martes, 26 de mayo de 2015

LAS ELECCIONES DEL 24-M 2015 EN EL RINCÓN DE ADEMUZ.


 Comentario al resultado de los comicios en la comarca



La entrada constituye un artículo mixto,
de crónica y opinión.
El autor es consciente de que su publicación
puede herir alguna sensibilidad;
mas alguien tiene que señalar lo que sucede,
pues hasta las Causas para los Santos tienen en la Iglesia
su abogado del diablo.




Impresiones personales acerca del resultado de las elecciones en Torrebaja,
a modo de introducción.

El domingo pasado, día de elecciones municipales y autonómicas, me levanté a la hora de siempre y tras las actividades habituales –aseo, desayuno…-, me fui a votar con mi hijo mayor. Él participaba en una lista electoral, de relleno, como independiente. Se lo pidieron por amistad y aceptó como una forma de colaborar con el pueblo; aquí no siempre es fácil completar una lista. Este momento electoral de las municipales y autonómicas es importante, constituye los dos primeros compases de la zarabanda de este año comicial por excelencia, que culminará en otoño con las generales.[1]

El colegio electivo de Torrebaja estaba donde siempre, en el bajo del Centro Cultural. En la entraba ya había gente, entre otros vecinos el alcalde en funciones hablando con la pareja de la Guardia Civil. Saludamos al paso y entramos en la sala de elecciones, al fondo se hallaba la presidencia, con las urnas delante, y a los lados los interventores de los partidos, el Partido Popular (PP) a la derecha y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a la izquierda. ¡La disposición era perfecta, sólo les faltaba vestir de azul y de rojo respectivamente! En un rincón había una mesa con las papeletas de los distintos partidos, autonómicos y municipales. Y junto al tablero, la cabina electoral, con la entrada cubierta por una cortina oscura. Dentro había diversas casillas con los boletos electorales.
 
Detalle de la presidencia de la Mesa Electoral de Torrebaja (Valencia), 24-M 2015.
Mientras elegíamos las papeletas salmón para las autonómicas, las de las municipales ya las llevábamos preparadas en los sobres blancos, llegó la funcionaria de correos con un fajo de sobres, una cincuentena, correspondiente al voto por correo, que tras las formalidades administrativas guardó el presidente de la mesa. Medio centenar de votos emitidos por correo de un censo electoral de trescientos sesenta y tres votantes es un número considerable: Alguien, sin duda, se ha debido trabajar ese voto por correspondencia –recelé yo, pues los que están fuera no suelen tener en general semejante disposición-. Cuando me llegó el turno de votar ya había media docena de sobres en las urnas: La gente es madrugadora, vota y se despreocupa de esta obligación –digo obligación porque aunque no votar es una opción, votar es para mí inexcusable-.

Después de la misa dominical volví al colegio electoral, es cuando la mayoría de votantes acude a presentar sus papeletas; les coge de paso, ya que el local está en la plaza de la Iglesia, esquina con la calle del Rosario. El día se presentaba largo, algunos lo debieron pasar con gran inquietud, otros con tranquilidad o indiferencia, pero la mayoría con expectación. La cuestión no es intrascendente, ya que conocer a los representantes que van a gobernar el municipio en los próximos cuatro años no es asunto baladí. En Torrebaja, como en la mayoría de pueblos comarcanos, se presentaban los dos grandes partidos nacionales: por el PP don Manuel Enrique Tortajada Matos (a) Manolón, y por el PSOE don Octavio Gómez Luis (a) Coronel, el alcalde en funciones, que repetía candidatura.[2]


Detalle de la mesa de los apoderados populares (PP), en el Colegio Electoral de Torrebaja (Valencia), 24-M 2015.
Respecto al resultado, había pronósticos para todos los gustos, aunque reducidos a tres opciones: para unos estaba claro que el PP iba a arrasar, para otros que quien iba asolar era el PSOE, para unos terceros, sin embargo, la cuestión iba a estar reñida. ¡Lo cierto es que en estas cuestiones nunca se sabe! Que se presentaba reñida, estaba cantado, de facto algunos pagarán este mes una factura considerable de teléfono, por haber llamado por doquier a vecinos que viven fuera de la localidad para convencerles de la necesidad de votar a tal o cual, mientras que otros han ido puerta por puerta, “informando” a la gente mayor, cosa por lo demás legal, aunque no sé si ética; en todo caso la actuación traduce la necesidad de asegurar a toda costa la papeleta para cada partido. Una vecina que reside fuera del pueblo temporalmente me dijo: Me llamaron para convencerme de que les votara, cuando nunca se han interesado por mí; cuando me ven por el pueblo apenas sí me saludan… -el furor electoralista es incontenible, ya que la captación de un voto puede resultar decisiva-.

En mi casa, nuestra familia suele hablar de todo, asuntos políticos y sociales incluidos, es algo que siempre nos ha interesado y nuestros hijos han heredado esta pasión por el debate y la res publica. Aunque con frecuencia no estamos de acuerdo en el negocio tratado. ¡Cuestión generacional, pienso yo! En casa de mis padres, sin embargo, no se hablaba de estos temas, eran los tiempos de la dictadura franquista, y ese era un tema de escaso interés, por no decir tabú. En cualquier caso, cuando se nombraba algo relacionado con la cuestión, se bajaba la voz. Ello no significaba que hubiera desinterés por la política y cosas del común. Prueba de ello es que mi bisabuelo fue alcalde de Torrebaja a finales del siglo XIX, también lo fue un hermano suyo, y mi abuelo Román, éste ya en los años veinte del pasado siglo. También lo fue mi padre, él en la posguerra inmediata, años de especial dificultad, cuando había poco presupuesto y muchos problemas que resolver. También yo tuve el honor de serlo como independiente, mi alcaldía fue la de 1991-95, una legislatura especialmente difícil y complicada por la confluencia de problemas que se dieron entonces. Para mí fue una experiencia amarga, quizá porque me lo tomé demasiado en serio, y para ser “buen político” hay que tener el estómago de un buey, además de adecuadas tragaderas, y yo no las tengo, lo reconozco. Porque gobernar significa tomar decisiones, y con frecuencia tener que decir no…

Detalle de la mesa de los apoderados socialistas (PSOE), en el Colegio Electoral de Torrebaja (Valencia), 24-M 2015.

He de confesar, no obstante, que como pronosticador tengo poco futuro, ya que los buenos augures suelen acertar en sus pronósticos, mas yo no he atinado ni de lejos. Estaba convencido de que en las municipales de Torrebaja iba a ganar el PSOE, me refiero a la lista del señor Octavio: ¿Por qué razón, en qué te basabas para semejante afirmación? -se preguntarán algunos-. Sencillamente, porque aunque su actuación no ha sido perfecta, ninguna lo es, ha hecho cosas de interés en beneficio del pueblo –lo primero reducir una deuda ingente que había, lo segundo embellecerlo y cuidarlo en muchos detalles, comenzando por la urbanización de Las Eras, una zona muy degradada con la que nadie se había atrevido, y así un largo etcétera-; además, estimo que ha sido una persona honrada y trabajadora –al menos en lo que yo conozco-. Valga un inciso para decir que se ha criticado mucho a la alcaldía por la construcción de ciertos “muros innecesarios” de piedra; resulta curioso, cuando a mi me parece que es una de las mejores cosas que se han hecho. ¡Definitivamente, no estoy en la onda! Estos críticos preferirían quizá vulgares muros de bloques, ladrillo o cemento, expresión pobretona de la mediocridad, razón por la que sería conveniente que salieran del pueblo y viajaran algo más para ver otros lugares, aprender, comparar y valorar. Conste que esto no es ningún panegírico del alcalde saliente, ni de su partido –con su partido no iría ni de fiesta-; tan sólo la constatación de unos hechos evidentes. No había, pues, ninguna necesidad de cambiar de cabalgadura cuando alguien de su capacidad se presta a llevar la carga de la alcaldía. Pero parece que a algunos, me refiero a los poderes fácticos locales, se les hacía insoportable su presencia al frente del Consistorio otros cuatro años. Y no me extraña, pues es persona que no se deja manejar, quiero decir “aconsejar”. Además, en ninguno de los pueblos comarcanos vamos sobrados de gente capaz, con voluntad de trabajar por el pueblo y sin intereses espurios. Por eso me ha sorprendido la barrida del PP –me refiero a la lista del señor Manuel Enrique, contra el que nada tengo en absoluto-, que ha sacado cuatro de los siete concejales que corresponden al municipio, frente a tres del PSOE, esto es, del señor Octavio. Poco ha durado el aire fresco en el Ayuntamiento -me decía un vecino recientemente-. Bueno -le respondí yo-, ha sido la voluntad popular. Aprovecho el punto para felicitar sinceramente al alcalde y concejales electos, ya que la cordialidad y el respeto democrático deben estar siempre por encima de cualquier consideración. Felicitación que hago extensiva a los componentes de las listas ganadoras del resto de municipios del Rincón de Ademuz: Ademuz, Casasaltas, Casasbajas, Castielfabib, Puebla de San Miguel y Vallanca.

Detalle de momento electoral en el Colegio de Torrebaja (Valencia), 24-M 2015.

He de reconocer, no obstante, que mi presagio iba contra corriente. Creo, por otra parte, que muchas veces ir contra corriente es ir en la buena dirección. Al mismo tiempo, me hace reflexionar el hecho paradójico de que en mi pueblo hayan arrasado los populares cuando en las autonómicas y municipales del resto del Estado éstos han sufrido una verdadera debacle, con pérdida de alcaldías y autonomías muy significativas -lo que refleja mi idea de que, gracias a la acción ciudadana, en este país el bipartidismo está definitivamente tocado-. Esto lo dice alguien con Carné de Afiliado al PP, número 44053, de 31 de mayo de 2005 -militante no ejerciente y desengañado, pero con las ideas claras-: Me importa un millón de veces más mi pueblo, la comarca y su futuro que el de todos los partidos del hemiciclo juntos. Al fin y al cabo, como escribía el poeta satírico inglés Alexander Pope (1688-1744): “Un partido es la locura de muchos en beneficio de unos pocos”. En todo caso, si me piden el carné del partido por lo que digo, no hay problema, lo tengo preparado sobre la mesa. Creía yo que en las municipales pesaba más la persona que las siglas o la ideología, pero parece que también en esto me he equivocado, al menos en lo que hace a Torrebaja y en este caso concreto, ya que comparando los cabezas de lista de ambas opciones, y sin menospreciar en absoluto la del señor Manuel Enrique, que me parece de lo más digna, la del señor Octavio no me parecía tampoco la peor, ni tan mala como para haber sido rechazada con semejante volumen de votos (61). Estoy convencido de que a la hora de depositar el voto, en muchos casos ha influido más el interés personal –lo que el alcalde o el Ayuntamiento piensan que les haya hecho o dejado de hacer-, que el provecho del pueblo. Al respecto, me duelen los comentarios, por no decir directamente escarnios que recibe o ha recibido el alcalde saliente en las redes sociales, deben proceder de personas irrespetuosas, antidemocráticas y de escaso nivel, que el inefable don Quijote calificaría sin dudarlo de “gente baja y soez”. La experiencia me dice, sin embargo, y en esto seguro que acierto, que los electores también se equivocan. Ello me lleva a pensar que en general los pueblos tienen lo que se merecen, especialmente cuando no eligen lo mejor. ¿Qué es lo mejor?, eso debe decidirlo cada cual en cada momento. Ya sé que hay que acatar lo que las urnas han expresado como manifestación del pueblo soberano, y lo acato conforme, porque soy demócrata -que me guste más menos el resultado es cosa mía; en todo caso, eso carece de importancia-; pero mi sentimiento por todo lo sucedido es de vergüenza, de confusión y aturdimiento… -de "vergüenza" por el acoso y derribo que ha padecido el alcalde a lo largo de la legislatura; de "confusión", porque no lo entiendo; y de "aturdimiento", porque me parece peligroso para la convivencia vecinal-. No sé lo que realmente habrá pasado -me refiero al mar de fondo que haya podido inspirar la actuación, ni lo que se pretende-; pero la gente de mi pueblo, la que yo estimo y siento como propia no era así…, al menos eso me parecía. Pero la política está llena de artimañas, golpes bajos y sorpresas.

Detalle de momento electoral en el Colegio de Torrebaja (Valencia), 24-M 2015.


Aprovecho el punto para agradecer al alcalde y a los concejales salientes su esfuerzo y dedicación, pues nadie sabe lo que pesa este cargo hasta que se levanta. Al menos cuando el compromiso se ejerce responsablemente. ¡Si alguien lo duda, no tiene más que probarlo...! Al mismo tiempo, recomiendo al señor Octavio y a su grupo un tiempo de reflexión crítica para entender y aceptar mejor el resultado adverso que ha tenido su grupo. Sin duda, en algo o en mucho han errado. Al Consistorio entrante, cabe desearle lo mejor, ya que terminado el tiempo electoral de la política y el politiqueo, hay que ponerse a gestionar. Pues, además de un pueblo “alegre y divertido”, siguiendo el lema popular, hay que Trabajar, Hacer y Crecer –sin olvidar que el problema principal de los pueblos del Rincón de Ademuz es con mucho la despoblación, madre y padre de todos los males que nos afectan, ya que tenemos una densidad de población inferior a la de Laponia, en los países nórdicos; y sigue descendiendo-.[3]


Comentario a los resultados electorales del 24-M 2015 en el Rincón de Ademuz.

Respecto a las elecciones municipales, la tabulación de los datos hallados en cada municipio, obtenidos de El País digital, [4] permite elaborar las siguientes tablas:

Tabla 1: Relación de votantes, porcentaje de participación y abstención, votos nulos y blancos, por municipio (24-M 2015).
POBLACIÓN
VOTOS CONTADOS
ABSTENCIONES
NULOS
BLANCOS
EDILES
ELECTOS
ADEMUZ
695 [81,86%]
154 [18,14%]
23 [3,31%]
14 [2,08%]
9
CASASALTAS
105 [83,33%]
21 [16,67%]
4 [3,81%]
6 [5,94%]
5
CASASBAJAS
146 [83,43%]
29 [16,57%]
4 [2,74%]
1 [0,70%]
5
CASTIELFABIB
213 [76,90%]
64 [23,10%]
5 [2,35%]
11 [5,29%]
7
PUEBLA DE SAN MIGUEL
58 [80,56%]
14 [19,44%]
2 [3,45%]
3 [5,36%]
3
TORREBAJA
320 [88,15%]
43 [11,85%]
9 [2,81%]
6 [1,93%]
7
VALLANCA
106 [80,92%]
25 [19,08%]
2 [1,89%]
1 [0,96%]
5
TOTAL
1.643
350
49
42
41
Elaboración propia (2015).


Los “votos contados” más las “abstenciones” constituyen el Censo Electoral -que en el conjunto de los pueblos comarcanos asciende a 1.993 votantes-, lo que permite afirmar que el porcentaje de participación ha sido muy alto, por encima del 80%, con la excepción de Castielfabib (76,9%), que obviamente tiene también el porcentaje más elevado de abstenciones (23,10%).
Otro dato de interés está en el Censo Electoral de cada municipio:
Ademuz: 849 electores (42,59% del total comarcal),
Torrebaja: 363 electores (18,21% del total comarcal),
Castielfabib: 277 (13,89% del total comarcal),
Casasbajas: 175 electores (8,78% del total comarcal),
Vallanca: 131 electores (6,57% del total comarcal),
Casasaltas: 126 electores (6,32% del total comarcal) y
Puebla de San Miguel: 72 electores (3,61% del total comarcal).

El mayor porcentaje de “votos nulos” está en Casasaltas (3,81%), seguida de Puebla de San Miguel (3,45%), siendo 49 (2,45%) el total comarcal de este tipo de votos.
El mayor porcentaje de “votos blancos” está en Casasaltas (5,94%), seguida de Puebla de San Miguel (5,36%), siendo 42 (2,10%) el total comarcal de este tipo de votos.


Tabla 2: Relación de votantes, porcentaje de participación y abstención, votos nulos y blancos, por municipio (22-M 2011).
POBLACIÓN
VOTOS CONTADOS
ABSTENCIONES
NULOS
BLANCOS
EDILES
ELECTOS
ADEMUZ
749 [80,45%]
182 [19,55%]
23 [3,07%]
28 [3,86%]
9
CASASALTAS
114 [79,17%]
30 [20,83%]
4 [3,51%]
2 [1,82%]
5
CASASBAJAS
172 [85,57%]
29 [14,43%]
7 [4,07%]
4 [2,42%]
5
CASTIELFABIB
249 [80,06%]
62 [19,94%]
4 [1,61%]
5 [2,04%]
7
PUEBLA DE SAN MIGUEL
76 [88,37%]
10 [11,63%]
0 [0,00%]
4 [5,26%]
3
TORREBAJA
329 [88,44%]
43 [11,56%]
8 [2,43%]
9 [2,80%]
7
VALLANCA
123 [86,01%]
20 [13,99%]
5 [4,07%]
2 [1,69%]
5
TOTAL
1.812
376
51
54
41
Elaboración propia (2011).

Tabla 3: Comparación de las variables que se computan entre las municipales de 2011 y las municipales de 2015.

VOTOS CONTADOS
ABSTENCIONES
NULOS
BLANCOS
EDILES
ELECTOS
TOTAL 2011
1.812
376
51
54
41
TOTAL 2015
1.643
350
49
42
41










Elaboración propia (2015).

El interés de la tabla anterior está en la demostración del menor número de electores entre ambos comicios:
2011 [1.812 + 376= 2.188 electores]
2015 [1.643 + 350= 1.993 electores]

La diferencia entre ambos comicios es de 195 electores perdidos en cuatro años.


Tabla 4: Porcentaje de participación electoral en ambos comicios municipales, por municipio (2011-2015).
MUNICIPIO
2011
2015
DIFERENCIA
ADEMUZ
749 [80,45%]
695 [81,86%]
-54
CASASALTAS
114 [79,17%]
105 [83,33%]
-9
CASASBAJAS
172 [85,57%]
146 [83,43%]
-26
CASTIELFABIB
249 [80,06%]
213 [76,9%]
-36
PUEBLA DE SAN MIGUEL
76 [88,37%]
58 [80,56%]
-18
TORREBAJA
329 [88,44%]
320 [88,15%]
-9
VALLANCA
123 [86,01%]
106 [80,92%]
-17
TOTAL
1.812
1.643
-169
Elaboración propia (2015).

El interés de la tabla anterior está en la comparación del porcentaje de participación entre ambos comicios municipales: 2011 y 2015.
En 2015 se ha incrementado levemente el porcentaje de participación en Ademuz y Casasaltas, se mantiene en Torrebaja, y disminuye en Casasbajas, Castielfabib, Puebla de San Miguel y Vallanca. Todo ello en el contexto de una pérdida general de votantes (-169).


Tabla 5: Relación cuantitativa y porcentual de votos obtenidos por los partidos presentados en cada municipio (24-M 2015).
MUNICIPIO
PP
PSOE
UCB
VXV
ADEMUZ
351 [52,23%]
307 [45,68%]
-
-
CASASALTAS
64 [63,37%]
29 [28,71%]
-
-
CASASBAJAS
12 [8,45%]
33 [23,24%]
102 [71,83%]
-
CASTIELFABIB
160 [76,92%]
37 [17,79%]
-
-
PUEBLA DE SAN MIGUEL
8 [14,29%]
43 [76,79%]
-
-
TORREBAJA
183 [58,84%]
122 [39,23%]
-
-
VALLANCA
48 [46,15%]
23 [22,12%]
-
28 [26,92%]
TOTAL
826
594
102
28
Elaboración propia (2015].

El interés de la tabla anterior está en la exposición de los votos conseguidos por los partidos nacionales y locales presentados en cada municipio (1.550 votos válidos):
PP 826 votos (53,29%)
PSOE 594 votos (38,32%),
UCB de Casasbajas 102 votos (6,58%) y
VXV de Vallanca 28 votos (1,80%).

Ello significa que el PP ha arrasado en las municipales, seguido del PSOE y de los partidos locales de Casasbajas (UCB) y Vallanca (VXV), estos últimos con un mínimo porcentaje, aunque significativo en el contexto municipal.


Tabla 6: Relación cuantitativa y porcentual de votos obtenidos por los partidos más votados en las autonómicas (24-M 2015), por municipio.
MUNICIPIO
PP
PSOE
PODEMOS
COMPROMIS
C`s
ADEMUZ
280 [42,11%]
199 [29,92%]
51 [7,67%]
47 [7,07%]
30 [4,51%]
CASASALTAS
35 [33,33%]
27 [25,71%]
20 [19,05%]
6 [5,71%]
5 [4,76%]
CASASBAJAS
33 [22,76%]
44 [30,34%]
33 [22,76%]
11 [7,59%]
8 [5,52%]
CASTIELFABIB
122 [57,28%]
24 [11,27%]
24 [11,27%]
11 [5,16%]
7 [3,29%]
PUEBLA DE SAN MIGUEL
7 [12,96%]
30 [55,56%]
5 [9,26%]
10 [18,52%]
-
TORREBAJA
140 [46,05%]
52 [17,11%]
32 [10,53%]
14 [4,61%
27 [8,88%]
VALLANCA
53 [51,96%]
30 [29,41%]
5 [4,90%]
3 [2,94%]
5 [4,90%]
TOTAL
670
406
170
102
82
Elaboración propia (2015).

El interés de la tabla anterior está en la demostración de los partidos que mayor número de votos han obtenido en las elecciones autonómicas –PP, PSOE, PODEMOS/PODEM, COMPROMIS Y C`s-, considerando sólo los cinco más importantes. El resto de partidos han conseguido un porcentaje mínimo de papeletas. Del total de votos obtenidos por estos cinco primeros partidos nacionales, que computan un total de 1.430 votos:
PP 670 votos (46,85%)
PSOE 406 votos (28,39%)
PODEMOS/PODEM 170 votos (11,88%)
COMPROMIS 102 votos (7,13%)
C`s 82 votos (5,73%)

Los votos obtenidos por el PP (670) suponen casi la mitad de los votos autonómicos (46,85%), cifra equiparable a la obtenida por este mismo partido en las municipales: 826 votos (53,29%). La cifra de votos obtenida por los partidos emergentes tampoco es despreciable.

Tabla 6: Comparación de resultados en las elecciones locales y autonómicas (24-M 2015) en el Rincón de Ademuz (Valencia), por municipio.

MUNICIPALES
AUTONÓMICAS
MUNICIPIOS

PP

PSOE

PP

PSOE

Ademuz
351 [52,23%]
307 [45,68%+
280 [42,11%]
199 [29,92%]
Casasaltas
64 [63,37%]
29 [28,71%]
35 [33,33%]
27 [25,71%]
Casasbajas (*)
12 [8,45%]
33 [23,23%]
33 [22,76%+
44 [30,34%]
Castielfabib
160 [76,92%%]
37 [17,79%]
122 [57,28%]
24 [11,27%]
Puebla de san Miguel
8 [14,29%]
43 [76,79%]
7 [12,96%]
30 [55,56%]
Torrebaja
183 [58,84%]
122 [39,23%]
140 [46,05%]
52 [17,11%]
Vallanca (**]
48 [46,15%]
23 [22,12%+
53 [51,96%]
30 [29,41%+

TOTAL

826
594
670
406
Elaboración propia (2011). Nota: (*) En las municipales, el partido ganador en Casasbajas fue UCB con102 votos (71,83%). (**) En las municipales, en Vallanca participó también VXV con 28 votos (26,92%).

El interés de la tabla anterior está en la comparación del número de votos obtenidos en las Municipales y Autonómicas entre los todavía grandes partidos nacionales –PP y PSOE-: no se han tenido en cuenta los demás partidos, ya que al no participar en las Municipales no hay comparación posible. Suponiendo que los votos obtenidos por ambos partidos constituyeran la totalidad, tanto en las Municipales como en las Autonómicas la mayoría es para el PP, lo que induce a pensar en la mentalidad conservadora de la comarca, orientación que se comparece con ser una zona rural del interior, con población muy envejecida y economía de subsistencia.

Vecinas de Torrebaja (Valencia) en la calle del Rosario, tras el momento electoral, 24-M 2015.

Conclusiones, a modo de epílogo.

→ Las opiniones manifestadas en el primer punto del artículo constituyen las expresiones personales de un acontecer, pues entiendo que aunque mi labor deba ser básicamente cronística, cabe también la interpretación y la opinión.

→ La pérdida de la alcaldía por el PSOE, me refiero al señor Octavio Gómez Luis, me parece lamentable, ya que es la primera vez que un partido de “izquierda” gobernaba en Torrebaja en el periodo democrático. En este sentido, la permanencia en el poder de un partido, legislatura tras legislatura, resulta peligrosa para la salud democrática del municipio, hasta el punto de que el partido gobernante tiende a constituirse en régimen, y sus dirigentes en clase. Visto objetivamente, el cambio de partido no me ha parecido justificado, ya que su actuación, aunque criticable en algunos aspectos, en general ha sido positiva y responsable.

→ En cuanto a los resultados electorales del 24-M 2015 en el Rincón de Ademuz, en lo municipal cabe destacar el cambio de orientación política producido en Ademuz y Torrebaja, que ha pasado del PSOE al PP. El cambio en Ademuz se explica y es comprensible, pues el proyecto socialista en este municipio parecía agotado tras un mandato de tres legislaturas seguidas, no pudiendo decirse lo mismo del cambio ocurrido en Torrebaja.

→ Asimismo, cabe subrayar que en las elecciones habidas, en Vallanca, junto a los partidos tradicionales –PP y PSOE-, compareció un nuevo partido VXV, obteniendo la nada despreciable cifra de 28 votos (26,92%), por encima del PSOE, que obtuvo 23 votos (22,12%). Se trata en esencia de un fenómeno similar al de Casasbajas, donde junto a los partidos tradicionales viene concursando también UCB que ha obtenido la mayoría absoluta con 102 votos (71,83%). Una tendencia prometedora que sería bueno se consolidase en el futuro.

En suma: las listas electorales de los partidos contendientes en las municipales en Torrebaja –PP y PSOE-, poseen ambas personas de gran valía -eso es incuestionable-; ello me lleva a pensar que, de haber listas abiertas, los votantes podríamos elegir en cada municipio comarcano consistorios admirables, evitando de paso las insidiosas pugnas electorales y sus martingalas. Vale.




[1] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Zarabanda de elecciones: municipales, autonómicas y generales, en http://www.desdeelrincondeademuz.com/2015/03/elecciones-municipales-autonomicas.html, del lunes 23 de marzo de 2015.
[2] ID. Don Octavio Gómez Luis, alcalde de Torrebaja (Valencia), en http://www.desdeelrincondeademuz.com/2012/02/don-octavio-gomez-luis-alcalde-de.html, del martes 28 de febrero de 2012.
[3] ID. El Rincón de Ademuz y la “Serranía Celtibérica” de España, en http://www.desdeelrincondeademuz.com/2015/01/el-rincon-de-ademuz-y-la-serrania.html, del lunes 5 de enero de 2015.
[4] Elecciones municipales y autonómicas, resultados tomados de El País: vid http://resultados.elpais.com/elecciones/2015/municipales/17/46/01.html, del lunes 25 de mayo de 2015.

1 comentario: