lunes, 17 de octubre de 2011

EL INSTITUTO DIOCESANO DE CIENCIAS RELIGIOSAS (IDCR), SEDE DE ADEMUZ.


 Acerca de la formación espiritual y religiosa  diocesana
en el Rincón de Ademuz.


La iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza”.
Gilbert Keith Chesterton (1874-1936),
escritor y periodista inglés.



Mediado el año 1995, varios miembros del Consejo de Pastoral de Torrebaja, junto con otros del arciprestazgo, fuimos convocados para asistir a una reunión con el entonces arzobispo de Valencia, don Agustín, que luego sería Cardenal García-Gasco (2007), recientemente fallecido en Roma [1 de mayo 2011]. Debió ser en una de las primeras visitas del prelado al Rincón de Ademuz, y nos congregaron en la arciprestal San Pedro y San Pablo de Ademuz.
Al final de la reunión hubo un coloquio, abriéndose un turno de preguntas: felizmente tuve la oportunidad de exponer al señor obispo, entre otras cuestiones, la necesidad de formación religiosa y cultural que teníamos los cristianos en las cuestiones de nuestra religión, pues la mayoría no pasábamos de la catequesis de la primera comunión. Posteriormente, durante el tentempié -organizado en el piso alto de la sacristía y preparado por feligresas de Ademuz-, monseñor se dirigió a mí para decirme que, respecto a lo que había comentado, estaban trabajando en ello, pues él también entendía esta necesidad...

esteban-escudero-torres-obispo
El equipo arciprestal con monseñor Esteban Escudero Torres, obispo auxiliar de Valencia y doña Mercedes Vilá Pladevall en Ademuz (Valencia).

Muchos años después, el 18 de febrero de 2007, con motivo de la inauguración del nuevo presbiterio de la arciprestal de Ademuz, “monseñor [Esteban Escudero Torres, entonces obispo auxiliar de Valencia][1] y los señores curas se reunieron en el salón parroquial con la veintena larga de alumnos inscritos en el curso: “El encuentro con Jesús en el camino de la vida”, patrocinado por el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas (IDCR), que con este acto inauguraba su programación en la sede de Ademuz”.[2] Obviamente, sería presunción por mi parte pretender que ambos hechos tienen alguna relación, en el sentido que el segundo sea consecuencia del primero; pero viene bien conocer los antecedentes. El prelado, a la sazón director del instituto, expuso ante los alumnos la exigencia y obligación de una formación intelectual sólida, teológica y pastoral entre los cristianos, para hacer frente a los retos que nos propone la sociedad actual, pues “Un cristiano formado es un cristiano con opinión...”, siguiendo así la tradición cristiana desde los comienzos, “para estar siempre dispuesto a reflexionar sobre el hecho religioso a la luz de la razón”.[3]
En el mismo acto, los sacerdotes del equipo arciprestal expusieron la exigencia de feligreses preparados para colaborar activamente con ellos, dada la multitud de tareas a realizar y la penuria de vocaciones. Asimismo, la vicedirectora del instituto y coordinadora del curso –doña Mercedes Vilá Pladevall- expuso el funcionamiento académico y la mecánica del mismo, basada en clases presenciales, el estudio personal en casa y la evaluación mediante diversos trabajos, de cara a la obtención del correspondiente diploma acreditativo. Asimismo, destacó que “lo importante no es la certificación, sino la formación...”, por lo que también se admiten alumnos en calidad de oyentes, a los que no se les exigirán los trabajos de evaluación.

benedicto-XIII-esteban-escudero-valencia
Su santidad el Papa Benedicto XVI con monseñor Esteban Escudero Torres, actual obispo de Palencia.
Los temas troncales del curso se agrupan entorno a las siguientes materias: 1) Fe-Cultura, 2) Sagrada Escritura, 3) Teología Dogmática y 4) Teología Moral. En el presente curso (2011-12), recientemente inaugurado, hemos comenzado con el cuarto y último grupo de materias: Teología Moral, cuyo desarrollo tendrá lugar en nueve clases de septiembre a noviembre: Introducción, La vocación del hombre (I y II), La libertad del hombre, La moralidad de los actos humanos, La conciencia moral, Las virtudes, El pecado y La persona y la sociedad. El docente de este nuevo curso será don Arturo Pablo Ros Murgadas, que fue párroco de Requena (Valencia) y profesor en el Seminario Mayor de Moncada (2000-2005);[4] y las clases tienen lugar en su sede habitual, el salón parroquial de la "Casa Abadía" de Ademuz, entrando por la plaza del Ayuntamiento. Cabe destacar el esfuerzo que realizan los profesores cada semana, viniendo desde Valencia hasta el Rincón de Ademuz, y volviendo después a su residencia. Las clases siempre comienzan con una oración y tienen lugar en un ambiente amable y distendido: duran aproximadamente entre hora y media y hora y tres cuartos, habiendo una buena interacción entre el docente y los alumnos. Se maneja una amplia bibliografía, incluyendo los Textos Sagrados (Antiguo y Nuevo testamento), el Catecismo de la Iglesia Católica, encíclicas, apuntes del profesor, fotocopias de contenidos varios, etcétera.

ademuz-valencia-pico-castro
Vista general de Ademuz (Valencia), desde el Pico Castro.

La valoración general de los cursos hasta ahora dados es francamente positiva y estimulante, pues ha servido a los alumnos para ampliar, profundizar y reflexionar acerca de los misterios y la belleza de nuestra religión. Los alumnos, que no sobrepasan la treintena, poseen edades dispares y parten de distintos niveles de formación; pertenecen a las parroquias del arciprestazgo: Ademuz, Casasaltas, Casasbajas, Torrebaja y Vallanca –no habiendo ningún alumno de Castielfabib y Puebla de San Miguel-. Y son conscientes de la suerte tan inmensa que tienen, al poder adquirir unos conocimientos que difícilmente podrían obtener de otra forma, para cumplir el mandato apostólico: “Estad siempre dispuestos a dar razón de vuestra esperanza a todo el que os pida explicaciones” –como dice san Pedro en su primera carta (1 Pe 3, 15). Vale.


 NOTAS:
[1] Monseñor Esteban Escudero Torres: nacido en Valencia el 4 de febrero de 1946. Ordenado sacerdote en Carlet-Valencia (1975), fue ungido obispo titular de Laja y auxiliar de Valencia [2000, noviembre 17]. Fue vicario General de la diócesis, actualmente es obispo de Palencia. Vid www.archivalencia.org/archidiocesis/episcopologio.htm y http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/09/castillayleon/1278672276.html
[2] SÁNCHEZ GARZÓN, Del paisaje, alma del Rincón de Ademuz, Valencia, 2008, vol. II, pp. 197-198.
[3] ESCUDERO TORRES, E., Creer es razonable. Fenomenología y filosofía de la religión, Valencia, 2002.
[4] Arturo Pablo Ros Murgadas, que asume la vicaría V (Llíria-Requena-Ademuz), tiene 46 años y nació en Vinalesa (Valencia). Fue superior del Seminario Mayor (2000-2005). Desde 2006 era párroco en Requena y en numerosas pedanías de esta localidad. También fue titular de las parroquias de Valencia Nuestra Señora de la Buena Guía y San Vicente Ferrer.

No hay comentarios: