapas metálicas; ello significa que los difuntos pueden estar enterrados en cualquier punto del cementerio. Las estelas contienen símbolos religiosos, con predominio sobre los espirituales o profanos –no en vano se trata de un Cementerio Municipal en una zona de mayoría católica-. En cuanto a las imágenes, destaca la representación de la Cruz latina, algunas con el Cristo crucificado, una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y dos de Vírgenes (Virgen de los Desamparados y Virgen del Pilar).
      Los epitafios son los habituales, con alguna excepción, utilizando para su composición palabras relativas al recuerdo del muerto, y a la memoria imperecedera del ser querido. Faltan, sin embargo, las referencias evangélicas, literarias o poéticas presentes en algunos cementerios comarcanos. En todo caso, detras de cada lápida o "señalamiento" funerario se oculta una historia personal o familiar y muchas veces un drama, cuando no una tragedia.
      Respecto al estudio antroponímico, el nombre más habitual en mujeres es María (5) y en varones José y Pedro (3); el apellido 1º más abundante es Tortajada (10), seguido de Soriano (5), igualmente que el apellido 2º que también corresponde a Tortajada (13), seguido de Azcutia (7).

      En suma: el cementerio de Puebla de San Miguel posee el aspecto de un camposanto primitivo, añoso y sobrio -como el de Mas del Olmo, Sesga o Val de la Sabina (Ademuz)-; así pudieron ser todos los de la comarca desde que salieron del entorno de las iglesias y ermitas: muros de mampostería o tapial, “señalamientos” o “memorias” en muros y ausencia de nichos, ya que todos los enterramientos se han practicado en tierra. Urge la rehabilitación de la puerta y techumbre del "Depósito", así como la restauración del "cajón de muertos", pues su peculiaridad así lo demanda.

      Podría concluirse que los pueblanos invierten lo justo en el negocio de la muerte, manifestando escaso interés por el tema: sus enterramientos son sumamente austeros, hasta el punto que el número de estelas -lápidas y cruces- además de sencillos son muy escasos en relación con la antigüedad del recinto. Vanita vanitatis, carecen de la parafernalia y los adornos tan comunes en otros lugares del entorno comarcal. Ello puede estar en relación con su idiosincrasia y circunstancias geográficas y socioeconómicas del municipio, donde la limitada disponibilidad de recursos ha condicionado su relativo aislamiento y el devenir histórico. Por su originalidad, sencillez y belleza destacan dos ladrillos cerámicos -uno de finales del siglo XIX (1897) y otro de principios del XX (1903)- ambos de rico contenido textual. Vale.


      © Alfredo SÁNCHEZ GARZÓN.
      De la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).



      [1] Réquiem aeternam dona ei (eis) Domine./Et lux perpetua luceat ei (eis)./ Requiescat (requiescant) in pace./ Amen.// "Dale(s), Señor, el descanso eterno./ Y brille para él (ellos) la luz perpetua./ Descanse(n) en paz./ Amén./"
      [2] <A los cementerios católico se les llama también camposantos, dado que en la ciudad de Pisa (Italia), cuando ateniéndose a medidas de higiene y salubridad pública la autoridad ordenó cerrar el cementerio, que había sido construido en el siglo XIII dentro de la ciudad, el terreno fue cubierto con una gran capa de tierra, que las galeras pisanas habían traído de los lugares santos de Jerusalén> -Tomado de «http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Cementerio&oldid=50973586»
      [3]  SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, 2011, vol. IV, p. 6 y 16.
      [4] ID., La Guerra Civil española (1936-39) en el Rincón de Ademuz, en: Del paisaje,..., Valencia, 2009, vol. III, pp. 169-179.

      Ladrillo cerámico en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1903.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1922.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1925.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1926.
      Señalizaciones mortuorias (cruces) en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).
      Detalle del "Depósito de Cadáveres"en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).
      Detalle de lápida y "Cruz Cementerial" en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).
      Detalle del "Depósito de Cadáveres" en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).
      Detalle de la entrada al recinto del "Cementerio Civil" en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).
      Detalle del interior del "Cementerio Civil" en Puebla de San Miguel (Valencia).
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1931.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1928.
      Lápida encristalada en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1978 y 2004.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1903.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 2003.
      Lápida en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1999.
      Lápidas en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), años 1946, 1959 y 1999.
      Lápida encristalada en el Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).



      Vista parcial del Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), ángulo suroriental
      Vista parcial del Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), ángulo nororiental, con detalle del "Depósito de Cadáveres".

      Detalle de señalización en tumba del Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), año 1968.


      Detalle de la tapia y cancela del Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia), desde el interior.
      Vista general del Cementerio de Puebla de San Miguel (Valencia).

      No hay comentarios:

      Publicar un comentario en la entrada