lunes, 17 de octubre de 2011

LA CAJA DE PANDORA: ACERCA DEL VUELCO ELECTORAL EN TORREBAJA (VALENCIA).

 Alegato contra la intolerancia


Cuando la lucha entre facciones es intensa, el político se interesa, 
no por todo el pueblo, sino por el sector a que él pertenece. 
Los demás son, a su juicio, extranjeros, enemigos, incluso piratas”.
Thomas MaCaulay (1800-1859),
poeta, historiador y político liberal británico.




Como es sabido, Pandora es una mujer de la mitología griega, que ya aparece en las obras de Hesíodo (siglo VII a.JC), Teogonía y Trabajos y días. Parece que le fue entregada una caja o ánfora, con el advertimiento de que no la abriera, pero su curiosidad la impulsó a abrirla o romperla, y de ella salieron en tropel los males que afectan a la humanidad... En su sentido teológico trata de justificar o explicar la presencia del mal en mundo, representando algo así como la Eva del paraíso terrenal del Génesis. Quiero decir con esto que me siento cual Pandora..., que con un articulito de análisis, crónica y opinión he destapado las fuerzas oscuras del Partido Popular (PP) de Torrebaja, cuando no soy más que el mensajero, al que según algunos (y algunas) hay que linchar porque trae malas noticias.

El artículo de referencia –“Acerca del vuelco electoral en Torrebaja”- del jueves, 22 de septiembre de 2011,[1] parece que ha levantado ampollas, motivo por el cual ciertas personas me están poniendo a caldo. Me lo han dicho por los canales personales de las redes sociales y también de viva voz. Acepto la crítica respetuosa, siempre que pueda defenderme de ella, pero no a los críticos capones. A éstos cabría responderles con la cita del célebre estadista inglés, Winston Churchill: "Quien habla mal de mi a mis espaldas, mi culo contempla...". El presente texto va dirigido especialmente para los críticos ocultos, aquellos que no son capaces de decirme las cosas a la cara, porque a los que han comentado mis escritos ya les he respondido, y les seguiré respondiendo.

torrebaja-pueblo-valencia
Vista general de Torrebaja (Valencia), desde El Rento.

Vaya por delante que mantengo todas y cada una de las palabras del texto de referencia, y las mantendré mientras no se me demuestre que estoy equivocado en mi investigación y manifestaciones. De momento, nadie lo ha hecho... Por otra parte, si alguien se siente ofendido en lo personal, que me perdone, ¡por favor!, pues como ya dije en otra parte, nada tengo particularmente contra nadie. Además, estamos en una democracia, un estado de derecho que nos permite decir lo que pensamos sin insultar a nadie. ¿Sabéis cuál es la diferencia entre dictadura y democracia? Javier Bardem, en su magnífica representación del poeta y escritor cubano Reinaldo Arenas contra la dictadura castrista, dice: La diferencia está en que en una dictadura, cuando te dan una patada en el trasero tienes que aplaudir, mientras que en una democracia puedes gritar... [Before Night Falls ,“Antes que anochezca” (Julián Schnabel, 2000)].

Disculpad mi lenguaje escatológico, pero ¿sabéis en que se parecen una opinión y el culo?, pues en que todos tenemos uno. Quiero decir que mi texto no es más que una opinión, aunque fundada, esto es, con criterio: no una sentencia o resolución... Y digo que mi opinión es fundada, porque se basa en una serie de documentos datados y firmados: si estos registros están equivocados –contienen falsedades o son desafortunados-, esa es otra cuestión, y el responsable será el firmante o firmantes. Pero los documentos existen y son públicos...
Lo cierto es que como dice uno de los comentarios a mi texto inicial, lo ocurrido en el PP durante las últimas municipales tiene el carácter de una “vendetta”, esto es, una lucha entre facciones (tan típica de la camorra siciliana), algo que también evoca “La riña” ese cuadro de Goya donde dos mozos se están arreando de garrotazos, mientras otro se les come la merienda... Eso y no otra cosa es lo que le ha ocurrido al PP de Torrebaja, ni más ni menos. La función del analista social, historiador, cronista o politólogo es interpretar lo sucedido, elucidar las causas y anticipar las consecuencias. Las consecuencias son claras, que el PP tendrá que pasar cuatro años en el banquillo de la oposición, mientras el PSOE gobierna. Las causas son más complejas de analizar y -mientras no se expliquen con detalle- hay que buscarlas en los registros de referencia y en los indicios o señales más evidentes.

Porque hay que saber que una de las facciones de la “vendetta” ha dejado su impresión del asunto “negro sobre blanco”, pero la otra parte no ha dejado nada escrito, ni ha dado ningún otro tipo de explicación, que yo conozca. Y la historia se escribe basándose en registros, sean estos gráficos o testimoniales. Quedamos, pues, a la espera... Un amigo y vecino al que aprecio me dijo en tono de reproche: “¿Cómo es que haces esos escritos, por qué te metes en esos berenjenales, a ti qué te importa, por qué halagas a los socialistas..., no sabes que en el pueblo te están poniendo de hoja de perejil, etc...? Le contesté que escribo porque tengo necesidad de ello, porque quiero a mi pueblo y nada de lo que aquí sucede me es ajeno, y porque tengo derecho y obligación de hacerlo, especialmente cuando todos se callan... Porque me parece lamentable que a cuatro meses de las elecciones nadie del PP haya abierto la boca para reflexionar sobre el asunto, nadie se sienta culpable o responsable de la debacle electoral, como sino fuera con ellos..., cuando, positivamente, hay unos responsables.

Por lo demás, mis escritos actúan de fermento, provocando la necesaria catarsis para que se produzca esa esperada reflexión, y que alguien (uno o algunos) entonen su particular “mea culpa” por lo sucedido, lo aclaren, justifiquen o pidan perdón. Tampoco estaría de más que, para sanear al cuerpo del partido, se produjera alguna dimisión o rodara alguna cabeza... Estoy conforme en que la ropa sucia, especialmente la interior, se lave en privado, pues nadie tiene por qué saber de las miserias ajenas, pero la ropa sucia hay que lavarla, de lo contrario huele mal. Por otra parte, el debate respetuoso siempre resulta beneficioso para la causa que se debate, porque enriquece, clarifica y amplia los horizontes. Lo cual tiene su importancia, especialmente en los pueblos pequeños como Torrebaja (y otros del Rincón de Ademuz), donde algunos actúan como si nada existe tras el cerro de Los Molares, convencidos que la edificación más alta del mundo es el campanario...

Respecto a mi sospechosa alabanza a los socialistas -“al poder”, como sagazmente dice una de las comentaristas de mi artículo de referencia-, estimo que ello no es así, y si lo dicen es porque no me conocen. Yo no halago, lisonjeo ni hago la pelota a nadie que no lo merezca: no es mi estilo ni tengo necesidad de ello, ¡por favor! Bien es cierto que estoy agradecido al señor Alcalde por lo que dijo de mi en el Libro de Fiestas, pero ya se lo agradecí en público tras la entrega de aquella mención que se me hizo en la noche de la “cena de la vaca”, como Cronista Oficial de la Mancomunidad y por mi nombramiento como Académico Correspondiente de la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV). Por cierto, pienso que esto nunca lo hubiera hecho el PP conmigo –me refiero a la mención honorífica-, porque carecen de sensibilidad para ello. Aunque la sensibilidad está en las personas, no en los partidos. Sólo digo que en el vuelco electoral de las últimas municipales no ha influido únicamente la “vendetta” de los populares..., sino la persona o cabeza de lista socialista, y sería de necios negarlo. Ocurrió algo parecido en la primera legislatura de don Javier Varela Tortajada: ya entonces estuvo a punto de producirse el vuelco electoral a favor de los socialistas. Ello se debió al “voto de castigo” de los propios populares, por la presión que su partido había ejercido contra don Justo González Tregón en la legislatura precedente, que le llevó a renunciar a la alcaldía; y porque la cabeza de lista socialista (don José Mª Blasco Esparza) ofrecía también garantías entre los votantes. Y con esto respondo además a otro de los comentaristas del artículo inicial: creo que la izquierda es más fiel y entusiasta a la hora de votar que la derecha, porque cuando la derecha está enojada con su partido, en vez de quedarse en casa, como hace la izquierda, vota al contrario. Pero esto no es más que una apreciación personal..., probablemente errada.


partido-popular-pp-carne
Carnet de Afiliado al Partido Popular (PP).

Para no alargarme, quiero hacer saber a los “amigos” del facebook que yo no escondo mi posición política, ideas ni creencias. A lo largo de mi vida (en las generales) he votado a distintos partidos: voté a Felipe González en la primera legislatura (1982), a los Verdes y a Izquierda Unida en las siguientes, incluso dejé de votar..., pues mi posición ha virado desde la izquierda hacia el centro derecha (vivir para ver, como diría el clásico), considerándome actualmente un demócrata liberal (con perdón). Y estoy orgulloso de ser cristiano, y católico practicante, aunque no sea un perfecto creyente y me falte caridad. Los acontecimientos de Atocha (14 marzo de 2004) me impulsaron a solicitar la afiliación del PP: mi credencial está fechada en Madrid, a 31 de mayo de 2005 y mi número de afiliado es el 44053. Varias veces me han ofrecido cargos en el partido, pero nunca los he aceptado, ni los aceptaré. Prefiero ser un simpatizante o simple militante de base. Cuando se convoque la próxima reunión del partido, lo primero que haré será entregar mi carné al Presidente de la Local, para que disponga de él, por si cree necesario suspendérmelo: si me lo retienen, nunca más volveré a solicitar mi afiliación a ningún partido. Y digo “nunca más” cruzando los dedos..., porque la vida da muchas vueltas y no para de sorprendernos.
Y a los dirigentes del partido en Valencia les diría que yo también quiero a mi partido, y no vivo de la política; y que a la hora de hacer las listas para las municipales consulten con los afiliados locales, pues sabe más el tonto en su casa que el listo en la ajena... Vale.

© Alfredo SÁNCHEZ GARZÓN.
De la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).




[1] SÁNCHEZ GARZÓN, Alfredo. Acerca del vuelco electoral en Torrebaja (Valencia), en: http://alfredosanchezgarzon.blogspot.com.es/2011/10/acerca-del-vuelco-electoral-en.html, del lunes 17 de octubre de 2011.