lunes, 17 de octubre de 2011

DON OCTAVIO GÓMEZ LUIS, ALCALDE DE TORREBAJA (VALENCIA) [y III].

 Conversación con un alcalde 
del valenciano Rincón de Ademuz



El señor Alcalde me hace saber que aunque la empresa promotora del “Campo de Golf” tiene sus representantes en España, la casa madre está ubicada en Dublín (Irlanda) y que él se comunica directamente con ellos en ingles, pues tiene la facilidad del idioma. Dicha empresa (Baltray Properties) se halla desarrollando en China un proyecto inmobiliario gigantesco de cifras astronómicas (un billón trescientos mil millones de euros); paralelamente llevan otro proyecto en Londres (de un billón de euros), y otro similar en Rusia (ya en fase de conclusión). Comparativamente, el proyecto de Torrebaja supone doscientos millones de euros, algo así como “la cáscara del cacahuete” para ellos, pero una cifra impresionante para el Rincón de Ademuz. El proyecto de Rusia y el de Torrebaja lo lleva el mismo ejecutivo:
  • Como te decía, les escribí un correo y me contestaron enseguida, diciendo que como era agosto este mes no se podía hacer nada, pues todo el mundo está de vacaciones, pero que intentarían pagar durante la primera semana de septiembre. El día 5 de septiembre les envío otro correo, para recordarles el tema y ver cómo lo tenían. Me contestaron que antes del día veinte pagarían... Pero llegó este día y seguimos sin ver nada: entonces tomé una decisión muy firme, para que vieran que soy una persona responsable y seria: les escribí diciendo que el día 21 de septiembre el proyecto de “Campo de Golf” de Torrebaja quedaba momentáneamente suspendido por esta alcaldía, y que de ninguna manera proseguiría hasta que se hubiera pagado a los propietarios. A los diez minutos me contestaron alarmados, que qué pasaba, cómo era eso... Les respondí que mi decisión estaba tomada e iba en serio, que de ninguna manera iba a continuar con el tema, si primero no pagaban a los propietarios lo acordado...


En este punto el señor Alcalde me muestra la serie de correos que se han cruzado desde julio pasado, documentando la veracidad de lo que me dice:
  • Es más, les advertí que si desean que el proyecto continúe, antes de volver a sentarme con ellos para tratar del asunto deberán haber pagado a todos los propietarios vendedores. Además, deberían indicarme personalmente los proyectos individuales que la empresa tiene previsto realizar en el término municipal de Torrebaja, incluyendo la fecha de inicio y conclusión de las obras. Y que cuando nos sentemos a hablar del asunto, de esta conversación deberán salir acuerdos firmados entre la empresa promotora y el Ayuntamiento. Porque de todo eso no hay nada, sólo un proyecto con unos dibujos de colores y nada más, todo papel mojado..., y mientras no tenga pruebas de que van en serio, no voy a dar más pasos... Ya que todas estas cuestiones ya fueron planteadas en la reunión de julio. Seguidamente me propusieron una reunión en Torrebaja para el día 18 de octubre, yo acepté la propuesta con la condición de que a esa fecha los pagos a los propietarios vendedores se hubieran realizado. Respondieron que ya habían enviado el dinero a sus abogados españoles, para efectuar los pagos, y que la reunión propuesta era factible...: y en esas estamos...


El señor Alcalde se muestra claro y firme, planteando a la empresa promotora la condición sine qua non del pago previo a los propietarios vendedores antes de volver a sentarse para seguir hablando del proyecto. Otra cuestión es la propiamente municipalista, relativa a los proyectos individuales que contempla el proyecto (campo de golf, viviendas, hoteles, hípica, observatorio, etc.), y la necesidad de establecer acuerdos concretos: porque las nuevas leyes dictadas por la Generalidad Valenciana respecto de este tipo de macroproyectos pueden hacer que el Ayuntamiento pierda la parte de control que le compete, lo cual, aunque las nuevas disposiciones agilizaran las gestiones, ello podría ser perjudicial para el pueblo. Volviendo al inicio de la entrevista, el señor Alcalde manifiesta que el motivo primordial que le llevó a participar en las elecciones bajo las siglas socialistas (PSOE) fue “mi amor por el pueblo y el darme cuenta de que lo me yo veía y me contaban que se estaba haciendo desde el Ayuntamiento no me gustaba” -creyendo que su colaboración podía mejorar los resultados-. Sin embargo, no se considera una persona al servicio de la política de partido:
  • Como cada cual, tengo mi propia forma de pensar y de sentir: soy católico, y en política me inclino muchísimo más por la ideología del partido socialista..., pues llevo militando en este partido desde hace unos veinticinco años, pero siempre he estado a la sombra... No, nunca he participado en ninguna actividad ni tenido ningún cargo; he sido más bien un crítico dentro de mi partido, porque creo que dentro de los partidos debe haber también personas que digan cuando se están cometiendo errores..., porque no todo debe ser lo que diga el jefe: es bueno discrepar y no por eso uno es malo... Al contrario, la crítica constructiva sirve para rectificar y mejorar; porque si todos nos callamos por miedo a lo que diga el de arriba nunca se harán las cosas bien. Yo no soy partidario de criticar a las personas, pero sí las formas de actuación..., lo que se hace.


Respecto a su posición personal en el Ayuntamiento:
  • Me siento a gusto en el Ayuntamiento e ilusionado con en el cargo, porque sé que puedo hacer mucho bien, aunque esto no se verá de inmediato, porque lo que estamos haciendo ahora es trabajo de trastienda que se verá en el futuro. Además, me siento apoyado por mi familia, por mi grupo político y por el pueblo, que me ha demostrado su confianza votándome, y no voy a defraudarle. Respecto a lo que me preguntas, te diré que este Ayuntamiento está arruinado, en quiebra técnica..., y lo que más me gustaría cuando deje la alcaldía es haber colaborado a levantar esa losa de más de seiscientos cincuenta mil euros que actualmente pesa sobre el municipio... Aunque reconozco que va a ser muy difícil, porque los ingresos mensuales que recibimos son de catorce mil euros, el equivalente a los sueldos de los funcionarios... La situación no es funcional y el reto que afrontamos es establecer un equilibro entre los ingresos y los gastos fijos para, una vez equilibrada la balanza, ver cómo incrementamos los ingresos para ir pagando la deuda. Porque lo que ha pasado aquí en los últimos años es que se iban pagando los proyectos futuros con las subvenciones del anterior, y eso es insostenible, llega un momento en que la deuda es tan grande que no se puede soportar, y en estas estamos... En los cuatro meses que llevo en la alcaldía he trabajado intensamente y puedo decir con orgullo que si todo sigue al ritmo actual, a finales de año la contabilidad estará al día, y la llevaremos desde el Ayuntamiento, no desde Valencia. Y esto se ha hecho con el mismo equipo que había anteriormente... Además, hemos actualizado todos los expedientes, lo que ha supuesto un trabajo ingente. Hemos modificado las ordenanzas urbanísticas, reconvirtiéndolas a la situación actual, para no ir en contra de lo que el pueblo quiere. Respecto a las tasas municipales, ha habido que actualizarlas, para adaptarnos a los precios reales, porque no se puede mantener un servicio por debajo de su coste real. Así se explica la cantidad de facturas impagadas..., porque no voy a decirte que ha habido una mala gestión, cuando ha sido nefasta...; en realidad no ha habido gestión.


El señor Alcalde manifiesta que de ninguna manera va a repetir en el Consistorio -ése fue su compromiso con su familia, con su partido y en la campaña electoral-; y que su mayor ilusión al terminar la legislatura será haber colaborado en sanear las cuentas municipales, encaminando de nuevo al Ayuntamiento por donde cree debe ir, organizando su funcionamiento y evitando gastar más de lo que ingresa; esto es, no comprometiéndose en obras o servicios que luego no pueda sufragar. Asimismo, es consciente de su responsabilidad y de las dificultades con las que se va a enfrentar, pues hay cuestiones vitales -tales como el proyecto de “Campo de Golf” y lo que éste conlleva-, que pueden condicionar decisivamente el futuro del pueblo para las próximas generaciones: todo depende de las decisiones que se tomen en los próximos años. Agradecemos su tiempo al señor Octavio, deseándole pueda ver cumplidas sus expectativas en beneficio de Torrebaja y del Rincón de Ademuz. ¡Gracias señor Alcalde y buena suerte!


© Alfredo SÁNCHEZ GARZÓN.
De la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).


Vista de la plaza del Ayuntamiento de Torrebaja (Valencia), con detalle de la Casa Grande y el Ayuntamiento.