lunes, 21 de mayo de 2012

ICONOGRAFÍA FUNERARIA EN EL CEMENTERIO DE CUESTA DEL RATO (CASTIELFABIB) [y II]


 A propósito de las imágenes y símbolos en las tumbas del camposanto cuestarratense,
"in memoriam" de los allí inhumados.



Viene de:



            Cuando le pregunto a mí acompañante acerca de la antigüedad del cementerio, el señor Olegario comenta:
  • Yo siempre he conocido este mismo cementerio, no sé si habría otro anterior... Pero éste era antes más pequeño, lo ampliaron después de la guerra civil, en los años cuarenta o por ahí: porque aquí siempre hubo un problema y es que como esta zona es tan seca y soleada, pues los cajones de los difuntos no se descomponían y al cabo de los años, cuando había que abrir una fosa para enterrar a otro, los que había debajo estaban intactos... Las tapias anteriores eran sólo de piedra, y sin la cobertura de tejas que hay ahora. Después de la ampliación la gente de la aldea colaboró trayendo arena: los sábados y domingo, si había aquí cuarenta caballerías, pues todas subían a la pieza El Carril, que está en el camino de Tormón, a bajar su carga para enlucir las paredes... Se enlucieron en fino dos paredes por fuera y todo por dentro. Estos últimos nichos que hay vacíos se han hecho por el Ayuntamiento, pero antiguamente cada familia que quería enterrar a su familiar en nicho se lo hacía. Ahora todos quieren enterrarse en nicho; además, ya no hay quien haga las fosas.>
Detalle de "ángel de la muerte" en una lápida de nicho del cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1951.
Detalle de "ángel de la muerte" en una lápida de nicho del cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1957.

El enterramiento más antiguo corresponde a una señalización de pared dispuesta en el muro septentrional, data de principios del siglo XX y tiene una inscripción que dice:

 Mª ANTONIA CORTÉS 
FALLECIÓ EN AGOSTO DE 1913
A LOS 75 AÑOS DE EDAD
R.I.P.
TU ESPOSO (e) HIJOS NO TE OLVIDAN

 
            En otra señalización similar de la misma década, se lee:

+
ANDRÉS GÓMEZ ASENSIO
+ 4 ENERO 1918
A LOS 74 AÑOS
R.I.P.
SUS HIJOS

Detalle de "señalización" o "memoria" de pared en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1918.

            Otra lápida de mediados los años veinte, dice:
+
JORGE GÓMEZ CORTÉS
+ 26 MAYO 1924
A LOS 41 AÑOS
R.I.P.
SU ESPOSA E HIJA

Detalle de "señalización" o "memoria" de pared en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1924.

            Durante nuestra estancia en el cementerio el señor Olegario me informa acerca de las relaciones familiares de algunos de los allí inhumados, vinculándolos con historias y anécdotas:
  • [...] Éste que te decía se ahorcó... Recuerdo que cuando sucedió estaba yo en la mili, que soy de la quinta del cincuenta y cinco. No, no estaba enfermó, pero algo le pasaría por la cabeza, el caso es que cuando se mató apenas tenía 25 años... Era un mocetón alto, guapo y buena persona, además de alegre y trabajador: dijo que iba por paja para hacer cama a unas ovejas que tenía en El Rato, pero la madre ya no le vio salir y fue a buscarle, el caso que al entrar en el corral se lo encontró allí colgado... La pobre mujer vivió el resto de su vida triste y amargada por lo del hijo... Éste otro era muy republicano, pero luego se hizo beato: al pasar frente al cementerio o la iglesia siempre se santiguaba, pero cuando la guerra era de los que iba tirando los santos y quemando las cosas de la iglesia... Dicen que cogió un pico de su casa y se fue a romper el altar, pero su padre le quitó el pico diciendo: Este pico es mío y con él no vas a romper nada... Sí, la vida da muchas vueltas: Aquí como en todas partes hay algunos que están contra los curas y no quieren saber nada de la Iglesia, pero ninguno se niega a que le hagan misas, responsos y los entierren por lo católico cuando se mueren.

            Y sigue diciendo:
  • Éste Leonardo [...], al que llamaban el Barbas, porque llevaba unas barbas blancas y largas, vivía a la entrada de la aldea y era vegetariano, decía que viviría 130 ó 150 años, pero murió a los 80... Mi padre me decía que eso de que los vegetarianos vivían más era una tontería, porque cada uno muere cuando le toca. Además, señalaba que las ovejas sólo comen hierba y no viven tanto...
El señor Olegario Monleón Mañas (Cuesta del Rato, 1934), en el cementerio.

            Se nombra aquí al señor Leonardo (a) el Barbas –aludiendo a Leonardo Colás Pérez- fallecido el 5 de abril de 2003, del que no sabemos más datos, pues su nicho carece de otras señas que le identifiquen. Hace años tuve ocasión de tratarle y hablamos de algunos aspectos de su vida, pareciéndome un personaje singular, tanto por el aspecto (una mezcla de hippie y patriarca bíblico) como por su estilo de vida solitario, alejado del mundo en una aldea remota de Castielfabib. Durante la conversación que mantuvimos comentó que en una concentración o evento –no recuerdo el lugar ni la fecha- había sido cocinero de Lanza del Vasto, el fundador de la Comunidad del Arca, con la que yo había tenido contacto en Turballos, un pueblito cerca de Muro de Alcoy (Alicante) y en la agrupación de La Longuera, en Elche de la Sierra (Albacete). Me quedé pasmado, pues no pensaba yo encontrar a nadie que conociera a dicho personaje en el Rincón de Ademuz. Lanza del Vasto (1901-1981), filósofo, poeta, artista y activista de la no-violencia, fue seguidor de Mohandas K Gandhi, que le puso por nombre Shântidas (Servidor de la Paz): el autor de Peregrinación a las fuentes (1943) trabajó por el diálogo interreligioso, la renovación espiritual, el activismo ecológico y la paz.[1]

Detalle de "señalización" o "memoria" de pared en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1947 y 1955.
Detalle de "señalización" o "memoria" de pared en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1947 y 1955.
Detalle de Cristo en una lápida de nicho del cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1975 y 1980.

V.- Estudio antroponímico de las “señalizaciones” mortuorias.
Para el estudio que se propone, utilizaremos los nombres de los difuntos contenidos en las “señalizaciones” mortuorias, lápidas y cruces del camposanto. Para un estudio más amplio habría que consultar los libros de Defunción del registro parroquial o el equivalente del civil.

Relación de inhumados en el cementerio de Cuesta del Rato (Castielfabib), por orden alfabético del primer apellido (2012).
NOMBRE
APELLIDO (1º)
APELLIDO (2º)
SEGMENTO VITAL
Ángeles
Abad
Casino
1904-1946
Manuel
Antón
Alamán
1897-1975
Félix
Antón
Casino
1923-2004
Isabel
Asensio
Asensio
1912-1992
Federico
Asensio
Casino
1896-1975
Demetrio
Asensio
Cortés
1930-1952
Hortensia
Asensio
Cortés
1925-2010
Natividad
Asensio
Serrano
1910-1988
Salustiana
Blesa
Rodilla
1888-1956
Basilio
Bueno
Casino
1894-1952
Víctor
Bueno
Casinos
1924-2005
Pilar
Casino
Asensio
1946-2000
Rosa
Casino
Blesa
1918-2004
Rosa
Casino
Casino
1899-1943
Vidal
Casino
Casino
1913-2004
Francisco
Casino
Gómez
1889-1962
Tomás
Casino
Gómez
1894-1972
Francisco
Casino
González
1914-1962
Primitivo
Casino
Villalba
1890-1964
Daniel
Casino
Villarroya
1900-1977
Manuel
Casinos
Villarroya
1904-1933
Leonardo
Colás
Pérez
+2003
María Antonia
Cortés
-
1838-1913
Josefa
Cortés
Esteban
1905-1968
María
Cortés
Montesinos
1911-2006
Vicente
Cortés
Montesinos
1909-1992
Fernando
Diéguez
García
1938-2010
Andrés
Esteban
Asensio
1889-1984
Jesús
Esteban
Asensio
1935-2009
Ana
Esteban
Monleón
1927-1985
Gerardo
Esteban
Monleón
1934-1995
Pilar
Gámiz
Barrera
1887-1978
Manuel
Giménez
Asensio
1932-1957
Quintín
Giménez
Marín
1904-1992
Manuela
Gómez
Antón
1867-1951
Andrés
Gómez
Asensio
1844-1918
Avelino
Gómez
Cortés
1943-2011
Jorge
Gómez
Cortés
1883-1924
Máxima
Gómez
González
1917-2005
Rafael
Gómez
Villalba
1910-1987
Purpurina
González
Asensio
1944-1995
Josefa
González
Cañizares
1885-1974
Mercedes
González
Casino
1888-1980
Francisco
González
González
1916-1995
Guillermo
González
González
1912-1993
Monserrat
González
González
1930-1978
Pedro
González
González
1939-2006
Valeriano
González
González
1928-1994
Florencio
González
Mañas
1916-1996
Hipólita
González
Mañas
1921-1951
Teodora
González
Mañas
1933-2006
Antonio
González
Soriano
1880-1962
Guillermo
González
Soriano
1882-1965
Engracia
Guillermo
Casino
1906-1994
Carmen
Hubert
Giro
1928-2010
Teodora
Mañas
Esparza
1891-1965
Antonio
Mañas
González
1904-1958
Asunción
Mañas
González
1907-1988
Benigno
Mañas
Guillermo
1940-2002
Máximo
Mañas
Guillermo
1943-1989
Basilisa
Miguel
Gámiz
1926-1979
Carmen
Miguel
Gómez
1930-1980
Antonio
Miguel
Sánchez
1886-1980
Francisco
Monleón
Casino
1911-1955
Lorenzo
Monleón
Casino
1903-1991
Francisco
Monleón
Gómez
1874-1947
Magdalena
Monleón
González
1894-1981
Carmen
Monterde
Bastias
1929-2009
Toribio
Monterde
Serrano
(s/f)
Ventura
Moyano
Vicente
1921-1997
Juan
Pavo
Trigo
1931-2003
María
Sánchez
Casino
(s/f)
Carmen
Sánchez
Sánchez
1893-1979
            Elaboración propia (2012).

A tenor de las “señalizaciones” que se conservan, el enterramiento más antiguo corresponde a María Antonia Cortés (1838-1913), seguido del de Andrés Gómez Asensio (1844-1918).

Respecto a la identidad de los inhumados:
-nombre Ana, Andrés (2), Ángeles, Antonio (3), Asunción, Avelino, Basilio, Basilisa, Benigno, Carmen (4), Daniel, Demetrio, Engracia, Federico, Félix, Fernando, Florencio, Francisco (5), Gerardo, Guillermo (2), Hipólita, Hortensia, Isabel, Jesús, Jorge, Josefa (2), Juan, Leonardo, Lorenzo, Magdalena, Manuel (3), Manuela, María (2), María Antonia, Máxima, Máximo, Mercedes, Monserrat, Natividad, Pedro, Pilar (2), Primitivo, Purpurina, Quintín, Rafael, Rosa (2), Salustiana, Teodora (2), Tomás, Toribio, Valeriano, Ventura, Vicente, Víctor y Vidal.

-apellido (1º): Abad, Antón (2), Asensio (5), Blesa, Bueno (2), Casino (9), Casinos, Colás, Cortés (4), Diéguez, Esteban (4), Gámiz, Giménez (2), Gómez (6), González (13), Guillermo, Hubert, Mañas (5), Miguel (3), Monleón (4), Monterde (2), Moyano, Pavo y Sánchez (2).

-apellido (2º): Alamán, Antón, Asensio (7), Barrera, Bastias, Blesa, Cañizares, Casino (11), Casinos, Cortés (4), Esparza, Esteban, Gámiz, García, Giro, Gómez (4), González (10), Guillermo (2), Mañas (3), Marín, Monleón (2), Montesinos (2), Pérez, Rodilla, Sánchez (2), Serrano (2), Soriano (2), Trigo, Vicente, Villalba (2) y Villarroya (2).


Distribución de los nombres de los inhumados en el cementerio de Cuesta del Rato (Castielfabib), según género.
NOMBRES DE VARÓN

NOMBRES DE MUJER

Andrés (2), Antonio (3), Avelino, Basilio, Benigno, Daniel, Demetrio, Federico, Félix, Fernando, Florencio, Francisco (5), Gerardo, Guillermo (2), Jesús, Jorge, Juan, Leonardo, Lorenzo, Manuel (3), Máximo, Pedro, Primitivo, Quintín, Rafael, Tomás, Toribio, Valeriano, Ventura, Vicente, Víctor y Vidal.
Ana, Ángeles, Asunción, Basilisa, Carmen (4), Engracia, Hipólita, Hortensia, Isabel, Josefa (2), Magdalena, Manuela, María (2), María Antonia, Máxima, Mercedes, Monserrat, Natividad, Pilar (2), Purpurina, Rosa (2), Salustiana y Teodora (2).
Elaboración propia (2012).

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con detalle de Virgen del Pilar, año 2006.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con detalle de Sagrado Corazón de Jesús, año 1992.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con detalle de Sagrado Corazón de Jesús, año 1987.
Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con detalle de Inmaculada Concepción, año 1985.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con detalle de Inmaculada Concepción, año 1981.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1980.

Detalle de lápida en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de san Antonio de Padua, año 1980.
Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1962 y 2000.

Detalle de ápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de palomas y espiga, años 1962 y 2000.
 

VI.- Palabras finales, a modo de conclusión.
A tenor de la “señalización” o "memoria" más antigua, el actual camposanto podría datarse a principios del siglo XX (1913), aunque resulta evidente que pudo haber enterramientos anteriores sin señalar, como era lo habitual entonces, o cuyos signos materiales han desaparecido con el paso del tiempo, dado que solían ser humildes cruces de madera. Tampoco tenemos constancia de la presencia de un cementerio previo, pero de haber existido pudo estar en el entorno de la ermita de María Inmaculada.[2] La ausencia de “cementerio civil” podría indicar la pertenencia o fundación municipal del recinto, del que destaca su disposición en la ladera de una loma de fuerte pendiente.
Las “señalizaciones” colocadas en los muros del camposanto, así como las cruces o “memorias” verticales dispuestas en el suelo, corresponden a inhumaciones en tierra (propiamente enterramientos), y pertenecen a un segmento temporal que ocupa los tres primeros cuartos del siglo XX, con el siguiente orden: 1913, 1918, 1924, 1933, 1943, 1946, 1947, 1951, 1952, 1955, 1968 y 1975, a los que habría que añadir tres enterramientos más sin fecha (s/f). Ello significa que a partir de la década de los cincuenta las inhumaciones en fosa disminuyeron progresivamente, aunque no de forma radical. De esta forma, el último enterramiento en tierra fue el de Federico Asensio Casino, que falleció el 2 de abril de 1975, a la edad de 79 años.
La primera inhumación en nicho fue la de Hipólita González Mañas, de 30 años, cuyo fallecimiento tuvo lugar el 21 de marzo de 1951: como se dice arriba, a partir de esta fecha la tradicional sepultura en tierra perdió vigencia; ello traduce un cambio de mentalidad en la población, además de en la situación económica, hecho que coincide con el inicio del fuerte proceso migratorio sufrido por la aldea y el consiguiente despoblamiento: Ahora todos quieren enterrarse en nicho; además, ya no hay quien haga las fosas… -explica el señor Olegario-.
            A tenor de las “señalizaciones”, la persona más joven enterrada en este cementerio es Demetrio Asensio Cortés, que falleció en 1952, a los 22 años: llama la atención la ausencia de enterramientos correspondientes a párvulos, niños y adolescentes, cuando la mortalidad infantil fue tan elevada hasta los años cuarenta. Ello podría explicarse por la desaparición de las “memorias”, lápidas o cruces que presuntamente les conmemoraban.
Respecto a la iconografía, la mayoría de lápidas –cruces, lápidas en nichos o “señalizaciones” de pared- contienen símbolos religiosos, con predominio sobre los espirituales (árboles de la vida, palomas de la paz...) o que carecen de ellos –no en vano se trata de un Cementerio municipal en una zona de mayoría católica-. Con la excepción de las más antiguas –1913, 1918, 1924 y 1933-, la mayoría de las tumbas poseen un retrato con la foto del muerto, lo que se hace más evidente en las lápidas de los nichos, construidos de los años cincuenta en adelante.
Tocante a los símbolos, el más frecuente es la cruz latina en sus múltiples variedades, destacando una de los años cuarenta en madera -tipo “Trinidad”- que hay embutida en el enlucido de la pared del fondo (levante), pero que primitivamente estuvo clavada en tierra; en cuanto a las imágenes, destaca la representación de Cristo (singularmente bajo la forma del Sagrado Corazón de Jesús), crucificado y muerto en brazos de su madre; varias Vírgenes –Inmaculada Concepción (bajo cuya advocación se halla la ermita del Lugar), Nuestra Señora del Carmen (patrona del Purgatorio), y la Virgen del Pilar-; algunos rostros de mujer con la cabeza cubierta, imágenes del bienaventurado san Antonio de Padua (con el Niño Jesús), san Francisco de Asís (abrazado a un Cristo clavado en la cruz), y un par de "ángeles de la muerte" en lápidas de jóvenes. Los epitafios son bastante comunes, utilizando para su composición palabras relativas a la evocación y el recuerdo del muerto y su vinculación familiar, aunque también hay sentidas evocaciones poéticas. No existen, sin embargo, las referencias profesionales, ni las alusiones evangélicas o ideológicas.
En su conjunto, las cruces de piedra o mármol existentes son de colores claros -una blanca y dos grises-; mientras que las lápidas de los nichos poseen tonalidades oscuras, con la excepción de algunas grises o blancas. Se observa cierto mimetismo en las lápidas, que contienen rasgos similares en sus símbolos y adornos, según la época. Por el contrario de las existentes en otros lugares, las imágenes masculinas de las lápidas no siempre aparecen en los enterramientos de hombres, de la misma forma que las femeninas no se utilizan como norma para las mujeres. El color blanco de las lápidas se reserva, casi en exclusiva, para los difuntos jóvenes.

Respecto a la antroponimia, los nombres más frecuentes de varón son: Francisco (5), Antonio y Manuel (3), Andrés y Guillermo (2), seguidos de Avelino, Basilio, Benigno, Daniel, Demetrio, Federico, Félix, Fernando, Florencio, Gerardo, Jesús, Jorge, Juan, Leonardo, Lorenzo, Máximo, Pedro, Primitivo, Quintín, Rafael, Tomás, Toribio, Valeriano, Ventura, Vicente, Víctor y Vidal. Los nombres más frecuentes de mujer son: Carmen (4), Josefa, María, Pilar, Rosa y Teodora (2), seguidos de Ana, Ángeles, Asunción, Basilisa, Engracia, Hipólita, Hortensia, Isabel, Magdalena, Manuela, María Antonia, Máxima, Mercedes, Monserrat, Natividad, Purpurina y Salustiana.
En cuanto a los primeros apellidos, los más frecuentes son: González (13), Casino (9), Gómez (6), Asensio y Mañas (5), Cortés, Esteban y Monleón (4), Miguel (3), Antón, Bueno, Giménez, Monterde y Sánchez (2), seguidos de Abad, Blesa, Casinos, Colás, Diéguez, Gámiz, Guillermo, Hubert, Moyano y Pavo.
Respecto a los segundos apellidos, los más frecuentes son: Casino (11), González (10), Asensio (7), Cortés y Gómez (4), Mañas (3), Guillermo, Monleón, Montesinos, Sánchez, Serrano, Soriano, Villalba y Villarroya (2), seguidos de Alamán, Antón, Barrera, Bastias, Blesa, Cañizares, Casinos, Esparza, Esteban, Gámiz, García, Giro, Marín, Pérez, Rodilla, Trigo, Vicente.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de un Crucificado y san Francisco de Asís, año 1985.

En suma: el cementerio de Cuesta del Rato (Castielfabib) se sitúa en un lugar elevado por encima de la aldea llamado La Cruz, sito en el entorno de las eras y pajares del Lugar, desde donde puede admirarse el privilegiado espectáculo del entorno rural en que se halla, con la exuberante vega del Ebrón a sus pies. Se trata de un pequeño cementerio municipal de finales del siglo XIX o principios del XX, ampliado a mitad de los años cuarenta de la pasada centuria y que no fue concebido para albergar nichos. Sin embargo, dada la evolución histórica y la demanda social, la construcción de este tipo de sepulturas resulta hoy inevitable. Merece la pena destacar la existencia de un viejo cajón portátil -con cogederos, patas y tapa- utilizado para el transporte y el entierro de los difuntos antes de la utilización generalizada del féretro, usado después sólo por los más pobres. Dicha “caja de muertos” merecería ser restaurada y conservada, pues se trata de una pieza de interés etnográfico, asimismo que el Depósito: habría que repasar el tejado, colocarle los cerramientos que tuvo y mantenerlo limpio. De la misma forma, el antiguo portón de entrada agradecería una mano de pintura que le protegiera de la intemperie. ¡El recuerdo y la memoria de los que allí yacen bien lo merece! Vale.


© Alfredo SÁNCHEZ GARZÓN.
De la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).


[1] Giuseppe Lanza del Vasto. (2012, 17 de mayo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 15:11, mayo 18, 2012 desde http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Giuseppe_Lanza_del_Vasto&oldid=56246721.
[2] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. La ermita de María Inmaculada en Cuesta del Rato (Castielfabib), en: http://alfredosanchezgarzon.blogspot.com.es/2012/05/normal-0-21-proposito-de-una-vista-la.html, del martes 1 de mayo de 2012.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1993.

Detalle de lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de un Sagrado Corazón de Jesús, año 1993.
Lápida en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de un Cristo muerto en brazos de su madre, año 1965.
Lápida en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de una Mujer con la cabeza cubierta, año 1978.
Lápida en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), , año 1996.

Detalle de lápida en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de una Inmaculada Concepción, año 1996.
Lápida en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), año 1956 y 1972.
Detalle de lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con la imagen de un Sagrado Corazón de Jesús, año 1956 y 1972.
Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con imagen espiritual, año 2011.
Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con imagen de la Virgen del Carmen, año 2005.

Lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), con un sentido poema, año 2010.
Detalle de lápida de nicho en el cementerio de Cuesta del Rato-Castielfabib (Valencia), correspondiente a un Árbol de la vida con palomas de la paz, año 2010.